La iz­quier­da de Eu­ro­pa cui­da su tono con Ma­du­ro

La Nacion (Costa Rica) - - EL MUNDO -

PA­RÍS. AFP. - Di­ri­gen­tes de la iz­quier­da ra­di­cal en Eu­ro­pa, ad­mi­ra­do­res del di­fun­to lí­der de la re­vo­lu­ción bo­li­va­ria­na Hugo Chá­vez, se han dis­tan­cia­do de la po­lí­ti­ca de su su­ce­so­rNi­co­lás Ma­du­ro, aun­que sin con­de­nar­la abier­ta­men­te.

El Go­bierno de Ve­ne­zue­la en­fren­ta un cre­cien­te ais­la­mien­to in­ter­na­cio­nal, el cual se ha agra­va­do tras la ins­ta­la­ción de una po­lé­mi­ca Asam­blea Constituyente, con­si­de­ra­da por una do­ce­na de paí­ses ame­ri­ca­nos co­mo una “rup­tu­ra” del or­den de­mo­crá­ti­co.

En es­te con­tex­to, al­gu­nos de los prin­ci­pa­les lí­de­res eu­ro­peos de iz­quier­da ra­di­cal, que veían en la Ve­ne­zue­la de Chá­vez una “fuen­te de ins­pi­ra­ción”, han de­ci­di­do mo­de­rar sus dis­cur­sos.

“Apo­yar ac­tual­men­te a Ma­du­ro pue­de te­ner un cos­to po­lí­ti­co al­to” en tér­mi­nos de po­lí­ti­ca in­te­rior, por lo que al­gu­nos “han sua­vi­za­do sus de­cla­ra­cio­nes”, ex­pli­có Gas­pard Es­tra­da, quien es di­rec­tor del Ob­ser­va­to­rio Po­lí­ti­co de Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be de Scien­ce Po en Pa­rís.

Es el ca­so del se­cre­ta­rio ge­ne­ral del par­ti­do de iz­quier­da ra­di­cal es­pa­ñol Po­de­mos, Pablo Igle­sias. Aun­que si­gue cer­cano al ré­gi­men de Ma­du­ro, lo que le ha va­li­do nu­me­ro­sas crí­ti­cas en Es­pa­ña, ha mo­de­ra­do su dis­cur­so des­de el 2015.

Aho­ra, lla­ma al diá­lo­go en­tre el Go­bierno y la opo­si­ción. “Nues­tra po­si­ción es inequí­vo­ca: apues­ta por el diá­lo­go y res­pe­to ins­ti­tu­cio­nal”.

Su po­si­ción es si­mi­lar a la del lí­der la­bo­ris­ta Je­remy Corbyn. Tras un lar­go si­len­cio, es­te gran de­fen­sor en su mo­men­to de Hugo Chá­vez con­de­nó, ha­ce me­nos de un mes, la “vio­len­cia de to­das las par­tes en Ve­ne­zue­la”. Em­pe­ro, se abs­tu­vo de apun­tar el de­do acu­sa­dor con­tra el Go­bierno.

Mien­tras, en Fran­cia, el lí­der de iz­quier­da ra­di­cal, Jean-Luc Mé­len­chon, quien veía en Chá­vez una “fuen­te de ins­pi­ra­ción”, men­cio­nó “erro­res” en el go­bierno de Ma­du­ro, pe­ro los jus­ti­fi­có: “Sa­be­mos que nues­tros ami­gos no son per­fec­tos, no­so­tros tam­po­co lo so­mos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.