EL MANGROOVE

MODERNO HOTEL DE PLAYA CON ATENCIÓN EXTRAORDINARIA

Estilo Ejecutivo - - DESTINOS - El hotel tie­ne mu­cha per­so­na­li­dad, en su di­se­ño des­ta­ca una flui­dez ma­ra­vi­llo­sa pa­ra re­sal­tar el área don­de se en­cuen­tra. WILL MURILLO IG TRAVEL BLOGGER @ WILL_ COSTARICA_ PURAVIDA

En playa Pa­na­má, en Gua­na­cas­te, se en­cuen­tra mi úl­ti­mo des­tino de 2017, El Mangroove, Au­to­graph Co­llec­tion. El re­co­rri­do a es­te lu­gar to­ma en au­to­mó­vil apro­xi­ma­da­men­te 3 ho­ras 30 mi­nu­tos des­de San Jo­sé, con la op­ción tam­bién de ir en avio­ne­ta por su cer­ca­nía con el ae­ro­puer­to de Li­be­ria. Hi­ce el re­co­rri­do el vier­nes en la tar­de y al­re­de­dor de las 7 p. m., es un pla­cer pa­ra la vis­ta to­da la ilu­mi­na­ción. Fui di­ri­gi­do a la ha­bi­ta­ción, la cual con­ti­núa con la lí­nea de di­se­ño moderno y con­for­ta­ble di­vi­di­do en dos es­pa­cios: el pri­me­ro con ha­ma­ca y lu­gar pa­ra des­can­sar; el otro cuen­ta con una con­for­ta­ble ca­ma King, con un am­plio ba­ño, per­fec­to pa­ra re­la­jar­me. Es­ta­ba can­sa­do, por lo que de­ci­dí no sa­lir y que­dar­me dis­fru­tan­do tran­qui­la­men­te las co­mo­di­da­des. Pe­dí ser­vi­cio a la ha­bi­ta­ción, con la dis­po­ni­bi­li­cial

dad de 24 ho­ras y un am­plio me­nú. Se­lec­cio­né el sá­ba­do pa­ra un día de aven­tu­ras en el mar, tu­ve la suer­te de es­tar en tem­po­ra­da de avis­ta­mien­to de ba­lle­nas. Pe­ro pri­me­ro el desa­yuno, de es­ti­lo bu­fé, muy ge­ne­ro­so y de muy al­ta ca­li­dad; se no­ta la in­fluen­cia de la re­gión con tor­ti­llas pal­mea­das, en­tre otros pla­ti­llos. Lue­go nos di­ri­gi­mos al avis­ta­mien­to de ba­lle­nas con los guías siem­pre ama­bles, que nos die­ron in­for­ma­ción de­ta­lla­da.

Pos­te­rior­men­te nos di­ri­gi­mos a un área es­pe- pa­ra prac­ti­car snor­ke­ling, lo cual fue muy sa­tis­fac­to­rio por la ri­que­za del gol­fo, pe­ces de di­ver­sos co­lo­res y co­ra­les be­llí­si­mos. Mi par­te fa­vo­ri­ta fue es­cu­char el so­ni­do de las ba­lle­nas ba­jo el agua mien­tras es­ta­ba su­mer­gi­do. Hi­ci­mos un re­co­rri­do por pla­yas be­llí­si­mas por las que se tie­ne ac­ce­so so­la­men­te por bo­te; el al­muer­zo es­ta­ba in­clui­do en el pa­seo. Al re­gre­sar en la tar­de dis­fru­té del atar­de­cer en el res­tau­ran­te Ma­tiss, que cuen­ta con gran can­ti­dad de op­cio­nes de coc­te­les con y sin al­cohol, ade­más de un me­nú con bo­ca­di­llos des­de piz­za has­ta el fa­mo­so chi­fri­jo Ma­ti­za­do. La no­che fue bas­tan­te es­pe­cial tam­bién, amé el am­bien­te del res­tau­ran­te, el cual era per­fec­to, be­llí­si­ma­men­te ilu­mi­na­do y con mú­si­ca en vi­vo de muy buen gus­to, una mez­cla ét­ni­ca por un dj lo­cal y sus ins­tru­men­tos. El úl­ti­mo des­tino del año 2017 fue real­men­te es­pe­cial, dis­fru­té ca­da mo­men­to, la atención fue inigua­la­ble. De­seo que dis­fru­ten sus va­ca­cio­nes y tiem­po de re­la­ja­ción en ar­mo­nía, así co­mo tam­bién mu­cha di­ver­sión en es­te her­mo­so pa­raí­so Cos­ta Ri­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.