De la Ca­sa Blan­ca a pre­si­dent de play­lists de Spo­tify?

La Nacion (Costa Rica) - Revista Dominical - - NEWS - Ales­san­dro So­lis Le­ri­ci ales­san­dro.so­los@na­cion.com

arack Oba­ma pue­de ser cri­ti­ca­do por mu­chas ra­zo­nes, pe­ro cuan­do de pre­si­den­tes co­ol se tra­ta, na­die ha si­do tan co­ol co­mo él.

Cuan­do es ele­gi­do man­da­ta­rio, bai­la con su es­po­sa Mi­che­lle mien­tras Be­yon­cé les can­ta al la­do del es­ce­na­rio; si ha­ce una fies­ta se ase­gu­ra de in­vi­tar a Jerry Sein­feld y a Frank Ocean, y fue el pri­mer pre­si­den­te en la his­to­ria en cu­rar play­lists de Spo­tify.

De he­cho, Oba­ma ha pu­bli­ca­do tan­tos play­lists en la cuen­ta de la Ca­sa Blan­ca en Spo­tify du­ran­te los úl­ti­mos años (can­cio­nes pa­ra el ve­rano y mú­si­ca pa­ra la Na­vi­dad, por ejem­plo, así co­mo la mú­si­ca fa­vo­ri­ta de la fa­mi­lia del vi­ce­pre­si­den­te Joe Bi­den) y es tan ob­se­si­vo con res­pec­to a Spo­tify (re­cien­te­men­te di­jo que es­pe­ra­ba tra­ba­jar en la com­pa­ñía sue­ca lue­go de de­jar la Ca­sa Blan­ca), que Spo­tify le ofre­ció un tra­ba­jo.

“Pre­si­den­te de los Play­lists” es el nom­bre de la po­si­ción que la em­pre­sa de mú­si­ca en In­ter­net abrió ex­clu­si­va­men­te pa­ra él. Aun­que la ofer­ta la­bo­ral pu­bli­ca­da en el si­tio web de Spo­tify nun­ca menciona di­rec­ta­men­te el nom­bre de Oba­ma, es di­fí­cil que otro ser hu­mano pue­da cum­plir con los re­qui­si­tos.

Al­gu­nas de las ca­rac­te­rís­ti­cas ne­ce­sa­rias pa­ra ob­te­ner el re­nom­bra­do pues­to en Spo­tify son te­ner ex­pe­rien­cia de al me­nos ocho años al fren­te de una na­ción im­por­tan­te, sa­ber pro­gra­mar play­lists a ni­vel fe­de­ral, ser uno de los me­jo­res ora­do­res de la his­to­ria y te­ner un pre­mio No­bel de la Paz a su nom­bre.

Da­niel Ek, pre­si­den­te y fun­da­dor de Spo­tify, com­par­tió la ofer­ta de tra­ba­jo en Twit­ter y eti­que­tó a Oba­ma. “Es­cu­ché que es­ta­bas in­tere­sa­do en un pues­to en Spo­tify. ¿Ya vis­te es­te?”, le pre­gun­tó.

Oba­ma pa­re­ce no ha­ber en­tra­do a Twit­ter des­de que Do­nald Trump ga­nó las elec­cio­nes, pe­ro la es­po­sa del em­ba­ja­dor es­ta­dou­ni­den­se en Sue­cia (des­de don­de ope­ra Spo­tify) con­tó re­cien­te­men­te en Ins­ta­gram que el pre­si­den­te le di­jo que se­guía es­pe­ran­do su tra­ba­jo en Spo­tify.

Aún no se sa­be a qué de­di­ca­rá su tiem­po Oba­ma una vez que Trump ocu­pe su si­lla en Washington, pe­ro el de­mó­cra­ta ha di­cho que le gus­ta­ría ayudar a guiar a la nue­va ge­ne­ra­ción de lí­de­res del Par­ti­do De­mó­cra­ta y even­tual­men­te te­ner un equi­po de la NBA. Si aque­llo no su­ce­die­se, los usua­rios de Spo­tify ten­drán al más ca­ris­má­ti­co pre­si­den­te de play­lists.

CAROLYN KASTER/AP.

Oba­ma nun­ca es­con­dio su amor por la mu­si­ca. Ba­jo su man­da­to, la Ca­sa Blan­ca es­treno una cuen­ta en Spo­tify.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.