Pro Cáp­su­las abri­rá su se­gun­da plan­ta en me­dio de la pan­de­mia

Em­pre­sa ini­cia­rá pro­duc­ción en To­le­do, Es­pa­ña

El Financiero (Costa Rica) - - Economía Y Política - Ma­nuel Aven­da­ño Ar­ce ma­nuel.aven­dano@el­fi­nan­cie­rocr.com

Cons­cien­tes de que Cos­ta Ri­ca no es una gran po­ten­cia mun­dial en fút­bol, en desa­rro­llo de al­ta tec­no­lo­gía, tam­po­co en fa­bri­ca­ción de mi­cro­pro­ce­sa­do­res pa­ra compu­tado­ras. Ma­gally In­fan­te y Jor­ge Mo­ra, fun­da­do­res de Pro Cáp­su­las, en­ten­die­ron que la úni­ca op­ción del país pa­ra ga­nar en uno a uno es la bio­di­ver­si­dad.

“Cuan­do to­do es­to em­pe­zó, an­tes del 2016, nos plan­tea­mos una pre­gun­ta: ¿cuál se­rá la pró­xi­ma re­vo­lu­ción in­dus­trial? En aquel mo­men­to nos di­je­ron lo­cos cuan­do nues­tra res­pues­ta fue que se­ría sa­lud, be­lle­za y bie­nes­tar”, co­men­tó Mo­ra.

Po­co a po­co em­pe­za­ron a tra­ba­jar y a ca­pa­ci­tar­se en te­mas co­mo agri­cul­tu­ra tra­di­cio­nal, es­pe­cies de plan­tas pro­mi­so­rias y ma­ne­jo éti­co de pro­duc­tos na­tu­ra­les.

En 2016 na­ció Pro Cáp­su­las, una pyme crea­da pa­ra ex­por­tar su­ple­men­tos ali­men­ti­cios y pro­duc­tos bo­tá­ni­cos na­tu­ra­les con pro­pie­da­des me­di­ci­na­les. Se tra­ta de la úni­ca pe­que­ña em­pre­sa del país que ma­nu­fac­tu­ra cáp­su­las de ge­la­ti­na blan­da ( soft­gel) en Cos­ta Ri­ca y Cen­troa­mé­ri­ca.

Es­ta em­pre­sa, cu­ya plan­ta prin­ci­pal se es­ta­ble­ció en Pé­rez Ze­le­dón, cuen­ta con re­gis­tros de la Ad­mi­nis­tra­ción de Ali­men­tos y Me­di­ca­men­tos de los Es­ta­dos Uni­dos (FDA, por sus si­glas en in­glés), es una mar­ca Esen­cial Cos­ta Ri­ca y ofre­ce pro­ce­sos de al­ta ca­li­dad.

“Uno de los re­tos más im­por­tan­tes que te­nía, des­pués de re­sol­ver el te­ma agrí­co­la, era el va­lor agre­ga­do y a par­tir de un aná­li­sis ex­haus­ti­vo de los for­ma­tos ga­lé­ni­cos o me­ca­nis­mos de fa­bri­ca­ción de pro­duc­tos na­tu­ra­les, nos di­mos cuen­ta que mu­chos de es­tos bie­nes se ha­cen con lí­qui­dos, am­po­llas o di­fe­ren­tes tec­no­lo­gías, pe­ro se oxi­da­ban con el tiem­po; en­ton­ces bus­ca­mos una op­ción que na­die lo­gra­ra te­ner”, agre­gó el fun­da­dor de la em­pre­sa.

Fue así co­mo la apues­ta de va­lor de es­ta pyme se ba­só en un en­cap­su­la­do de pro­duc­tos de gel sua­ve. In­fan­te y Mo­ra, quie­nes son es­po­sos, sa­lie­ron del país pa­ra tra­ba­jar en una fá­bri­ca de soft­gel por más de tres me­ses con la me­ta de apren­der to­do lo ne­ce­sa­rio so­bre es­te sis­te­ma.

In­vir­tie­ron en la com­pra de equi­pos y los tra­je­ron has­ta Pé­rez Ze­le­dón pa­ra ini­ciar el ne­go­cio.

“Una vez que iden­ti­fi­ca­mos la ne­ce­si­dad, có­mo sa­lir de la po­bre­za, có­mo te­ner un pro­duc­to úni­co, có­mo ser ma­yor­men­te com­pe­ti­ti­vos con tec­no­lo­gía; em­pe­za­mos to­do el te­ma des­de el ini­cio con una vi­sión muy cla­ra: lo que no es tra­za­ble no se cuan­ti­fi­ca en los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les”, aña­dió el em­pre­sa­rio.

Pa­ra ga­ran­ti­zar esa tra­za­bi­li­dad em­pe­za­ron a ha­cer re­vi­sio­nes con el fin de cer­ti­fi­car que los pro­duc­to­res agrí­co­las cum­plie­ron con las nor­mas in­ter­na­cio­na­les, el ob­je­ti­vo era que los ex­trac­tos bo­tá­ni­cos se ob­tu­vie­ran de pro­duc­tos or­gá­ni­cos reales.

El si­guien­te pa­so era crear la fór­mu­la ga­lé­ni­ca de las cáp­su­las y los di­fe­ren­tes pro­duc­tos.

