Co­coo­ning, co­mo­di­dad en es­pa­cios pe­que­ños

La tec­no­lo­gía del fi­bro­ce­men­to es ideal pa­ra los aca­ba­dos par­ti­cu­la­res de es­ta ten­den­cia ar­qui­tec­tó­ni­ca.

Espacios - - DECORACIÓN -

Tras una aje­trea­da se­ma­na de tra­ba­jo, es­ca­par­se a las mon­ta­ñas y ais­lar­se del bu­lli­cio ci­ta­dino es una te­ra­pia que pue­de ayu­dar a rom­per con la ru­ti­na y a me­jo­rar nues­tra ca­li­dad de vi­da.

En los úl­ti­mos años se ha pues­to de mo­da que las per­so­nas de­ci­dan ir­se a pe­que­ños re­fu­gios cons­trui­dos en me­dio de la na­tu­ra­le­za, en es­pa­cios pe­que­ños, pe­ro a la vez fres­cos y agra­da­bles. Esa ten­den­cia ar­qui­tec­tó­ni­ca, que to­mó fuer­za en Eu­ro­pa y es ca­da vez más fre­cuen­te en Cen­troa­mé­ri­ca, es co­no­ci­da co­mo Co­coo­ning.

Es­te con­cep­to pro­mue­ve el diseño con­for­ta­ble en po­cos me­tros cua­dra­dos de cons­truc­ción con to­do lo ne­ce­sa­rio pa­ra al­can­zar la co­mo­di­dad, le­jos del bu­lli­cio de la ciu­dad y del con­tac­to con las de­más per­so­nas.

El re­to ini­cia con la op­ti­mi­za­ción ade­cua­da y mo­du­la­ción del es­pa­cio que ade­más de­be lo­grar la si­ner­gia con el me­dio am­bien­te. Por eso es de­ter­mi­nan­te el ti­po de ma­te­ria­les que se use en el pro­ce­so cons­truc­ti­vo, co­mo el fi­bro­ce­men­to, pa­ra lo­grar el me­nor im­pac­to ne­ga­ti­vo al me­dio am­bien­te.

“El fi­bro­ce­men­to se con­vier­te en un alia­do pa­ra lo­grar es­te ti­po de obras que tie­nen mo­du­la­cio­nes y aca­ba­dos par­ti­cu­la­res que com­bi­nan con la fun­cio­na­li­dad bus­ca­da por las per­so­nas que pre­ten­den ha­bi­tar­las”, ex­pli­có Ronald Thá­mez, ge­ren­te de Mer­ca­deo Cor­po­ra­ti­vo de Ply­cem.

Exis­ten ele­men­tos que se com­ple­men­tan con el diseño y los ma­te­ria­les pa­ra lo­grar una obra que cum­ple con to­das las ex­pec­ta­ti­vas re­que­ri­das. Por ejem­plo, tan­to la ilu­mi­na­ción na­tu­ral co­mo la ar­ti­fi­cial per­mi­ten brin­dar sen­sa­cio­nes de am­pli­tud, así co­mo el uso ade­cua­do de co­lo­res que pue- den po­ten­ciar la luz, dar la sen­sa­ción de pro­fun­di­dad y pers­pec­ti­va.

Con una re­co­men­da­ción ade­cua­da es po­si­ble lo­grar es­pa­cios que se vean más alar­ga­dos, op­ti­mi­zar es­pa­cios que tra­di­cio­nal­men­te he­mos usa­do pa­ra un fin es­pe­cí­fi­co, co­mo co­lo­car en la sa­la la ca­ma, son al­gu­nas de las apues­tas de es­te ti­po de ten­den­cias.

Es­te con­cep­to es ideal pa­ra quie­nes bus­can op­ti­mi­zar su in­ver­sión y quie­ren ge­ne­rar un lu­gar agra­da­ble y per­so­na­li­za­do, con di­se­ños que se sa­len to­tal­men­te de lo ya co­no­ci­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.