Ci­clo de 9 años en Rin­cón de la Vie­ja ha­ce des­car­tar erup­ción de­vas­ta­do­ra

La Nacion (Costa Rica) - - SUCESOS & JUDICIALES - Hu­go So­lano C. hso­lano@na­cion.com

La erup­ción que es­te mar­tes, a las 10:54 a. m. lan­zó se­di­men­tos vol­cá­ni­cos a dos ki­ló­me­tros de la la­gu­na, en el vol­cán Rin­cón de la Vie­ja, es par­te de las ex­ha­la­cio­nes en­tre mo­de­ra­das y dé­bi­les que han estado pre­sen­tes en lo que va del año.

El ma­te­rial fue lan­za­do de for­ma un po­co más vio­len­ta que la se­ma­na pa­sa­da y fue a dar al no­roes­te, pe­ro, co­mo no hay ve­ci­nos cer­ca, na­die ha brin­da­do re­por­tes de olor azu­fre, ni caí­da de ce­ni­za.

Con esas ca­rac­te­rís­ti­cas, Ja­vier Pa­che­co, vulcanólog­o del Ob­ser­va­to­rio Vul­ca­no­ló­gi­co y Sis­mo­ló­gi­co de Cos­ta Ri­ca (Ov­si­co­ri), afir­ma que lo que po­dría es­pe­rar­se co­mo pun­to má­xi­mo de es­te ci­clo de nue­ve años, que em­pe­zó en el 2011, se­ría si­mi­lar a la erup­ción frea­to­mag­má­ti­ca que hu­bo en 1995.

“Erup­cio­nes co­mo la de 1995 no son gran­des, con res­pec­to a lo que ese vol­cán es ca­paz de hacer, se­gún sus re­gis­tros geo­ló­gi­cos, pe­ro eso es lo que se es­ti­ma en es­te mo­men­to, con ba­se en lo ocu­rri­do a par­tir del 2011”, ex­pli­có.

Has­ta aho­ra no ha mos­tra­do sig­nos de al­go ma­yor y lo que se no­ta es un vai­vén en­tre la li­be­ra­ción de ener­gía par­cial y la pos­te­rior en­tra­da en re­la­ti­vos re­po­sos cor­tos, de ma­ne­ra cí­cli­ca, agre­gó.

An­te­ce­den­te.

El cien­tí­fi­co re­cor­dó que ha­ce 25 años el co­lo­so arro­jó ce­ni­zas a va­rios ki­ló­me­tros de al­tu­ra y el ma­te­rial ba­jó en flu­jos de lo­do por ríos y que­bra­das, has­ta da­ñar puen­tes y ca­rre­te­ras, pues a su pa­so por Bue­nos Ai­res y otras zo­nas del dis­tri­to de Aguas Cla­ras, Upa­la, via­jó a más de 90° Cel­sius.

Esa vez hu­bo blo­ques ba­lís­ti­cos in­can­des­cen­tes y la ac­ti­vi­dad se man­tu­vo por va­rios días.

“De­fi­ni­ti­va­men­te hay un cuer­po mag­má­ti­co que des­de el 2011 se es­ta­cio­na en un re­ser­vo­rio o cá­ma­ra mag­má­ti­ca y que pue­de es­tar a dos ki­ló­me­tros ha­cia aba­jo de la ci­ma”, ar­gu­men­tó el ex­per­to.

Des­de ahí es don­de a jui­cio del cien­tí­fi­co suben bur­bu­jas de gas has­ta la su­per­fi­cie y en su con­tac­to con el sis­te­ma hi­dro­ter­mal ge­ne­ran las erup­cio­nes que ve­mos.

De acuer­do con Pa­che­co, la ac­ti­vi­dad de an­te­ayer fue muy su­per­fi­cial y por eso lo­gró le­van­tar se­di­men­tos des­de el fon­do del la­go y lan­zar­los in­clu­so has­ta ci­mas cer­ca­nas.

Re­cor­dó que la se­ma­na pa­sa­da tam­bién hu­bo dos erup­cio­nes un po­co más pe­que­ñas y que han si­do cons­tan­tes en los úl­ti­mos me­ses, aun­que a ve­ces no se ven por lo nu­bla­do del tiem­po.

COR­TE­SÍA WAG­NER SA­LA­ZAR

El Rin­cón de la Vie­ja per­ma­ne­ce co­mo el vol­cán más ac­ti­vo, ac­tual­men­te, en te­rri­to­rio na­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.