EL COM­PAC­TO DE­POR­TI­VO DUE­ÑO DE LA CA­RRE­TE­RA

Volks­wa­gen Golf GTI es ca­paz de ge­ne­rar más de 200 ca­ba­llos de fuer­za y per­mi­te una ma­nio­bra­bi­li­dad im­pe­ca­ble

Estilo Ejecutivo - - AUTOS ÉLITE - WAL­TER HE­RRE­RA WHE­RRE­RA@ LA­RE­PU­BLI­CA. NET

El Volks­wa­gen Golf GTI se ha con­ver­ti­do en el com­pac­to de­por­ti­vo más icó­ni­co en la his­to­ria del au­to­mó­vil. Su le­ga­do se ex­tien­de du­ran­te más de cua­tro dé­ca­das y es el vehícu­lo ideal pa­ra uti­li­zar en el día a día. La ver­sión más agre­si­va del Golf es ca­paz de ge­ne­rar 220 ca­ba­llos de fuer­za en su mo­do más ra­di­cal, im­pul­sa­do por un mo­tor 2.0 de 4 ci­lin­dros y tur­boa­li­men­ta­do, en lo que re­sul­ta ser un coc­tel ideal pa­ra los aman­tes de es­tas má­qui­nas, a un pre­cio de $ 45.900. Ade­más, cuen­ta con trans­mi­sión au­to­má­ti­ca Tip­tro­nic de seis ve­lo­ci­da­des con pa­le­tas pa­ra efec­tuar los cam­bios. Su es­té­ti­ca tam­bién tie­ne des­te­llos de ca­rro de ca­rre­ras. El vo­lan­te es­tá fo­rra­do en cue­ro, cuen­ta con spoi­ler tra­se­ro que le ofre­ce­rá me­jor ae­ro­di­ná­mi­ca y las mol­du­ras en la par­te ba­ja en las aper­tu­ras de las puer­tas vie­nen con iluminación. Al in­gre­sar al vehícu­lo po­drá dis­fru­tar de un te­cho pa­no­rá­mi­co con ope­ra­ción eléc­tri­ca, que le da­rá una me­jor iluminación na­tu­ral. Sus asien­tos es­tán cu­bier­tos por ta­pi­ce­ría en cue­ro que le da una sen­sa­ción de au­to de­por­ti­vo. Pa­ra ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad de sus tri­pu­lan­tes, el se­dán de cua­tro puer­tas cuen­ta con bol­sas de ai­re fron­ta­les pa­ra el con­duc­tor y pasajero, de ro­di­lla pa­ra el cho­fer y la­te­ra­les. La tec­no­lo­gía im­ple­men­ta­da le per­mi­te al au­to des­ac­ti­var au­to­má­ti­ca­men­te la bol­sa del pasajero por me­dio de un sen­sor de pe­so ubi­ca­do en el asien­to. Otra ins­tru­men­to que se­rá de su­ma uti­li­dad du­ran­te la tem­po­ra­da llu­vio­sa es el sis­te­ma elec­tró­ni­co de con­trol de es­ta­bi­li­dad an­ti­pa­ti­na­je, que le ayu­da­rá a evi­tar ac­ci­den­tes con la ca­rre­te­ra mo­ja­da, aun­que es des­ac­ti­va­ble el pre­sio­nar un bo­tón. El Volks­wa­gen Golf es el sím­bo­lo de la so­brie­dad, pe­ro en una ver­sión co­mo es­ta, la lu­cha en­tre la dis­cre­ción y la os­ten­to­si­dad se man­tie­nen de ma­ne­ra cons­tan­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.