Nú­me­ro uno se ca­lien­ta en bra­sas

OCHO MU­JE­RES Y TRES HOM­BRES COM­PI­TEN POR ES­CA­LAR A LO MÁS AL­TO DEL RAN­KING ATP DU­RAN­TE EL US OPEN

La Republica - - ACCIÓN - Wal­ter He­rre­ra whe­rre­ra@la­re­pu­bli­ca.net

Lle­gó el gran mo­men­to. El cir­cui­to ATP afron­ta el úl­ti­mo Grand Slam de la tem­po­ra­da con mu­cho por re­sol­ver, en­tre ello, el nú­me­ro uno del mun­do, tan­to en hom­bres co­mo mu­je­res. En la rama fe­me­ni­na, hay ocho te­nis­tas con posibilidades ma­te­má­ti­cas de sa­lir del US Open en la cús­pi­de de la cla­si­fi­ca­ción.

La ba­ta­lla pa­re­ce es­tar, so­bre to­do, en­tre cua­tro, pe­ro na­da pue­de des­car­tar­se en un año re­ple­to de sor­pre­sas, tan­to po­si­ti­vas co­mo ne­ga­ti­vas.

Si­mo­na Ha­lep, de Ru­ma­nía, de­pen­de de sí mis­ma. Si ga­na el tor­neo ha­brá al­can­za­do el ob­je­ti­vo que tan­to se le ha ido tor­cien­do a lo lar­go del año. To­do lo que no sea esa com­bi­na­ción, les abre las puer­tas a quie­nes ace­chan el mis­mo de­seo de ella.

La es­pa­ño­la Garbiñe Mu­gu­ru­za tam­po­co de­bía po­ner aten­ción a lo que su­ce­da en otras can­chas. Le­van­tan­do la co­pa, la ibé­ri­ca lo­gra­ría as­cen­der al olim­po del tenis.

Otra te­nis­ta con op­cio­nes de con­se­guir el li­de­ra­to es Eli­na Svi­to­li­na, cu­yas op­cio­nes co­men­za­rían a apa­re­cer si se pre­sen­ta en se­mi­fi­na­les, aun­que de ma­ne­ra re­mo­ta. Pa­ra te­ner se­rias posibilidades, la ucra­nia­na ha­bría de lle­gar a la fi­nal y no per­der­la an­te Ha­lep, Plis­ko­va o Mu­gu­ru­za.

Por su par­te, Ka­ro­li­na Plis­ko­va ten­drá un ca­mino com­pli­ca­do pa­ra de­fen­der el pues­to de fi­na­lis­ta del año pa­sa­do. La che­ca ten­dría que co­se­char el tí­tu­lo en Flus­hing Mea­dows y que su ri­val en la fi­nal no fue­ra Ha­lep. Si ga­na­ra la fi­nal a Mu­gu­ru­za aca­ba­rían em­pa­ta­das, co­mo se ha se­ña­la­do an­te­rior­men­te.

Cu­rio­sa­men­te, la que lle­ga co­mo nú­me­ro uno del mun­do ya no de­pen­de de sí mis­ma pa­ra le­gi­ti­mar­se en la gloria.

A la lu­cha in­gre­san tam­bién Caroline Woz­niac­ki y Johan­na Kon­ta. Am­bas de­be­rán al­zar el tro­feo y que en la fi­nal no se pre­sen­ta­ran ni Ha­lep, ni Mu­gu­ru­za ni Svi­to­li­na, en lo que pa­re­ce un panorama com­pli­ca­do, pe­ro po­si­ble.

Una com­bi­na­ción de re­sul­ta­dos un tan­to com­pli­ca­do la tie­ne Svetla­na Kuz­net­so­va. Ten­dría que sa­lir cam­peo­na, no en­fren­tar­se en la fi­nal a Ka­ro­li­na Plis­ko­va y que Garbiñe no lle­gue a se­mi­fi­na­les.

Fi­nal­men­te se en­cuen­tra la fa­vo­ri­ta pa­ra los de casa. La es­ta­dou­ni­den­se Ve­nus Wi­lliams tie­ne po­cas op­cio­nes y de­pen­de­rá de una ca­tás­tro­fe de las fa­vo­ri­tas. Ade­más de ob­te­ner la vic­to­ria al fi­nal del ca­mino, nin­gu­na de las cua­tro má­xi­mas can­di­da­tas de­be lle­gar a la se­gun­da se­ma­na.

En la rama mas­cu­li­na, las au­sen­cias de No­vak Djo­ko­vic, Stan Waw­rin­ka y Kei Nis­hi­ko­ri de­ja­ron un panorama real­men­te abier­to pa­ra que te­nis­tas de se­gun­da lí­nea con­si­gan al­go sor­pren­den­te en un tor­neo que siem­pre se ha ca­rac­te­ri­za­do por las sor­pre­sas po­si­ti­vas y ne­ga­ti­vas.

Y si bien Ra­fael Na­dal par­te co­mo fa­vo­ri­to pa­ra re­te­ner­lo, el ca­so es que tres hom­bres pue­den sa­lir de Nueva York co­mo lí­der de la ATP. Y los tres de­pen­den de sí mis­mos: el pro­pio Ra­fa, Andy Mu­rray y Ro­ger Fe­de­rer.

Ayer se ju­gó la pri­me­ra ron­da del tor­neo que se rea­li­za en Queens has­ta el 10 de se­tiem­bre con la dispu­ta de las fi­na­les.

Ra­fael Na­dal y Ka­ro­li­na Plis­ko­va po­drían per­der el nú­me­ro uno al fi­na­li­zar el Abier­to de Es­ta­dos Uni­dos. Ar­chi­vo/La República

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.