Cri­sis de Gua­te­ma­la se am­plía por des­pi­do de je­fe an­ti­co­rrup­ción

La Republica - - CLASIFICADOS -

Bloom­berg- La cri­sis po­lí­ti­ca de Gua­te­ma­la se pro­fun­di­zó des­pués de que el pre­si­den­te, Jimmy Mo­ra­les, ex­pul­só al je­fe de un or­ga­nis­mo an­ti­co­rrup­ción res­pal­da­do por la ONU, aun­que la me­di­da fue rá­pi­da­men­te re­vo­ca­da por el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal del país. Los al­tos ministros del ga­bi­ne­te en­via­ron cartas de re­nun­cia en me­dio de pro­tes­tas ca­lle­je­ras y una reac­ción in­ter­na­cio­nal. “He­mos en­tra­do en un nue­vo ca­pí­tu­lo de ines­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca, ha ha­bi­do un gran de­te­rio­ro del apoyo po­lí­ti­co al Pre­si­den­te”, di­jo el ex­vi­ce­pre­si­den­te Eduar­do Stein en una en­tre­vis­ta te­le­fó­ni­ca. Gua­te­ma­la, la ma­yor eco­no­mía de Amé­ri­ca Cen­tral, ex­por­ta ca­fé, azú­car y tex­ti­les a Es­ta­dos Uni­dos. Se es­ti­ma que 2 mi­llo­nes de gua­te­mal­te­cos que vi­ven en EE.UU. con­tri­bui­rán a en­viar al país cen­troa­me­ri­cano un ré­cord de $7.800 mi­llo­nes en re­me­sas es­te año, se­gún el Ban­co Cen­tral, ci­fra que re­pre­sen­ta el 11,4% del PIB gua­te­mal­te­co. La cri­sis es la más gra­ve des­de que el Con­gre­so vo­tó en 2015 pa­ra re­vo­car la in­mu­ni­dad del ex­pre­si­den­te Ot­to Pé­rez Mo­li­na por acu­sa­cio­nes de co­rrup­ción. Pé­rez Mo­li­na, su vi­ce­pre­si­den­te y al­gu­nos miem­bros de su ga­bi­ne­te es­tán en la cárcel a la es­pe­ra de jui­cio. La Co­mi­sión In­ter­na­cio­nal contra la Im­pu­ni­dad en Gua­te­ma­la (CI­CIG), res­pal­da­da por la ONU, fue crea­da en 2007 pa­ra con­tri­buir a eli­mi­nar la co­rrup­ción y la de­lin­cuen­cia or­ga­ni­za­da de al­to ni­vel. Mo­ra­les di­jo que la CI­CIG ha­bía su­pe­ra­do su man­da­to al pre­sio­nar al Con­gre­so pa­ra que apro­ba­ra re­for­mas cons­ti­tu­cio­na­les y que, en cam­bio, debería cen­trar­se en com­ba­tir la de­lin­cuen­cia vio­len­ta y for­ta­le­cer las ins­ti­tu­cio­nes. La em­ba­ja­da de EE.UU. y al me­nos otras nue­ve en el país anun­cia­ron su apoyo a Iván Ve­lás­quez, je­fe de la CI­CIG, quien per­ma­ne­ce­rá en Gua­te­ma­la por el mo­men­to. Heat­her Nauert, por­ta­voz del De­par­ta­men­to de Es­ta­do, di­jo que EE.UU. es­tá “pro­fun­da­men­te preo­cu­pa­do” por la de­ci­sión de Mo­ra­les de blo­quear a Ve­lás­quez, agre­gan­do que es­te ha si­do efi­caz en la lu­cha contra la co­rrup­ción. Los ministros de Sa­lud y de Tra­ba­jo y el sub­di­rec­tor de la ofi­ci­na de pro­mo­ción de in­ver­sio­nes ex­tran­je­ras del país pre­sen­ta­ron cartas de di­mi­sión, mien­tras los ma­ni­fes­tan­tes se agol­pa­ban fren­te al Pa­la­cio Na­cio­nal. Mo­ra­les des­pi­dió al mi­nis­tro de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res, Car­los Raúl Mo­ra­les, quien la se­ma­na pa­sa­da ame­na­zó con di­mi­tir si el Pre­si­den­te to­ma­ba me­di­das contra Ve­lás­quez. El mi­nis­tro de Fi­nan­zas, Ju­lio Héctor Estrada, di­jo que per­ma­ne­ce­ría en su car­go. Ve­lás­quez, de na­cio­na­li­dad co­lom­bia­na, y la fis­cal ge­ne­ral Thel­ma Al­da­na, di­je­ron que es­ta­ban in­ves­ti­gan­do a Mo­ra­les por fi­nan­cia­mien­to ile­gal de cam­pa­ñas y pre­sen­ta­ron una mo­ción a los tri­bu­na­les pa­ra des­po­jar­lo de su in­mu­ni­dad de pro­ce­sa­mien­to. Co­mo se­cre­ta­rio ge­ne­ral de su par­ti­do po­lí­ti­co FCN-Na­ción, Mo­ra­les no in­for­mó ade­cua­da­men­te so­bre por lo me­nos $825 mil en con­tri­bu­cio­nes du­ran­te su as­cen­so al po­der en 2015. Si los tri­bu­na­les dic­ta­mi­nan a fa­vor de la so­li­ci­tud, es­ta de­be ser en­via­da al Con­gre­so don­de ne­ce­si­ta una ma­yo­ría de dos ter­cios pa­ra ser apro­ba­da. Los fis­ca­les po­drían en­ton­ces bus­car el arres­to de Mo­ra­les. Si es­te fue­ra re­mo­vi­do del po­der, el vi­ce­pre­si­den­te y ex­rec­tor de la uni­ver­si­dad, Ja­feth Ca­bre­ra, se­ría el si­guien­te en la fi­la pa­ra asu­mir el car­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.