THE WESTIN GOLF RESORT & SPA

UN TO­DO IN­CLUI­DO EN LA ES­PEC­TA­CU­LAR PLA­YA CONCHAL

Estilo Ejecutivo - - DESTINOS - WILL MURILLO IG TRAVEL BLOGGER @ WILL_ COSTARICA_ PURAVIDA

En los pri­me­ros me­ses del año en nues­tro her­mo­so país, te­ne­mos el pri­vi­le­gio de con­tar con gran va­rie­dad de op­cio­nes pa­ra vi­si­tar y dis­fru­tar con un cli­ma per­fec­to de ve­rano, la pla­ya es com­pa­ñe­ra in­du­da­ble de la épo­ca. Ubi­ca­da en la pro­vin­cia de Gua­na­cas­te se en­cuen­tra pla­ya Conchal, una de las más her­mo­sas y vi­si­ta­das, con una dis­tan­cia apro­xi­ma­da de cua­tro ho­ras con­du­cien­do des­de San Jo­sé. Con­si­de­ra­da co­mo una de las más exó­ti­cas de la cos­ta del océano Pa­cí­fi­co, es­te lu­gar es­tá se­pa­ra­do por un pro­mon­to­rio ro­co­so co­no­ci­do co­mo Pun­ta Conchal, el cual ob­tie­ne su nom­bre de la are­na en­con­tra­da ahí, com­pues­ta por pe­que­ñí­si­mas con­chas aglo­me­ra­das. En una zo­na pri­vi­le­gia­da y ro­dea­do de bos­ques fron­do­sos se en­cuen­tra el Westin Golf Resort & Spa, un to­do in­clui­do de lu­jo, que se ex­tien­de a lo lar­go de 2.400 hec­tá­reas y ofre­ce lo ne­ce­sa­rio pa­ra el dis­fru­te pleno. Re­co­mien­do hos­pe­dar­se al me­nos dos no­ches pa­ra apro­ve­char to­dos sus pri­vi­le­gios, en­tre ellos su cam­po de golf, que re­co­rrí pa­ra ob­ser­var su im­pe­ca­ble di­se­ño. La vi­da sil­ves­tre en­ri­que­ce la ex­pe­rien­cia, di­fe­ren­tes ti­pos de aves, mo­nos y ár­bo­les im­pre­sio­nan­tes per­fec­ta­men­te mez­cla­dos con es­te com­ple­jo. Las ha­bi­ta­cio­nes son am­plias, tie­nen ai­re acon­di­cio­na­do, cuen­tan con bal­cón que dis­fru­té mu­cho por la en­can­ta­do­ra vis­ta al la­go; con la co­mo­di­dad del ré­gi­men to­do in­clui­do tu­ve ser­vi­cio las 24 ho­ras con un me­nú am­plio, ade­más de un mi­ni­bar bien equi­pa­do. Las op­cio­nes de ali­men­ta­ción es­tán ple­na­men­te cu­bier­tas, el desa­yuno es­ti­lo bu­fé tie­ne un ho­ra­rio has­ta las 11 a. m., per­fec­to pa­ra los que nos gus­ta to­mar­nos las va­ca­cio­nes sin nin­gu­na pri­sa o des­pués de una no­che de fies­ta. En los ba­res y res­tau­ran­tes, se sir­ven pla­tos de co­ci­na eu­ro­pea, la­ti­noa­me­ri­ca­na, orien­tal e ita­lia­na, lo me­jor es re­ser­var es­pa­cio al re­gis­trar­se, pue­de pro­bar uno ca­da no­che. En mi pri­me­ra ce­na dis­fru­té del res­tau­ran­te es­ti­lo ro­di­zio gua­na­cas­te­co, La Sa­ba­na, que per­mi­te ex­pe­ri­men­tar una nue­va ofer­ta cu­li­na­ria, ca­rac­te­ri­za­da por el sa­bor y fol­clo­re de la pro­vin­cia. Si son aman­tes de los ce­vi­ches hay mu­chas al­ter­na­ti­vas, el de pe­ji­ba­ye es ex­ce­len­te. Re­cien­te­men­te in­cor­po­ra­ron un mo­derno bar ba­jo la mar­ca Im­pe­rial, el cual con­si­de­ro una ex­ce­len­te pro­pues­ta de en­tre­te­ni­mien­to pa­ra los adul­tos, es­tá abier­to de 5 p. m. a 1 a. m., es per-

fec­to pa­ra an­tes o des­pués de ce­nar; ade­más brin­da una re­la­jan­te vis­ta al cam­po de golf y ofre­ce un me­nú va­ria­do de cer­ve­zas, coc­te­les, ade­más de mú­si­ca en vi­vo. Otra de mis re­co­men­da­cio­nes es lle­var equi­po bá­si­co pa­ra ha­cer ejer­ci­cio, pue­de apro­ve­char el gim­na­sio, así co­mo la am­pli­tud del te­rreno pa­ra co­rrer, así co­mo de ca­mi­na­tas pa­ra ex­plo­rar los al­re­de­do­res. Otra de las ven­ta­jas que res­ca­to del ho­tel es la ven­ta­ja de te­ner una es­pec­ta­cu­lar pla­ya a tan so­lo unos mi­nu­tos, el agua per­ma­ne­ce siem­pre con una tem­pe­ra­tu­ra con­for­ta­ble, ade­más nos da la po­si­bi­li­dad de prac­ti­car snor­ke­ling, na­dar, ha­cer padd­le­bor­ding y ka­ya­king. El cui­da­do y pla­nea­mien­to en el di­se­ño del resort ase­gu­ra que los hués­pe­des de to­das las eda­des pue­dan dis­fru­tar, po­see un club pa­ra los más pe­que­ños, así co­mo el nue­vo Ro­yal Beach Club zo­na ex­clu­si­va pa­ra adul­tos y pa­re­jas. Al fi­nal de mi es­ta­día to­mé la de­ci­sión de que­dar­me un día más, real­men­te el pri­vi­le­gio de te­ner es­tos pa­raí­sos en nues­tro país siem­pre pro­vo­ca sa­car­le el ju­go a las va­ca­cio­nes. A tan so­lo dos ki­ló­me­tros se en­cuen­tra Pla­ya Bra­si­li­to, y muy cer­ca tam­bién es­ta Pla­ya Fla­min­go y Ta­ma­rin­do, pa­ra que lo ten­ga en cuen­ta.

THE WESTIN GOLF RESORT & SPA, PLA­YA CONCHAL

407 20 ( el res­to de las ha­bi­ta­cio­nes to­das son Ju­nior Sui­tes)

6 sa­las de tra­ta­mien­to, 1 pis­ci­na de cho­que tér­mi­co ( ca­lien­te y frio), 2 ja­cuz­zis in­te­rio­res HA­BI­TA­CIO­NES SUI­TES

SPA

8 res­tau­ran­tes a la car­ta, 1 res­tau­ran­te de co­ci­na de au­tor, 1 res­tau­ran­te buf­fet y 1 pues­to de snacks

9 sa­lo­nes pa­ra even­tos

RES­TAU­RAN­TES

SA­LO­NES

18

CAM­PO DE GOLF

ho­yos

2654- 3500

TE­LÉ­FONO

wes­tin­pla­ya­con­chal. com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.