“La plan­ta de­bía te­ner to­das las ca­pa­ci­da­des y con­di­cio­nes, por eso bus­ca­mos quien nos la di­se­ña­ra de la for­ma co­rrec­ta, ya ha­bía­mos via­ja­do a otro país y tra­ba­ja­mos pa­ra te­ner esos co­no­ci­mien­tos”, re­cor­dó Mo­ra.

Es­ta pyme ex­por­ta a Cen­troa­mé­ri­ca a tra­vés de mar­cas pri­va­das por me­dio de una mo­da­li­dad de ma­nu­fac­tu­ra pa­ra ter­ce­ros. Ade­más, ela­bo­ra pro­duc­tos pa­ra Ca­na­dá, Cos­ta Ri­ca, Es­pa­ña y Es­ta­dos Uni­dos.

“El ín­di­ce de cre­ci­mien­to se ha de­ter­mi­na­do con el tiem­po y no siem­pre se tie­nen las mis­mas can­ti­da­des de ex­por­ta­cio­nes. No­so­tros ven­de­mos los pro­duc­tos en la puer­ta de la plan­ta y los clien­tes ha­cen to­dos los trá­mi­tes pa­ra sa­car­los del país”, co­men­tó.

Pan­de­mia, una opor­tu­ni­dad

A di­fe­ren­cia de mu­chas in­dus­trias que su­frie­ron el em­ba­te eco­nó­mi­co de la cri­sis del co­ro­na­vi­rus, Pro Cáp­su­las más bien re­for­zó su vi­sión so­bre la pró­xi­ma re­vo­lu­ción in­dus­trial: el mer­ca­do de la sa­lud, la be­lle­za y el bie­nes­tar.

“La pan­de­mia ter­mi­nó de ra­ti­fi­car que nues­tro proceso y nues­tro pro­yec­to era el co­rrec­to. Cu­rio­sa­men­te, a par­tir de es­ta co­yun­tu­ra, nues­tra si­tua­ción co­mo em­pre­sa em­pe­zó a te­ner más in­te­rés en mu­chos otros ac­to­res que hoy ven la sa­lud co­mo una prio­ri­dad y han sa­li­do de otros gi­ros de ne­go­cio pa­ra bus­car­nos pa­ra que fa­bri­que­mos su­ple­men­tos ali­men­ti­cios, nu­tra­ceú­ti­cos y los pro­duc­tos na­tu­ra­les con fi­nes me­di­ci­na­les”, apun­tó el fun­da­dor de la pyme.

En me­dio de es­ta atí­pi­ca co­yun­tu­ra, Pro Cáp­su­las se pre­pa­ra pa­ra inau­gu­rar su nue­va plan­ta −la se­gun­da− en To­le­do, Es­pa­ña.

“Gra­cias a las fe­rias in­ter­na­cio­na­les y a la Pro­mo­to­ra del Co­mer­cio Ex­te­rior de Cos­ta Ri­ca (Pro­co­mer) que nos ha lle­va­do a otros paí­ses a ex­po­ner nues­tros pro­duc­tos, he­mos lo­gra­do des­per­tar el in­te­rés y hoy te­ne­mos nues­tra se­gun­da plan­ta en To­le­do, don­de arran­ca­mos ope­ra­cio­nes en agos­to”, se­ña­ló el em­pre­sa­rio.

La fá­bri­ca en Cos­ta Ri­ca es ope­ra­da por en­tre cua­tro y seis per­so­nas quie­nes uti­li­zan di­fe­ren­tes equi­pos tec­no­ló­gi­cos pa­ra pro­du­cir los su­ple­men­tos y vi­ta­mi­nas. La em­pre­sa se en­ca­de­na con más de 350 fa­mi­lias de agri­cul­to­res por me­dio de coope­ra­ti­vas.

De acuer­do con Mo­ra, tam­bién se en­ca­de­nan con cen­tros de al­ta tec­no­lo­gía co­mo el Cen­tro Na­cio­nal de In­no­va­cio­nes Bio­tec­no­ló­gi­cas (CENIBiot), la Uni­ver­si­dad de Cos­ta Ri­ca (UCR), en­tre otros.

“A ni­vel na­cio­nal ge­ne­ra­mos fuen­tes de em­pleo di­rec­to e in­di­rec­to en pro­ce­sos de in­ves­ti­ga­ción, desa­rro­llo de pro­duc­tos, ex­trac­tos bo­tá­ni­cos, agri­cul­tu­ra, y ha­ce­mos que el di­na­mis­mo eco­nó­mi­co de la re­gión sea bueno”, ase­ve­ró.

Una de las ra­zo­nes por las cua­les de­ci­die­ron es­ta­ble­cer­se en Pé­rez Ze­le­dón es pa­ra cam­biar el pa­ra­dig­ma que obli­ga a las per­so­nas a des­arrai­gar­se de sus pue­blos pa­ra ir a San Jo­sé en bus­ca de em­pleo, lo que tie­ne efec­tos ne­ga­ti­vos en las fa­mi­lias.

COR­TE­SÍA DE PRO CÁP­SU­LAS

Pro Cáp­su­las es una pyme ex­por­ta­do­ra con se­de en Pé­rez Ze­le­dón que ex­por­ta a Es­ta­dos Uni­dos, Eu­ro­pa y Cen­troa­mé­ri­ca.

COR­TE­SÍA DE PRO CÁP­SU­LAS

Es­ta pyme cos­ta­rri­cen­se tie­ne su plan­ta de pro­duc­ción en Pé­rez Ze­le­dón don­de tra­ba­jan seis per­so­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.