¡Ca­sas fres­cas du­ran­te el ve­rano!

Ten­ga pre­sen­te un buen ais­lan­te tér­mi­co al cons­truir

Espacios - - DECORACIÓN -

Con la lle­ga­da del ve­rano, sin im­por­tar dón­de se ubi­que su ca­sa u ofi­ci­na, es co­mún sen­tir que ni las ven­ta­nas ni las puer­tas abier­tas o el ven­ti­la­dor son su­fi­cien­tes pa­ra lo­grar con­fort tér­mi­co, sien­do así el ai­re acon­di­cio­na­do el me­jor ami­go de to­dos.

No obs­tan­te, ese ca­lor que so­fo­ca pue­de so­lu­cio­nar­se de una ma­ne­ra más eco­nó­mi­ca y ami­ga­ble, me­dian­te un ais­lan­te tér­mi­co.

El te­cho sue­le ser el pun­to más dé­bil de la ca­sa, pues de­bi­do a la ra­dia­ción es por don­de pri­me­ro in­gre­sa el ca­lor. Es­te ti­po de pro­duc­tos lo re­cha­zan, no lo ab­sor­ben, sino que lo re­fle­jan y lo de­vuel­ven ha­cia el te­cho.

“Cuan­do se cor­ta el ca­lor des­de la raíz se ob­tie­nen cie­lo­rra­sos más fres­cos, ha­bi­ta­cio­nes más có­mo­das, gen­te que duer­me bien, más pro­duc­ti­va en su tra­ba­jo. Por eso es im­por­tan­te que an­tes de co­lo­car cual­quier sis­te­ma de ai­re acon­di­cio­na­do se op­te por un ais­la­mien­to tér­mi­co, así se re­du­ci­rán cos­tos en la factura eléc­tri­ca”, co­men­tó Pa­blo So­bra­do, ge­ren­te de In­ge­nie­ría de Pro­duc­tos de Pro­dex.

El 80% de es­tas apli­ca­cio­nes es pa­ra te­chos, no obs­tan­te exis­ten va­rios pro­duc­tos pa­ra sis­te­mas li­via­nos en cons­truc­ción, pues tam­bién con­vie­ne ais­lar­los se­gún So­bra­do.

Por otro la­do, una ca­sa con un buen ais­la­mien­to tér­mi­co re­quie­re me­nor es­fuer­zo de man­te­ni­mien­to, so­por­tan­do me­jor el pa­so de los años, ya que jun­to con una bue­na ven­ti­la­ción con­si­gue re­du­cir los po­si­bles daños por hu­me­dad.

Ade­más, aho­ra es po­si­ble ais­lar con un aca­ba­do muy es­té­ti­co pues me­dian­te un to­que na­tu­ral con una apa­rien­cia de ma­de­ra es po­si­ble de­co­rar sus pro­yec­tos y ais­lar­los con un so­lo pro­duc­to.

Se tra­ta de la lí­nea Rus­tic, que cuen­ta con la tec­no­lo­gía re­flec­ti­va y una apa­rien­cia de ma­de­ra en dos to­na­li­da­des, ma­de­ra cla­ra u os­cu­ra. Es­te sis­te­ma aho­rra la co­lo­ca­ción del cie­lo­rra­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.