Hos­pi­tal Clí­ni­ca Bí­bli­ca ofre­ce seis prue­bas que re­ve­lan el es­ta­tus de su co­ra­zón

En­tre el 20% y 30% de la po­bla­ción pa­de­ce al­gu­na en­fer­me­dad car­dio­vas­cu­lar

La Republica - - NACIONALES - Karla Bar­que­ro kbar­que­ro@la­re­pu­bli­ca.net

En­tre el 20% y 30% de la po­bla­ción ha te­ni­do, su­fre o pa­de­ce­rá en al­gún mo­men­to de su vi­da una en­fer­me­dad car­dio­vas­cu­lar. Por es­to, co­no­cer el es­ta­tus de su co­ra­zón es im­por­tan­te no so­lo si pla­nea prac­ti­car al­gún de­por­te, sino pa­ra quie­nes tie­nen an­te­ce­den­tes fa­mi­lia­res o fac­to­res de ries­go.

El Hos­pi­tal Clí­ni­ca Bí­bli­ca po­see ser­vi­cios de: ima­ge­no­lo­gía car­dia­ca, eco­gra­fías, clí­ni­cas de in­su­fi­cien­cia car­dia­ca, ci­ru­gías y, en es­pe­cial, elec­tro­fi­sio­lo­gía (ra­ma que se ocu­pa de los tras­tor­nos eléc­tri­cos re­la­cio­na­dos con el rit­mo car­dia­co).

Fe­de­ri­co Ma­la­vas­si, car­dió­lo­go de este cen­tro mé­di­co pri­va­do, ex­pli­có que ofre­cen una se­rie de exá­me­nes de avan­za­da con los cua­les se ob­tie­nen diag­nós­ti­cos muy pre­ci­sos de los di­fe­ren­tes ma­les car­dia­cos.

Por ejem­plo, el elec­tro­car­dio­gra­ma de 12 de­ri­va­cio­nes per­mi­te un re­gis­tro en re­po­so de la ac­ti­vi­dad del co­ra­zón y sir­ve pa­ra de­ter­mi­nar cual­quier tra­ta­mien­to car­dio­ló­gi­co.

El cen­tro mé­di­co tam­bién ofre­ce el test de in­cli­na­ción, una prue­ba que se apli­ca en los ca­sos en que un pa­cien­te su­fre de des­ma­yos.

Este exa­men con­sis­te en co­lo­car a la per­so­na en una me­sa que se in­cli­na has­ta 70 gra­dos con el fin de es­ta­ble­cer có­mo el rit­mo car­dia­co y el com­por­ta­mien­to de la ten­sión ar­te­rial in­flui­rían en la pér­di­da de cons­cien­cia.

De es­ta ma­ne­ra, se es­ta­ble­ce­ría el me­ca­nis­mo del des­ma­yo pa­ra de­ter­mi­nar las op­cio­nes de tra­ta­mien­to que se re­quie­ren.

Otro exa­men es el Hol­ter, en el que se co­lo­can en el tó­rax al pa­cien­te elec­tro­dos y se co­nec­tan a una gra­ba­do­ra ex­ter­na di­gi­tal (un elec­tro­car­dió­gra­fo por­tá­til) pa­ra mo­ni­to­rear la ac­ti­vi­dad eléc­tri­ca en pe­rio­dos des­de las 24 ho­ras has­ta sie­te días.

El Hol­ter de­tec­ta la pre­sen­cia de arrit­mias, in­clu­so en pe­rio­dos en que el pa­cien­te po­dría no no­tar­las co­mo cuan­do duer­me.

Otros es­tu­dios son los elec­tro­fi­sio­ló­gi­cos con­ven­cio­na­les y diag­nós­ti­cos que per­mi­ten ana­li­zar con imá­ge­nes de ra­yos X en vi­vo las dis­tin­tas cá­ma­ras del co­ra­zón pa­ra co­no­cer su ac­ti­vi­dad en re­po­so o con es­ti­mu­la­ción.

Con es­tos aná­li­sis se de­tec­ta cuá­les son los im­pul­sos anor­ma­les, su ori­gen y el tra­ta­mien­to a se­guir.

El Hos­pi­tal Clí­ni­ca Bí­bli­ca tam­bién rea­li­za abla­cio­nes, que sir­ven pa­ra tra­tar los ca­sos com­ple­jos de arrit­mias con la des­truc­ción del te­ji­do me­dian­te ener­gía (co­mo ra­dio­fre­cuen­cia) y per­mi­tir­le al co­ra­zón fun­cio­nar me­jor.

Por úl­ti­mo se en­cuen­tra la eco­gra­fía in­tra­car­dia­ca, con la que se vi­sua­li­za en tiem­po real el co­ra­zón por me­dio de una son­da.

Gra­cias a es­to se pue­de de­fi­nir la anato­mía del co­ra­zón e iden­ti­fi­car que to­do ha­ya sa­li­do bien cuan­do se rea­li­za una abla­ción.

Con cual­quie­ra de es­tos exá­me­nes, el car­dió­lo­go emi­ti­rá re­co­men­da­cio­nes y su­ge­ri­rá los ajus­tes en su es­ti­lo de vi­da, ejer­ci­cio y me­di­ca­ción pa­ra pre­ve­nir com­pli­ca­cio­nes y man­te­ner su ca­li­dad de vi­da.

El Hos­pi­tal Clí­ni­ca Bí­bli­ca cuen­ta con ex­per­tos en car­dio­lo­gía al­ta­men­te ca­pa­ci­ta­dos pa­ra rea­li­zar cual­quier tra­ta­mien­to: des­de im­plan­tes de dis­po­si­ti­vos de es­ti­mu­la­ción car­dia­ca co­mo mar­ca­pa­sos o des­fi­bri­la­do­res has­ta el ma­ne­jo de arrit­mias ven­tri­cu­la­res más com­ple­jas.

“El Hos­pi­tal Clí­ni­ca Bí­bli­ca ofre­ce una se­rie de exá­me­nes de avan­za­da pa­ra lo­grar un diag­nós­ti­co muy pre­ci­so de los di­fe­ren­tes ma­les car­dia­cos y así po­ner en mar­cha me­di­das que pue­den sal­var su vi­da”, co­men­tó Fe­de­ri­co Ma­la­vas­si, car­dió­lo­go. Es­te­ban Monge/

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.