% &ó % & ' & ( ! & ) ! & & * ó + !á , " ( - * ! )( ! * &$ ' ! * ó % , % ó& & +

La Nacion (Costa Rica) - Revista Dominical - - TINTA FRESCA -

et­flix es el rey de la te­le­vi­sión por In­ter­net, pe­ro Frank Un­der­wood era su pre­si­den­te. El pro­ta­go­nis­ta de Hou­se of Cards fue, has­ta ha­ce un par de se­ma­nas, la mas­co­ta del ser­vi­cio de strea­ming, su ros­tro más atrac­ti­vo, su gan­cho, su opus mag­na.

Aho­ra, Frank Un­der­wood es­tá, pa­ra to­dos los efec­tos, muer­to. Lo es­tá des­de que su in­tér­pre­te, Ke­vin Spa­cey, has­ta en­ton­ces uno de los ac­to­res más res­pe­ta­dos del pla­ne­ta, fue­ra acu­sa­do en re­pe­ti­das oca­sio­nes de abu­so se­xual.

El pri­me­ro fue Ant­hony Rapp, de Star Trek: Dis­co­very, quien di­jo que Spa­cey hi­zo avan­ces se­xua­les ha­cia él en 1986, cuan­do Rapp te­nía so­lo 14 años –la edad le­gal de con­sen­ti­mien­to en el Reino Uni­do, don­de ocu­rrie­ron los he­chos, es 16–.

14 son, tam­bién, el to­tal de pre­sun­tas víc­ti­mas que han se­ña­la­do a Spa­cey de asal­to, aco­so se­xual e in­ten­to de vio­la­ción.

An­te el pri­mer se­ña­la­mien­to, Spa­cey emi­tió un co­mu­ni­ca­do en el que de­cía no re­cor­dar los he­chos na­rra­dos por Rapp, de­cía sen­tir­se ho­rro­ri­za­do por ellos y, ade­más, con­fir­mó su ho­mo­se­xua­li­dad. El ojo pú­bli­co no reac­cio­nó co­mo Spa­cey hu­bie­ra que­ri­do, se­ña­lán­do­le de que­rer des­viar la aten­ción.

Net­flix no mor­dió el an­zue­lo que, en apa­rien­cia, Spa­cey lan­zó. La com­pa­ñía de­tu­vo la pro­duc­ción de la sex­ta tem­po­ra­da de Hou­se of Cards pe­ro eso fue so­lo el prin­ci­pio: pron­to, el rey del strea­ming cer­ce­nó to­da re­la­ción con el ac­tor, ase­gu­ran­do que no re­gre­sa­ría a Hou­se of Cards de for­ma al­gu­na (si es que la se­rie con­ti­núa).

/

Eran otros tiem­pos, aun­que no lo pa­rez­ca: en los ca­len­da­rios, el 31 de enero del 2013 sue­na to­da­vía cer­cano, pe­ro en los anales de la te­le­vi­sión sig­ni­fi­ca ha­blar de otra era. No sa­bía­mos que so­lo 24 ho­ras des­pués su­ce­de­ría una re­vo­lu­ción en nues­tras pan­ta­llas.

Hou­se of Cards se es­tre-

.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.