0Í Ó " el sue­ño 2

Ó -3/ 4 Ó 2 Ó 1/ Ñ " 5 Í & “ $ #! + " ! 6 # #( ( ó# ! ó# ! í &

La Nacion (Costa Rica) - Revista Dominical - - INFRAESTRUCTURA - # ,

“La gen­te no lo quie­re creer. Ni en Li­món, ni en nin­gu­na otra po­bla­ción por don­de pa­sa la vía, la gen­te quie­re creer que ya los vehícu­los cir­cu­lan de una ciu­dad a otra.

“Tie­nen su ra­zón. La ca­rre­te­ra a Li­món ha si­do el mi­to de 100 años y eso no es fácil de arran­car. Si us­ted lle­ga de Li­món a Si­qui­rres en un jeep, la gen­te pue­de creer que lo pa­só en bal­sa, que lo ti­ró en pa­ra­caí­das o cual­quier otra co­sa, to­do me­nos que lle­gó por sus pro­pias rue­das”.

Así con­ta­ba La Na­ción el 26 de oc­tu­bre de 1969 uno de los pri­me­ros re­co­rri­dos en ca­rro en­tre am­bas co­mu­ni­da­des del Ca­ri­be cos­ta­rri­cen­se, de­pen­dien­tes his­tó­ri­cas del fe­rro­ca­rril pa­ra po­der en­la­zar­se con el Va­lle Cen­tral.

El via­je de ese vier­nes 24, re­la­ta­do dos días des­pués en el im­pre­so, da­ba cuen­ta de que la vía rús­ti­ca a Li­món era, al fin, una reali­dad.

“El se­ñor Gil­bert Bou­rre­te, trac­to­ris­ta del Mi­nis­te­rio de Trans­por­tes fue el cam­peón de la jornada. (...) Su de­di­ca­ción y pe­ri­cia do­ble­ga­ron la mon­ta­ña y la tro­cha que­dó abier­ta. Lue­go de que lo anun­ció nues­tro pe­rió­di­co, co­men­za­ron a cir­cu­lar va­lien­tes; no obs­tan­te, cree­mos que es me­jor es­pe­rar­se”, si­gue el re­la­to.

En aque­lla épo­ca, la ma­qui­na­ria las­trea­ba 300 me­tros dia­rios y aún fal­ta­ban dos puen­tes pa­ra que la obra es­tu­vie­ra com­ple­ta.

Sin em­bar­go, es­te era el pri­mer pa­so de mu­chos que se su­ce­die­ron pa­ra evo­lu­cio­nar de las­tre al as­fal­to y lue­go a la cons­truc­ción del tra­mo de 100 ki­ló­me­tros en­tre Tour­nón y Si­qui­rres y que hoy se lla­ma ru­ta 32.

Se le co­no­ce tam­bién co­mo ca­rre­te­ra Brau­lio Ca­rri­llo, en ho­me­na­je al je­fe de Es­ta­do que a fi­na­les de la dé­ca­da de 1830 vi­sua­li­zó un re­co­rri­do ha­cia el Ca­ri­be cru­zan­do el bos­que y la sel­va vir­gen del Pa­so de la Pal­ma y el Ba­jo de la Hon­du­ra.

El sue­ño de atra­ve­sar la Cor­di­lle­ra Vol­cá­ni­ca Cen­tral mu­rió dé­ca­das des­pués por fal­ta de in­te­rés eco­nó­mi­co y por la cons­truc­ción del Fe­rro­ca­rril al Atlán­ti­co en 1890.

! ! Ñ

No obs­tan­te, du­ran­te la ad­mi­nis­tra­ción de José Joa­quín Tre­jos Fer­nán­dez (19661970) un equi­po de so­ña­do­res sin fi­nan­cia­mien­to in­ter­na­cio­nal em­pie­zan a idear un “ca­mino de pe­ne­tra­ción a Li­món”, que se­guía aquel idea­rio de Ca­rri­llo.

“Don José Joa­quín me pre­gun­ta por una vía de pe- ne­tra­ción a Li­món, un ca­mino rús­ti­co, y yo le di­go que sí es po­si­ble ha­cer­lo”, re­la­ta pa­ra es­te re­por­ta­je Ro­dol­fo Mén­dez Mata, quien en­ton­ces era un jo­ven ingeniero de 30 años y director de Via­li­dad en el Mi­nis­te­rio de Trans­por­tes y De­fen­sa Ci­vil.

Era 1967 cuan­do ese des­pa­cho se aven­tu­ró, con fon­dos pro­pios y la es­ca­sa ma­qui­na­ria de man­te­ni­mien­to vial, a rom­per la mon­ta­ña y abrir dos ca­rri­les es­tre­chos y de pie­dra en los 59 ki­ló­me­tros en­tre Si­qui­rres y Li­món.

“En­tra­mos a Li­món en el Mer­ce­des Benz del pre­si­den­te an­tes de fi­na­li­zar la ad­mi­nis­tra­ción, era el mis­mo Mer­ce­des que usó Or­lich, por­que don José Joa­quín era muy aus­te­ro. (…) No quie­ro ni con­tar­le por don­de tu­vi­mos que pa­sar pa­ra po­der lle­gar (por el le­cho de va­rios ríos) y sí, uno que otro sus­to”, de­ta­lla Mén­dez Mata, hoy de 79 años.

Pre­ci­sa­men­te, pa­ra ese mo­men­to es­ca­sea­ban los re­cur­sos y aún fal­ta­ban dos puen­tes mo­du­la­res pa­ra po­der cru­zar el río Pa­cua­re y el río Chi­rri­pó, y fue gra­cias a una co­lec­ta na­cio­nal, co­man­da­da por es­te dia­rio, que las es­truc­tu­ras se tra­je­ron des­de In­gla­te­rra y em­pe­za­ron a ins­ta­lar­se du­ran­te 1970.

La ad­mi­nis­tra­ción Tre­jos en­tre­gó prác­ti­ca­men­te ter­mi­na­da la ru­ta rús­ti­ca y ade­más de­jó ne­go­cia­do y apro­ba­do un em­prés­ti­to por $15,7 mi­llo­nes con el Ban­co Mun­dial pa­ra el as­fal­ta­do y tra­za­do de­fi­ni­ti­vo del tra­yec­to Si­qui­rres - Li­món y el fi­nan­cia­mien­to pa­ra el di­se­ño Si­qui­rres, Guá­pi­les, San José. La fir­ma del cré­di­to le co­rres­pon­dió a Mi­guel Án­gel Rodríguez, en­ton­ces mi­nis­tro de Pla­ni­fi­ca­ción.

! -

Con di­ne­ro dis­po­ni­ble, el 25 de ju­lio de 1971, el en­ton­ces pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, José Fi­gue­res Fe­rrer, dio el ban­de­ra­zo de sa­li­da pa­ra el tra­za­do de­fi­ni­ti­vo, as­fal­ta­do y la cons­truc­ción de los pa­sos ele­va­dos de la “su­per­ca­rre­te­ra” . La obra se le ad­ju­di­có a la empresa Sao­pim.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.