Ed­wards ele­va­rá su ca­li­dad en el país

Nue­va plan­ta en Car­ta­go se­rá la más mo­der­na de la fir­ma

El Financiero (Costa Rica) - - Negocios - Cris­ti­na Fa­llas Vi­lla­lo­bos cris­ti­na.fa­llas@el­fi­nan­cie­rocr.com

Ed­wards Li­fes­cien­ces es un ne­go­cio que go­za de ex­ce­len­te sa­lud gra­cias a la al­ta y cre­cien­te de­man­da de las vál­vu­las de co­ra­zón que pro­du­ce a ni­vel mun­dial.

Su buen es­ta­do se re­fle­ja en las in­ver­sio­nes que rea­li­za. Por ejem­plo, los $100 mi­llo­nes que des­em­bol­sa­rá en Cos­ta Ri­ca pa­ra cons­truir la que se­rá su plan­ta más mo­der­na y es­ta­rá ope­ran­do com­ple­ta­men­te en el 2020.

Con di­cha in­ver­sión, re­afir­ma su apues­ta en un país en el que tie­ne po­co más de un año de ope­rar con 270 co­la­bo­ra­do­res y en el que ha in­ver­ti­do $10 mi­llo­nes has­ta la fe­cha.

Pa­ra el pre­si­den­te y di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la com­pa­ñía, Mi­chael Mus­sa­llem, lo que han in­ver­ti­do has­ta el mo­men­to es la fa­se ini­cial de lo que él lla­ma “una gran in­ver­sión”.

Así lo dio a co­no­cer a EF en el mar­co del anun­cio de sus pla­nes de ex­pan­sión en sue­lo cos­ta­rri­cen­se el 2 de no­viem­bre en la Zo­na Fran­ca La Li­ma, en Car­ta­go. –¿Qué vie­ron en Cos­ta Ri­ca pa­ra ex­ten­der sus ope­ra­cio­nes? –No­so­tros con­si­de­ra­mos cons­truir en mu­chos lu­ga­res den­tro y fue­ra de los Es­ta­dos Unidos pe­ro ba­sa­do en la pre­sen­cia exis­ten­te, Cos­ta Ri­ca fue una de las po­si­bi­li­da­des más im­por­tan­tes.

“Lo que real­men­te hi­zo la di­fe­ren­cia pa­ra Cos­ta Ri­ca es que tie­ne un am­bien­te de ne­go­cios muy ami­ga­ble don­de se acep­tan, se mo­ti­van y se le da so­por­te a los ne­go­cios. Ade­más, tie­ne un cli­ma po­lí­ti­co es­ta­ble y po­si­ti­vo; cuan­do in­ver­ti­mos nos gus­ta sen­tir que va a ha­ber un am­bien­te es­ta­ble.

“Pe­ro lo más im­por­tan­te fue nues­tra creen­cia en la gente de Cos­ta Ri­ca, que tie­ne un ta­len­to y una cul­tu­ra con­sis­ten­te con Ed­ward Li­fes­cien­ces. Es­ta­mos par­ti­cu­lar­men­te im­pre­sio­na­dos con el al­to ni­vel de edu­ca­ción, lo que es im­por­tan­te por­que nues­tro ne­go­cio es muy téc­ni­co (ca­da vál­vu­la de co­ra­zón tie­ne más de 1.000 pun­ta­das) y tie­ne que ha­cer­se en una for­ma muy con­sis­ten­te por­que da so­por­te a la vi­da hu­ma­na”. –¿Cuán­to han in­ver­ti­do en Cos­ta Ri­ca des­de que co­men­za­ron ope­ra­cio­nes? –Cer­ca de $10 mi­llo­nes. He­mos es­ta­ble­ci­do es­tas pri­me­ras ope­ra­cio­nes en el país y el úl­ti­mo año he­mos ge­ne­ra­do 270 empleos, pe­ro es­ta se­rá la ca­sa pa­ra más de 1.000 em­plea­dos adi­cio­na­les.

