¡Re­gre­san los mue­bles ba­rro­cos!

Sofás y si­llo­nes de la épo­ca son el con­tras­te idó­neo con la so­brie­dad con­tem­po­rá­nea

Espacios - - NEWS - Suly Sán­chez | ssan­chez@la­re­pu­bli­ca.net

Los mue­bles ba­rro­cos fue­ron aban­do­na­dos en otras épo­cas por su ten­den­cia a re­car­gar los es­pa­cios, sin em­bar­go hoy han si­do re­no­va­dos y son ca­pa­ces de con­vi­vir con las pro­pues­tas mi­ni­ma­lis­tas y es­ti­los con­tem­po­rá­neos. Por lo tan­to, si al­gu­na vez ha so­ña­do con vi­vir al es­ti­lo Pa­la­cio de Ver­sa­lles, rodeado de ter­cio­pe­lo y de­ta­lles do­ra­dos, es un buen mo­men­to pa­ra in­cluir­los en la de­co­ra­ción de su ho­gar. Un so­fá ba­rro­co re­sul­ta ideal co­mo pie­za cen­tral de una sa­la de es­tar, es­te ele­men­to de la aris­to­cra­cia de la épo­ca apor­ta un to­que ele­gan­te y so­fis­ti­ca­do, ade­más de ser có­mo­do y prác­ti­co. La com­bi­na­ción de las lí­neas sim­ples, las es­tan­cias frías, uni­for­mi­dad de co­lor y aca­ba­dos me­ta­li­za­dos del es­ti­lo ac­tual con la ca­li­dez de ele­men­tos ba­rro­cos se ha tor­na­do una ten­den­cia que apor­ta dis­tin­ción. Es­tos si­llo­nes se ca­rac­te­ri­zan por la apa­ri­ción de la re­ji­lla en el res­pal­do. La pa­ta cur­va­da tam­bién es to­tal­men­te pro­pia de es­te pe­rio­do, son grue­sas en la parte al­ta, adel­ga­zán­do­se a medida que ba­jan y en­san­chán­do­se de nue­vo en la ba­se, ex­pli­có Esny Mar­tin, di­se­ña­do­ra de in­te­rio­res. El es­ti­lo ba­rro­co se ori­gi­nó en Ita­lia en el si­glo XVI y se ca­rac­te­ri­za por una or­na­men­ta­ción exu­be­ran­te y re­car­ga­da, es­tu­vo pre­sen­te en el ar­te, la ar­qui­tec­tu­ra y la de­co­ra­ción de to­dos los paí­ses eu­ro­peos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.