Ma­ria González

Estilo Ejecutivo - - EN PORTADA - LUIS ALE­JAN­DRO ME­NE­SES LMENESES@LAREPUBLICA.NET

¿ CÓ­MO FUE EL RE­GRE­SO A LA TE­LE­VI­SIÓN TRAS AÑOS DE AU­SEN­CIA?

Na­tu­ral y po­si­ti­vo. Me sen­tí apo­ya­da y muy có­mo­da. Fue re­gre­sar a lo mío, a lo que más dis­fru­to. Me per­mi­tió vol­ver a co­nec­tar­me con di­fe­ren­tes per­so­nas y dar­les a co­no­cer que si­go man­te­nien­do la mis­ma esen­cia y los mis­mos va­lo­res, so­la­men­te que con una sen­sa­tez dis­tin­ta.

¿ CÓ­MO NA­CE LA IDEA DE TRA­BA­JAR EN TE­LE­VI­SIÓN?

Des­de pe­que­ña me pa­ra­ba fren­te al es­pe­jo del cuar­to de mis pa­pás e in­ven­ta­ba mis pro­pios anun­cios con los ob­je­tos que me en­con­tra­ba en la ca­sa. Ade­más for­ma­ba par­te del mé­to­do Su­zu­ki del Pro­gra­ma Ju­ve­nil de la Or­ques­ta Sin­fó­ni­ca Na­cio­nal ( to­ca­ba vio­lín) y fui a un con­cier­to en el que la maes­tra de ce­re­mo­nias lle­gó tar­de y me pu­sie­ron a dar la bien­ve­ni­da al pú­bli­co. Dio la ca­sua­li­dad que la or­ga­ni­za­do­ra era ami­ga de la pro­duc­to­ra de RG Ele­men­tos y en una con­ver­sa­ción le co­men­tó que an­da­ba en bus­ca de pre­sen­ta­do­ras y ella se acor­dó de mi pre­sen­ta­ción y le pa­re­ció es­pon­tá­nea, así que nos pu­so en con­tac­to.

¿ QUÉ LE DE­JÓ RG ELE­MEN­TOS?

¡ Mu­cho! Fue una gran opor­tu­ni­dad y una eta­pa muy lin­da de mi vi­da. Tu­ve un apren­di­za­je y una for­ma­ción inigua­la­ble. Me de­jó amis­ta­des muy es­pe­cia­les que va­lo­ro y apre­cio mon­to­nes. Me abrió las puer­tas a un ca­nal al que le ten­go un ca­ri­ño es­pe­cial, me per­mi­tió co­no­cer paí­ses, cul­tu­ras y per­so­nas es­pec­ta­cu­la­res. For­mó gran par­te de mi ca­rác­ter y pro­yec­ción.

ES­TU­DIÓ AD­MI­NIS­TRA­CIÓN DE EM­PRE­SAS Y DE­RE­CHO. ¿ POR QUÉ NO INCLINARSE POR PE­RIO­DIS­MO DE UNA VEZ?

Yo mis­ma me he cues­tio­na­do eso y he lle­ga­do a la si­guien­te con­clu­sión: real­men­te la te­le­vi­sión es una de mis pa­sio­nes, sin em­bar­go, el pro­ce­so du­ran­te el que es­tu­ve en RG Ele­men­tos se ex­ten­dió un po­qui­to más de la cuen­ta. Co­men­cé sien­do una ni­ña lle­na de ilu­sión, ca­da día de fil­ma­ción lo dis­fru­ta­ba al má­xi­mo pe­ro lle­gó la fa­mo­sa eta­pa de la “abo­rre­cen­cia”. Con­flic­to de una ado­les­cen­te la cual ya no que­ría ser “eti­que­ta­da” en un pro­gra­ma in­fan­til. In­clu­si­ve al­gu­nas ve­ces ex­pe­ri­men­tan­do bro­mas pe­sa­das ( al­gún ti­po de bull­ying). Mi reacción en ese mo­men­to fue ale­jar­me to­tal­men­te de la co­mu­ni­ca­ción, pa­ra lue­go dar­me cuen­ta ( ya con ma­yor ma­du­rez) de que es­to sí era lo mío.

¿ QUÉ ES LO MÁS DI­FÍ­CIL DE ES­TAR EN EL OJO PÚ­BLI­CO?

La fa­ci­li­dad con la que pue­den ter­gi­ver­sar la in­for­ma­ción. Se pier­de la pri­va­ci­dad en las cues­tio­nes más ín­ti­mas y es­to es muy de­li­ca­do, por­que pue­den crear mu­cho da­ño al dar in­ter­pre­ta­cio­nes fal­sas o erró­neas a me­nu­do con vo­lun­tad de ello.

US­TED ES MULTIFACÉTICA: MO­DE­LO, PE­RIO­DIS­TA, AD­MI­NIS­TRA­DO­RA, AC­TRIZ, ¿ DE SA­CÓ EL TA­LEN­TO?

Pro­ven­go de una fa­mi­lia de ar­tis­tas. Mi papá, mis her­ma­nos, mi tío y mis pri­mos son mú­si­cos. Gra­cias a ellos he po­di­do ex­pe­ri­men­tar y ex­plo­rar di­ver­sas fa­ce­tas. Creo que el ha­ber par­ti­ci­pa­do en di­fe­ren­tes pro­yec­tos des­de tem­pra­na edad y el es­tar ro­dea­da de fa­mi­lia­res ar­tis­tas me ayu­dó a desa­rro­llar di­fe­ren­tes ha­bi­li­da­des.

HA­BLAN­DO DE HA­BI­LI­DA­DES, VIE­NE UNA PE­LÍ­CU­LA EN LA QUE AC­TÚA.

¡ Sí! “Bus­can­do a Marcos Ra­mí­rez” a car­go del di­rec­tor Ig­na­cio Sán­chez. Lue­go de un pro­ce­so bas­tan­te lar­go de cas­tings y en­tre­vis­tas, me die­ron la no­ti­cia de que ha­bía si­do ele­gi­da co­mo un per­so­na­je se­cun­da­rio pe­ro bas­tan­te im­por­tan­te.

TAM­BIÉN LA VI­MOS BAI­LAR…

¡ Ay! ( risas). Eso sí que fue sa­lir de mi zo­na de con­fort, por­que de­fi­ni­ti­va­men­te el bai­le no es lo mío. Yo pre­fie­ro pre­sen­tar, can­tar, ac­tuar, to­do lo que us­ted quie­ra an­tes de bai­lar. Pe­ro me sien­to sa­tis­fe­cha de ha­ber en­fren­ta­do es­te re­to.

¿ LE APASIONAN LOS DE­POR­TES?

¡ Me gus­tan mu­cho! Creo que el he­cho de vi­vir con cin­co her­ma­nos ma­yo­res ayu­dó bas­tan­te ( risas). En la eta­pa de es­cue­la y co­le­gio prac­ti­qué equi­ta­ción, fútbol y te­nis... Rea­li­cé una prác­ti­ca en Te­le­ti­ca De­por­tes y apren­dí un mon­tón.

Des­de ni­ña ha es­ta­do vin­cu­la­da al mun­do del en­tre­te­ni­mien­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.