Plan da­ría vi­sa a ex­tran­je­ros para te­le­tra­ba­jar en el país

La Nacion (Costa Rica) - - EL PAÍS - Juan Die­go Cór­do­ba G. juan­die­go.cor­do­ba@na­cion.com

¿Le gus­ta­ría a un ex­tran­je­ro po­der tra­ba­jar de for­ma re­mo­ta des­de San­ta Teresa de Có­bano, Cahui­ta o Mon­te­ver­de, para una em­pre­sa ra­di­ca­da fue­ra de nues­tro país?

Esa era una po­si­bi­li­dad que exis­tía an­tes de la pan­de­mia para al­gu­nas per­so­nas, pe­ro que la emer­gen­cia glo­bal fa­ci­li­ta para mu­chas otras de­bi­do al cie­rre de los gran­des cen­tros cor­po­ra­ti­vos por la pro­pa­ga­ción del vi­rus.

Para sa­car­le pro­ve­cho a esa ten­den­cia in­ter­na­cio­nal, una ini­cia­ti­va de ley bus­ca po­si­cio­nar a Cos­ta Ri­ca co­mo un des­tino para aque­llos te­le­tra­ba­ja­do­res tem­po­ra­les o per­ma­nen­tes de al­tos in­gre­sos que bus­can ex­pe­rien­cias co­mo esas.

La pro­pues­ta, que fue pre­sen­ta­da por el ver­di­blan­co Car­los Ri­car­do Be­na­vi­des, per­mi­ti­ría otor­gar vi­sas es­pe­cia­les de no re­si­den­tes a esos te­le­tra­ba­ja­do­res ex­tran­je­ros por un pla­zo de un año, pro­rro­ga­ble por seis me­ses.

Tan­to el ex­tran­je­ro te­le­tra­ba­ja­dor co­mo sus fa­mi­lia­res po­drían re­ci­bir ese es­ta­tus, siem­pre y cuan­do cum­plan con re­qui­si­tos co­mo pa­gar un se­gu­ro de co­ber­tu­ra mé­di­ca du­ran­te su per­ma­nen­cia y el cos­to de la vi­sa, aún sin de­ta­llar.

Asi­mis­mo de­be de­mos­trar in­gre­sos, sa­la­rios o ren­tas por un mon­to mí­ni­mo de $5.000 men­sua­les du­ran­te el úl­ti­mo año.

Si vie­ne en fa­mi­lia, di­cho mon­to po­drá apor­tar­se en­tre los dis­tin­tos miem­bros.

Co­mo prue­ba, se pue­den pre­sen­tar es­ta­dos de cuen­tas ban­ca­rias u otros me­dios que se de­ben ci­tar pos­te­rior­men­te en el re­gla­men­to de la ley, en ca­so de apro­bar­se.

Se­gún Be­na­vi­des, la pro­pues­ta bus­ca apo­yar la reac­ti­va­ción de los sec­to­res más afec­ta­dos por la cri­sis, con la ex­plo­ta­ción de atrac­ti­vos tu­rís­ti­cos na­cio­na­les.

“El pro­yec­to pre­ten­de atraer vi­si­tan­tes ex­tran­je­ros que se de­di­quen a rea­li­zar te­le­tra­ba­jo o ser­vi­cios pro­fe­sio­na­les por vía di­gi­tal des­de Cos­ta Ri­ca, gas­tan­do co­mo tu­ris­tas de lar­ga es­tan­cia.

”Los nó­ma­das di­gi­ta­les po­drán rea­li­zar sus la­bo­res des­de sue­lo cos­ta­rri­cen­se para em­pre­sas o clien­tes en el ex­te­rior. Ten­drán vi­sa has­ta por un año, con po­si­bi­li­dad de sa­li­das múl­ti­ples”, afir­mó Be­na­vi­des.

Jun­to con el le­gis­la­dor del Par­ti­do Li­be­ra­ción Na­cio­nal (PLN), la ini­cia­ti­va, que se pre­sen­tó es­te lu­nes al Con­gre­so, lle­va la fir­ma de otros 19 con­gre­sis­tas de di­fe­ren­tes ban­ca­das.

El tér­mino “nó­ma­da di­gi­tal”, em­plea­do prin­ci­pal­men­te en la úl­ti­ma dé­ca­da, ha­ce re­fe­ren­cia a los pro­fe­sio­na­les que pue­den desem­pe­ñar sus la­bo­res de for­ma re­mo­ta y que tie­nen un es­ti­lo de vi­da sin arrai­go.

Es de­cir, pue­den vivir via­jan­do de ciu­dad en ciu­dad o in­clu­so en­tre paí­ses, sin ver­se ata­dos a un cen­tro fí­si­co de tra­ba­jo.

Va­rios paí­ses, en­tre ellos va­rios del Ca­ri­be, po­pu­la­ri­za­ron la vi­sa de te­le­tra­ba­jo en los úl­ti­mos me­ses.

COR­TE­SÍA

El ho­tel Bel­mar ha­bi­li­tó sus ins­ta­la­cio­nes para re­ci­bir a los tu­ris­tas que rea­li­zan te­le­tra­ba­jo al tiem­po que dis­fru­tan del bos­que nu­bo­so de Mon­te­ver­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.