AL­MEN­DROS & CO­RA­LES

DIS­FRU­TE LA EX­PE­RIEN­CIA DE DOR­MIR EN EL BOS­QUE

Estilo Ejecutivo - - DESTINOS - LUIS ALE­JAN­DRO ME­NE­SES LMENESES@ LA­RE­PU­BLI­CA. NET

AL­MEN­DROS Y CO­RA­LES

UBI­CA­CIÓN MAN­ZA­NI­LLO, LI­MÓN

TE­LÉ­FONO 2272- 2024

HO­RA­RIO DE ATEN­CIÓN DE LU­NES A VIER­NES DE 8 A. M. A 5 P. M. IN­FO@ ALMEDROSYCORALES. COM

Con 24 años en el mer­ca­do na­cio­nal, el ho­tel Al­men­dros y Co­ra­les es uno de los des­ti­nos tu­rís­ti­cos más im­por­tan­tes del Ca­ri­be. Ubi­ca­do en Man­za­ni­llo, Li­món, es­te cen­tro tu­rís­ti­co des­ta­ca por ofre­cer una ex­pe­rien­cia ex­cep­cio­nal, en una ha­bi­ta­ción di­se­ña­da pa­ra eso. “Es­ta­mos tra­ba­jan­do en con­so­li­dar la esen­cia del es­ti­lo Ca­ri­be en Al­men­dros y Co­ra­les. Los co­lo­res ví­vi­dos que evo­can las is­las del Ca­ri­be se apo­de­ra­ron de nues­tro ho­tel. Nos en­con­tra­mos en me­dio de un bos­que y fren­te al mar Ca­ri­be”, di­jo Au­ro­ra Gá­mez, pro­pie­ta­ria del lu­gar. La au­ten­ti­ci­dad y con­cep­to del ho­tel y la be­lle­za de la na­tu­ra­le­za que le ro­dea han he­cho que es­te lu­gar so­bre sal­ga de su com­pe­ten­cia. “Un ho­tel con con­cep­to de­fi­ni­do so­bre­sa­le siem­pre de la ge­ne­ra­li­dad. La in­dus­tria tu­rís­ti­ca de Cos­ta Ri­ca tie­ne dos gran­des de­bi­li­da­des en es­te mo­men­to: uno, la com­pe­ten­cia des­leal de al­qui­ler de apar­ta­men­tos y ca­sas que no tri­bu­tan im­pues­tos al Es­ta­do y dos, una so­bre­ofer­ta de ha­bi­ta­cio­nes ho­te­le­ras pa­ra una tem­po­ra­da al­ta ca­da vez más cor­ta”, men­cio­nó Gá­mez. El ho­tel na­ce del sue­ño de una pa­re­ja de cos­ta­rri­cen­ses, de te­ner un pro­yec­to ho­te­le­ro en me­dio del bos­que. Mar­co Odio y Au­ro­ra Gá­mez, dos aman­tes de la na­tu­ra­le­za, han es­ta­do com­par­tien­do su vi­da y sue­ños jun­tos des­de 1988. Em­pe­za­ron a cons­truir Al­men­dros y Co­ra­les en 1993 y re­ci­bió los pri­me­ros clien­tes en di­ciem­bre de ese mis­mo año cuan­do ha­bía so­lo una ha­bi­ta­ción. “Ac­tual­men­te con­ta­mos con 24 ha­bi­ta­cio­nes, nuestros clien­tes pue­den dis­fru­tar una ex­pe­rien­cia lle­na de so­ni­dos que des­cu­bren en una ha­bi­ta­ción que tie­ne ce­da­zos en vez de pa­re­des y un ja­cuz­zi con hi­dro­ma­sa­je pa­ra su to­tal re­la­ja­ción. Los me­ses de se­tiem­bre y oc­tu­bre tie­nen el co­lor tur­que­sa en el mar y el do­ra­do en la are­na...”, fi­na­li­zó la pro­pie­ta­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.