“Las in­ver­sio­nes has­ta el mo­men­to es­tán to­da­vía en la fa­se ini­cial de lo que se­rá la gran in­ver­sión”. –¿Cuán im­por­tan­te es la ope­ra­ción de Cos­ta Ri­ca en com­pa­ra­ción con las de­más? –Es­ta se­rá una de las más im­por­tan­tes pa­ra Ed­wards en el mun­do. So­lo ha­brá tres ins­ta­la­cio­nes de­di­ca­das ha­cer las vál­vu­las de co­ra­zón lí­de­res en el mun­do y es­ta se­rá la más mo­der­na y so­fis­ti­ca­da pa­ra Ed­wards. –Cuan­do em­pie­ce a ope­rar la nue­va plan­ta, pre­vén con­tra­tar 1.000 per­so­nas en el país, ¿cuál es el per­fil que de­ben cum­plir esos em­plea­dos? –Hay un gru­po de em­plea­dos pro­fe­sio­na­les y lue­go una se­rie de per­so­nas que es­tán en tra­ba­jos por ho­ras que fa­bri­can las vál­vu­las del co­ra­zón.

“Los em­plea­dos pro­fe­sio­na­les se­rán de una gran va­rie­dad, in­clui­dos in­ge­nie­ría, re­cur­sos hu­ma­nos, fi­nan­zas y TI; ne­ce­si­ta­mos ta­len­to muy fuer­te pa­ra dar­le so­por­te a es­ta ope­ra­ción de al­to ta­len­to de tec­no­lo­gía”. –Si to­ma­mos en cuen­ta que en Cos­ta Ri­ca ope­ran ac­tual­men­te 6 de las 10 empresas más im­por­tan­tes del sec­tor car­dio­vas­cu­lar, ¿creen que en­con­tra­rán esa can­ti­dad de nue­vos co­la­bo­ra­do­res? –Nues­tra creen­cia es que sí, es por eso que es­ta­mos acá. Me di­je­ron que hay más de 8.000 per­so­nas que apli­ca­ron pa­ra un tra­ba­jo, re­cien­te­men­te.

“En­ton­ces cree­mos que hay mu­chos. Hoy so­lo una mi­no­ría de es­tos em­plea­dos son con­tra­ta­dos por­que hay un pro­gra­ma muy ri­gu­ro­so pa­ra eva­luar sus des­tre­zas y ver si son ne­ce­sa­rios.

“Pe­ro co­men­za­mos una se­rie de es­fuer­zos de ex­ten­sión, ir a la co­mu­ni­dad pa­ra ayu­dar a la gente apren­der las des­tre­zas ne­ce­sa­rias pa­ra que un más al­to por­cen­ta­je pue­da en­trar en un pro­ce­so de ca­pa­ci­ta­ción pe­ro cree­mos que nues­tro tra­ba­jo se­rá de al­ta de­man­da”. –Re­cien­te­men­te en Cos­ta Ri­ca se ha ex­pe­ri­men­ta­do la ten­den­cia que gran­des empresas ex­tran­je­ras abren una plan­ta de ma­nu­fac­tu­ra y lue­go un cen­tro de ser­vi­cios. ¿Va­lo­ran us­te­des en al­gún mo­men­to ha­cer lo mis­mo? –Nues­tro plan ac­tual­men­te es una plan­ta ma­nu­fac­tu­re­ra y es nues­tra prio­ri­dad pe­ro per­ma­ne­ce­re­mos con la men­te abier­ta.

“He­mos es­cu­cha­do de otras com­pa­ñías que han te­ni­do una muy bue­na ex­pe­rien­cia ha­cien­do mu­cho más”.

So­lo ha­brá tres ins­ta­la­cio­nes de­di­ca­das a ha­cer las vál­vu­las de co­ra­zón lí­de­res en el mun­do y es­ta se­rá la más mo­der­na y so­fis­ti­ca­da pa­ra Ed­wards”. Lo que real­men­te hi­zo la di­fe­ren­cia pa­ra Cos­ta Ri­ca es que tie­ne un am­bien­te de ne­go­cios muy ami­ga­ble don­de se acep­tan, se mo­ti­van y se le da so­por­te a los ne­go­cios”.

AL­BERT MA­RÍN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.