Sin­di­ca­tos se opo­nen a re­uti­li­zar mas­ca­ri­llas en fun­cio­na­rios de sa­lud

››Gre­mio apli­ca­rá ‘to­das las me­di­das’ para de­fen­der a los tra­ba­ja­do­res

La Nacion (Costa Rica) - - EL PAÍS - Án­ge­la Áva­los R. aa­va­los@na­cion.com

Los sin­di­ca­tos Unión Mé­di­ca Na­cio­nal y Unión Na­cio­nal de Em­plea­dos de la Ca­ja (Undeca) se opo­nen a la me­di­da dic­ta­da por la ins­ti­tu­ción de re­uti­li­zar res­pi­ra­do­res N-95 en­tre los fun­cio­na­rios de sa­lud ex­pues­tos a la aten­ción de en­fer­mos con co­vid-19.

Ed­win So­lano, pre­si­den­te de la Unión Mé­di­ca, ma­ni­fes­tó que, aun­que en­tien­den la si­tua­ción crí­ti­ca ac­tual, la re­uti­li­za­ción de esos res­pi­ra­do­res no es la so­lu­ción.

“Mi­les de fun­cio­na­rios de la Ca­ja han estado con­ta­mi­na­dos o en cua­ren­te­na por ser sos­pe­cho­sos de al­to ries­go por con­tac­to di­rec­to con SARS-COV-2 y nue­ve de ellos (10, a es­te mar­tes), la­men­ta­ble­men­te ya han per­di­do la vi­da, y es nues­tra opi­nión que es­ta di­rec­triz no ayu­da­rá en mu­cho en dis­mi­nuir la du­ra realidad que gol­pea fuer­te­men­te al per­so­nal de pri­me­ra lí­nea de aten­ción.

”Tiem­po muy va­lio­so se per­dió en com­pras y con­tra­ta­cio­nes mi­llo­na­rias con pro­vee­do­res que in­cum­plían con los mí­ni­mos de ca­li­dad y opor­tu­ni­dad de en­tre­ga de equi­po de pro­tec­ción per­so­nal. la Ca­ja de­be hacer su má­xi­mo es­fuer­zo para con­se­guir res­pi­ra­do­res y otros in­su­mos prio­ri­ta­rios que cum­plan con la ca­li­dad cer­ti­fi­ca­da que se re­quie­re para pro­te­ger la vi­da de quie­nes se ex­po­nen ca­da día para ven­cer es­te fla­ge­lo”, di­jo So­lano.

Por su par­te, Undeca ad­vir­tió a las au­to­ri­da­des ins­ti­tu­cio­na­les de que re­cu­rri­rá a “to­das las he­rra­mien­tas y me­di­das”, sin es­pe­ci­fi­car cuá­les, en de­fen­sa de los de­re­chos de los tra­ba­ja­do­res.

“Undeca de­plo­ra es­ta po­lí­ti­ca y ad­vier­te a las au­to­ri­da­des de que no pue­den ser in­sen­si­bles a los mi­les de tra­ba­ja­do­res en con­fi­na­mien­to sa­ni­ta­rio, a los 3.000 tra­ba­ja­do­res con­ta­gia­dos, al do­lor hu­mano de las fa­mi­lias de los fa­lle­ci­dos, por lo que no pue­de me­nos­pre­ciar la pro­vi­sión de equi­pos de pro­tec­ción ade­cua­dos que ga­ran­ti­cen la sa­lud y la vi­da de los tra­ba­ja­do­res y de la po­bla­ción cos­ta­rri­cen­se”, sos­tu­vo ese sin­di­ca­to.

Pro­to­co­lo. El mar­tes, la Ca­ja Cos­ta­rri­cen­se de Se­gu­ro So­cial (CCSS) pu­bli­có un co­mu­ni­ca­do en el que ase­gu­ra que, ba­sa­da en evi­den­cia cien­tí­fi­ca que no pro­ve­yó, se emi­tían las ins­truc­cio­nes para la re­uti­li­za­ción de res­pi­ra­do­res fil­tran­tes de par­tí­cu­las N-95 o sus equi­va­len­tes, has­ta cin­co ve­ces.

En ese mo­men­to, la en­ti­dad ase­gu­ró que con­ta­ba con 11.345 res­pi­ra­do­res N-95 dis­tri­bui­dos en di­fe­ren­tes cen­tros mé­di­cos y 2.000 más en su al­ma­cén cen­tral.

En esa no­ti­fi­ca­ción ins­ti­tu­cio­nal, el gerente mé­di­co, Ma­rio Ruiz, di­jo que la re­uti­li­za­ción se com­ple­men­ta con otras tác­ti­cas de uso ra­cio­nal de res­pi­ra­do­res fil­tran­tes. Des­ta­có los es­fuer­zos por re­du­cir el nú­me­ro de per­so­nas ex­pues­tas al vi­rus y que ne­ce­si­ten pro­tec­ción, así co­mo la de­fi­ni­ción de zo­nas y ac­ti­vi­da­des que re­quie­ren pro­tec­ción de al­to gra­do, y prio­ri­zar el uso del res­pi­ra­dor en per­so­nal con ma­yor ries­go de con­ta­gio.

El gerente ge­ne­ral de la CCSS, Ro­ber­to Cer­van­tes, ex­pli­có que es­te es un lineamient­o de ca­rác­ter tem­po­ral ela­bo­ra­do por es­pe­cia­lis­tas, que res­pon­de a la si­tua­ción de aler­ta mun­dial.

“Te­ne­mos una es­ca­sez a ni­vel mun­dial de mas­ca­ri­llas N-95. To­dos he­mos vis­to lo que ha su­ce­di­do en Eu­ro­pa y Es­ta­dos Uni­dos, y es­to ha­ce que lo que te­ne­mos sea oro. Ese oro hay que cui­dar­lo. Aquí el lineamient­o vie­ne a es­ta­ble­cer la po­si­bi­li­dad de re­uti­li­zar­lo.

”No es nue­vo. Ha ha­bi­do otros in­su­mos que he­mos re­uti­li­za­do con li­nea­mien­tos. Ahí se acla­ra que no se uti­li­zan otros mé­to­dos por­que no es­tán do­cu­men­ta­dos cien­tí­fi­ca­men­te, co­mo es­te. La si­tua­ción es que a ni­vel mun­dial hay to­do un ca­ni­ba­lis­mo y una pi­ra­te­ría. Ya ha su­ce­di­do que em­bar­ques que ve­nían para acá se van para otros lu­ga­res”, re­cor­dó Cer­van­tes.

Para el pre­si­den­te de la Unión Mé­di­ca Na­cio­nal, esas ins­truc­cio­nes evi­den­cian “la ca­ren­cia de es­te equi­po de pro­tec­ción per­so­nal que es fun­da­men­tal para la aten­ción se­gu­ra de los pa­cien­tes por­ta­do­res de SARS-COV-2”.

“Ya ha­bía­mos re­ci­bi­do un do­cu­men­to pre­vio so­bre el po­ten­cial uso de cu­bre­bo­cas de te­la en am­bien­tes hos­pi­ta­la­rios y ám­bi­tos de aten­ción di­rec­ta de pa­cien­tes, lo cual no cum­ple con el mí­ni­mo de pro­tec­ción”, afir­mó So­lano.

JO­SÉ COR­DE­RO/AR­CHI­VO

El gerente ge­ne­ral de la Ca­ja, Ro­ber­to Cer­van­tes, acla­ró que la me­di­da es de ca­rác­ter tem­po­ral y res­pon­de a una si­tua­ción de es­ca­sez mun­dial de res­pi­ra­do­res N-95.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.