Za­res, Le­nin y Vla­di­mir Pu­tin

El Financiero (Costa Rica) - - Opinión - Cons­tan­tino Ur­cu­yo en­fo­ques@el­fi­nan­cie­rocr.com

Los cien años de la Re­vo­lu­ción Ru­sa han pro­vo­ca­do desde nos­tal­gia has­ta an­ti­co­mu­nis­mo pri­ma­rio sin enemigo ideo­ló­gi­co.

La au­to­cra­cia za­ris­ta fue sus­ti­tui­da por lo que Le­nin llamó la dic­ta­du­ra de nue­ve fren­te a uno (dic­ta­du­ra del pro­le­ta­ria­do) su­ce­so­ra de la dic­ta­du­ra bur­gue­sa de uno contra nue­ve, con­ti­nui­dad en­tre au­to­cra­tis­mo za­ris­ta y to­ta­li­ta­ris­mo es­ta­li­nis­ta.

Sin em­bar­go, hay que re­co­no­cer que fue un acon­te­ci­mien­to úni­co el que con­mo­vió y mar­có al mun­do.

La esperanza de ha­cer del pa­sa­do tabla ra­sa re­co­rrió el pla­ne­ta y aún ejer­ce al­gún atrac­ti­vo pa­ra quie­nes si­guen es­pe­ran­do al Me­sías del Hom­bre Nue­vo. La año­ran­za to­da­vía pro­vo­ca que Pu­tin ca­li­fi­que la caí­da de la URSS co­mo ca­tás­tro­fe geo­po­lí­ti­ca.

El ver­da­de­ro ca­ta­clis­mo fue­ron los mi­llo­nes de muer­tos de la gue­rra ci­vil, los diez mi­llo­nes de muer­tos pro­vo­ca­dos por la re­pre­sión es­ta­li­nis­ta y las ham­bru­nas, así co­mo la des­apa­ri­ción de la li­ber­tad.

El es­ta­li­nis­mo nun­ca en­ten­dió que la li­ber­tad no es pa­ra los par­ti­da­rios del go­bierno, sino pa­ra quie­nes pien­san di­fe­ren­te (Ro­sa Lu­xem­bur­go).

Li­qui­dar el za­ris­mo y la pro­pie­dad pri­va­da, y co­lec­ti­vi­zar la agri­cul­tu­ra tra­je­ron un nue­vo au­to­ri­ta­ris­mo que lle­gó has­ta la eli­mi­na­ción de los mis­mos bol­che­vi­ques; las re­vo­lu­cio­nes, co­mo Sa­turno, ter­mi­nan co­mién­do­se a sus hi­jos.

El re­cur­so a la dic­ta­du­ra, es­cu­da­do en la ex­cu­sa de la for­ta­le­za ase­dia­da, no lo­gró el bie­nes­tar y sí el as­cen­so de una nue­va cla­se que se apro­pió de los me­dios de pro­duc­ción e in­tro­du­jo los cam­pos de con­cen­tra­ción (Gou­lag).

Tras la im­plo­sión del im­pe­rio so­vié­ti­co, el au­to­cra­tis­mo mar­xis­ta ha si­do sus­ti­tui­do por el au­to­cra­tis­mo pu­ti­nis­ta: au­sen­cia de plu­ra­lis­mo po­lí­ti­co, con­trol so­bre los me­dios y ca­pi­ta­lis­mo de Es­ta­do son al­gu­nas de sus ca­rac­te­rís­ti­cas.

En las re­vo­lu­cio­nes, se re­gre­sa al pun­to de par­ti­da: cuan­to más se quie­re cam­biar, más con­ti­nui­dad se ge­ne­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.