arrui­nó Mon­te­ro el clá­si­co del me­jor fút­bol

La Republica - - ACCIÓN - Wal­ter He­rre­ra whe­rre­ra@la­re­pu­bli­ca.net

Si bien el pé­si­mo ar­bi­tra­je del ré­fe­ri Ri­car­do Mon­te­ro opa­có el es­pec­tácu­lo que brin­da­ban Alajuelense y Sa­pris­sa en el Mo­re­ra So­to, am­bas es­cua­dras mos­tra­ron su me­jor fút­bol en las seis fe­chas que tie­ne el cam­peo­na­to na­cio­nal.

Los mo­ra­dos fue­ron los pri­me­ros en mos­trar sus ar­mas, y tam­bién sor­pren­die­ron con el plan­tea­mien­to; el in­gre­so de Juan Bus­tos Go­lo­bio en la me­du­lar por Mar­vin An­gu­lo fue acertado. De es­ta for­ma los sa­pris­sis­tas con­si­guie­ron mo­no­po­li­zar el ba­lón y su­pe­raron la lí­nea del me­dio cam­po ma­nu­da que tar­dó unos 35 mi­nu­tos en aco­mo­dar­se. Si el ju­ga­dor ro­ji­ne­gro más im­por­tan­te fue Pa­trick Pem­ber­ton, es­to ha­bla bien de la ofen­si­va ti­ba­se­ña.

Sa­pris­sa vol­có su ata­que al cos­ta­do iz­quier­do co­mo es usual, es­pe­cial­men­te con Co­lin­dres que al­za la mano pa­ra ju­gar mi­nu­tos en la Se­lec­ción blin­da­da del téc­ni­co pa­trio Ós­car Ramírez.

No obs­tan­te, pa­sa­da la me­dia hora, los ma­nu­dos se ajus­ta­ron al plan­tea­mien­to de su téc­ni­co Wil­mer López. Uti­li­zar a McDo­nald y Jiménez en pun­ta fue una es­tra­te­gia pers­pi­caz. Le bas­tó un par­ti­do a Jo­nat­han pa­ra sen­tir el acom­pa­ña­mien­to de un com­pa­ñe­ro su­yo. Si bien Cas­can­te neu­tra­li­zó al jo­ven ata­can­te ma­nu­do, es­to le dio la opor­tu­ni­dad a Mac de bus­car el uno a uno an­te Mou­ra, quien no pu­do contra la ve­lo­ci­dad del arie­te ro­ji­ne­gro. Las cons­tan­tes fal­tas y la ex­pul­sión son cla­ro ejem­plo de la in­ca­pa­ci­dad de mar­car al má­xi­mo go­lea­dor ma­nu­do en clá­si­cos.

Ken­ner Gutiérrez se vio per­di­do por mo­men­tos, ol­vi­dó ju­gar la lí­nea con sus de­fen­so­res y ha­bi­li­tó a Bengt­son y Ramírez por se­guir el ba­lón, aun­que se­rá cues­tión de tiem­po pa­ra que el za­gue­ro se aco­mo­de a su zo­na pre­fe­ri­da de la can­cha.

Ade­más Luis Die­go Se­quei­ra de­jó esa zo­na y to­mó el cos­ta­do de­re­cho, es­ta vez con ma­yor lle­ga­da y con más fa­ci­li­dad de ir per­fi­la­do al re­ma­te de lar­ga dis­tan­cia que es una de sus prin­ci­pa­les for­ta­le­zas.

Con dos de­lan­te­ros en pun­ta, los ba­lo­nes suel­tos o se­gun­das pe­lo­tas ten­drán ma­yor fa­ci­li­dad de caer en pier­nas ala­jue­len­ses, co­mo lo hi­zo McDo­nald en la pri­me­ra ano­ta­ción.

Jo­sé An­drés Sal­va­tie­rra y Da­niel Co­lin­dres de­mos­tra­ron ra­zo­nes pa­ra ser con­vo­ca­dos a la Se­lec­ción.Ima­ge­nes en­cos­ta­ri­ca.com/La República

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.