“Con mu­chas ilu­sio­nes y nue­vos pro­yec­tos ya em­pe­za­mos a desa­rro­llar ideas atre­vi­das y no­ve­do­sas”

Estilo Ejecutivo - - TEMA DEL MES -

Ser dis­tin­to a los de­más en el área gas­tro­nó­mi­ca em­pie­za por la pa­sión, des­de mis ini­cios siem­pre la prin­ci­pal ca­rac­te­rís­ti­ca que es­cu­cha­ba en los chefs que li­de­ra­ban las co­ci­nas eran: el que tra­ba­ja por amor al di­ne­ro sin im­por­tar co­mo sal­gan las co­sas, y el que lo ha­cía por pa­sión a su pro­fe­sión, de­jan­do en se­gun­do plano cual­quier otra co­sa. De­bo de­cir que los apa­sio­na­dos siem­pre son la mi­no­ría, pe­ro son los que ha­cen la di­fe­ren­cia.

Co­mo chef no ten­go una es­pe­cia­li­dad cul­tu­ral mar­ca­da, en reali­dad me en­ca­si­lla­ría en un es­ti­lo de co­ci­na fu­sión, au­tor con van­guar­dia, don­de el ob­je­ti­vo siem­pre es bus­car la uti­li­za­ción de di­ver­sos in­gre­dien­tes au­tóc­to­nos, con téc­ni­cas y ten­den­cias en apor­te a un es­ti­lo pro­pio, en el cual exis­te la li­ber­tad de pro­po­ner mez­clas de sa­bo­res in­tere­san­tes, ar­mo­nio­sos y no­ve­do­sos.

Ac­tual­men­te soy chef eje­cu­ti­vo del Pa­ra­dor Ocean Re­sort & Spa, mi prin­ci­pal la­bor ha si­do li­de­rar, en­tre­nar y desa­rro­llar al equi­po en las di­fe­ren­tes co­ci­nas del ho­tel, bus­can­do siem­pre la innovación.

Pri­me­ro, hay que creer en una idea, y lue­go desa­rro­llar­la y mo­ti­var a los co­la­bo­ra­do­res, ha­cer­los creer en una me­ta en co­mún y lle­var a ca­bo esas ideas de­le­gan­do fun­cio­nes con ba­se en sus for­ta­le­zas.

Los pla­ti­llos es­tre­lla son to­dos los que se com­po­nen de in­gre­dien­tes lo­ca­les, es­to por­que los vi­si­tan­tes ex­tran­je­ros bus­can vi­vir nue­vas ex­pe­rien­cias a tra­vés de sa­bo­res dis­tin­tos y nue­vos pa­ra su pa­la­dar.

Es­tu­dié tres ca­rre­ras en las que a mi­tad del ca­mino des­cu­bría que no era lo que real­men­te que­ría, la úni­ca que real­men­te ter­mi­né fue ad­mi­nis­tra­ción ho­te­le­ra, la cual me ayu­dó a des­cu­brir mi pa­sión pro­fe­sio­nal.

En 1999 en­tré al ho­tel Costa Rica Ma­rriott en Be­lén a rea­li­zar mi prác­ti­ca pro­fe­sio­nal, don­de hi­ce 800 ho­ras en di­fe­ren­tes de­par­ta­men­tos, de to­dos apren­dí mu­cho y al­gu­nas co­sas me gus­ta­ban, pe­ro en la úl­ti­ma se­ma­na me to­có es­tar en la co­ci­na, y fue ahí don­de vi mi in­cli­na­ción.

A lo lar­go de mi ca­rre­ra he te­ni­do mo­men­tos muy gra­ti­fi­can­tes, ha­cer aper­tu­ras de nue­vos ho­te­les, pa­san­tías en co­ci­nas de al­to re­nom­bre mun­dial en el ex­tran­je­ro, co­mo en Ali­nea en Chica­go en 2015, Ta­ller de In­ves­ti­ga­ción del Bu­lli en Bar­ce­lo­na en 2011, por men­cio­nar al­gu­nos.

Tam­bién co­men­cé a dar­me a co­no­cer mos­tran­do mi iden­ti­dad co­mo chef en Vino Mun­do, don­de de­jé la ho­te­le­ría atrás, has­ta el día de hoy que re­gre­sé al Pa­ra­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.