La apli­ca­ción de la lla­ma­da “Ley Lá­za­ro” de so­cie­da­des

Le­gis­la­ción per­mi­te reac­ti­var so­cie­da­des que fue­ron cla­si­fi­ca­das co­mo inac­ti­vas

El Financiero (Costa Rica) - - Legales - Juan Ma­nuel Go­doy Pé­rez jm­go­doy@con­sor­tium­le­gal.com *So­cio de Con­sor­tium Le­gal

El pa­sa­do 19 de oc­tu­bre se pu­bli­có en La Ga­ce­ta la Ley 9485 Re­for­ma del Im­pues­to a las Per­so­nas Ju­rí­di­cas, co­no­ci­da co­mo Ley Lá­za­ro. Por medio de ella se mo­di­fi­ca un tran­si­to­rio de la Ley 9428 que re­vi­vió es­te im­pues­to. Ha­bía si­do crea­do an­te­rior­men­te por la Ley 9024 que fue de­cla­ra­da in­cons­ti­tu­cio­nal en el 2015 en bue­na par­te de sus ar­tícu­los.

La Ley Lá­za­ro es­ta­ble­ce en Cos­ta Ri­ca una fi­gu­ra que re­sul­ta un po­co es­tri­den­te a la téc­ni­ca le­gal pe­ro cu­yo fon­do en­cuen­tra al­gu­nos an­te­ce­den­tes en de­re­cho com­pa­ra­do.

Ha­go re­fe­ren­cia a la ener­va­ción de la cau­sal de di­so­lu­ción que de ma­ne­ra ge­ne­ral es­ta­ble­cen al­gu­nas ju­ris­dic­cio­nes, co­mo la co­lom­bia­na.

La ener­va­ción con­sis­te en de­jar sin efec­to una cau­sal de di­so­lu­ción cuan­do se da un ac­to re­gu­la­do den­tro de un pla­zo es­ta­ble­ci­do por la nor­ma apli­ca­ble.

Por ejem­plo, si­guien­do el prin­ci­pio pe­ris­ti quae fiunt, se­ría po­si­ble des­pués de en­trar en es­ta­do de di­so­lu­ción por acuer­do de so­cios, sa­lir de él igual­men­te ce­le­bran­do una asam­blea de so­cios.

So­lu­ción y con­di­cio­nes

En es­te ca­so la Ley Lá­za­ro per­mi­te ener­var so­lo una de las di­fe­ren­tes cau­sa­les que la ley de Cos­ta Ri­ca es­ta­ble­ce pa­ra que una so­cie­dad cai­ga en es­ta­do de di­so­lu­ción, la cual es el no pa­go por tres pe­rio­dos con­se­cu­ti­vos del im­pues­to que ha­bía si­do crea­do por la les­gis­la­ción 9024.

Pa­ra ener­var la di­so­lu­ción, se re­quie­ren cum­plir dos con­di­cio­nes: 1

Sa­lir de mo­ra en el pa­go del im­pues­to de­bi­do an­tes del 15 de di­ciem­bre de 2017. 2

Pre­sen­tar al re­gis­tro pú­bli­co una asam­blea de ac­cio­nis­tas don­de por ma­yo­ría sim­ple del ca­pi­tal so­cial se so­li­ci­te la ener­va­ción de la cau­sal, pre­via pu­bli­ca­ción del edic­to.

La nor­ma in­di­ca ma­yo­ría del ca­pi­tal so­cial, por lo que en prin­ci­pio si no com­pa­re­ce el 100% del ca­pi­tal so­cial no apli­ca­ría la cau­sal.

Así las co­sas, la Ley Lá­za­ro re­suel­ve un pro­ble­ma de so­cie­da­des que por descuido aban­do­na­ron la so­cie­dad, fue di­suel­ta y se en­con­tra­ron con la di­fi­cul­tad de mo­ver un ac­ti­vo o una po­si­ción con­trac­tual es­pe­cí­fi­ca.

Sin em­bar­go, es­tas so­cie­da­des al ser “re­vi­vi­das” ten­drán que pa­sar por el fil­tro de la ca­li­fi­ca­ción de la ele­gi­bi­li­dad de la de­no­mi­na­ción so­cial por con­flic­to con de­no­mi­na­cio­nes so­cia­les de so­cie­da­des crea­das con pos­te­rio­ri­dad a su di­so­lu­ción le­gal.

En­ton­ces es ne­ce­sa­rio pa­ra

quie­nes se en­cuen­tren en esa si­tua­ción aten­der lo si­guien­te: 1

No de­jar el pa­go del im­pues­to pa­ra el 15 de di­ciem­bre pues va a coin­ci­dir con el pa­go anual de la ren­ta y pa­ra pa­gar­lo de­be ins­cri­bir­se an­te Ha­cien­da pa­ra el pa­go del im­pues­to con el for­mu­la­rio D-140. 2

No de­jar pa­ra el 15 de enero la pre­sen­ta­ción al re­gis­tro, pues por el ce­se de ope­ra­cio­nes de fin de año, se­gu­ra­men­te en enero ten­dre­mos un re­gis­tro con am­plia ac­ti­vi­dad. 3

Coor­di­nar el pa­go del edic­to con tiem­po, pues la fe no­ta­rial de­be in­cluir la ga­ce­ta de pu­bli­ca­ción y no el re­ci­bo de pa­go de es­ta. 4

Re­cor­dar que es­ta for­ma de ener­var la di­so­lu­ción por man­da­to le­gal ocu­rre so­lo una vez den­tro de esos pla­zos por lo que en ade­lan­te se de­be agen­dar el pa­go anual del im­pues­to.

Des­de el pun­to de vis­ta de téc­ni­ca le­gal, la Ley Lá­za­ro ter­mi­na sien­do más reac­ti­va que pro­duc­to de un aná­li­sis de­di­ca­do so­bre las ne­ce­si­da­des de que una le­gis­la­ción re­gu­le di­fe­ren­tes si­tua­cio­nes que gra­vi­tan al­re­de­dor de un ob­so­le­to ré­gi­men so­cie­ta­rio. O bien, so­bre la opor­tu­ni­dad y con­ve­nien­cia de te­ner o no en so­cie­da­des inac­ti­vas las tí­pi­cas obli­ga­cio­nes que un co­mer­cian­te tie­ne al adop­tar una mo­da­li­dad cor­po­ra­ti­va.

SHUTTERSTOCK PA­RA EF

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.