An­ge­li­tos in­yec­tan a pa­re­ja

MA­RA­TÓN EN TAMARINDO

La Teja - - Portada - ALE­JAN­DRA PORTUGUEZ MO­RA­LES ale­jan­dra.portuguez@la­te­ja.cr Otros gol­pes. Mu­jer mo­ti­va­do­ra.

La ma­dru­ga­da de es­te sá­ba­do una ma­má ha­rá su me­jor es­fuer­zo en me­mo­ria de sus dos chi­qui­tos y de su sue­gra, fa­lle­ci­dos en un ac­ci­den­te de tránsito ocu­rri­do enGua­na­cas­te ha­ce 9 años.

Ha­bla­mos de Teresita Ar­gue­das Cam­pos, de 36 años. Ella y su es­po­so Roy Sa­la­zar Bo­la­ños, de 35 años y co­rre­dor co­mo Teresita, han de­mos­tra­do ser unos gue­rre­ros en mo­men­tos de ad­ver­si­dad.

Ellos son so­bre­vi­vien­tes del per­can­ce que co­bró la vi­da de sus pe­que­ñi­tos Nat­ha­lie y Ant­hony Sa­la­zar, de 5 y 3 años, res­pec­ti­va­men­te. La fa­ta­li­dad ocu­rrió el sá­ba­do 27 de di­ciem­bre del 2008 cer­ca de la en­tra­da al puen­te La Amis­tad, en Po­ro­zal de Ca­ñas, Gua­na­cas­te, so­bre la ca­rre­te­ra que une Li­mo­nal de Aban­ga­res con Ni­co­ya.

Teresita par­ti­ci­pa­rá en la ma­ra­tón de Tamarindo, es de­cir, co­rre­rá 42 ki­ló­me­tros, mien­tras que su ma­ri­do rea­li­za­rá la me­dia ma­ra­tón. Pa­ra lle­gar al pun­to de sa­li­da de­be­rán atra­ve­sar la zo­na en la que per­die­ron un pe­da­zo de sí mis­mos ha­ce ca­si 9 años y por don­de Teresita ha­bía ju­ra­do no pa­sar ja­más.

La ma­ra­tón de T ama rin­do im­pli­ca un gran re­to pa­ra es­ta va­lien­te mu­jer. Ella ase­gu­ra que no so­lo es por el as­pec­to fí­si­co, si no por lo emo­cio­nal. Pri­me­ro por pa­sar por el si­tio de la fa­ta­li­dad y, se­gun­do, por­que el 20 y el 22 de se­tiem­bre, es de­cir, la se­ma­na que vie­ne, sus hi­ji­tos ha­brían cum­pli­do años.

Es­ta ma­mi­ta ase­gu­ra que ha apren­di­do a vi­vir con la au­sen­cia de sus hi­jos. Cuen­ta que es­po­so es su com­pa­ñe­ro de vi­da y su sos­tén.

“Es du­ro ya no es­cu­char­los (a los ni­ños) en la ca­sa y a ve­ces ten­go que gri­tar, pa­ta­lear y has­ta me enojo, pe­ro cuan­do co­rro me des­pe­jo y re­cuer­do lo que vi­ví con ellos”, ex­pre­só Teresita.

Do­ña Ro­si­bel Bo­la­ños Bre­nes, la ma­má de Roy, fa­lle­ció el 30 de di­ciem­bre del 2008. La se­ño­ra tam­bién via­ja­baen el ca­rro que se ac­ci­den­tó y mu­rió a con­se­cuen­cia de las le­sio­nes.

La fa­mi­lia, des­de en­ton­ces, se ha ar­ma­do de for­ta­le­za.

Sin em­bar­go, la vi­da les si­guió po­nien­do prue­bas du­rí­si­mas. El 7 de no­viem­bre del 2015 Br­yan Ar­gue­das, her­mano me­nor de Teresita, mu­rió atro­pe­lla­do fren­te a la Cer­ve­ce­ría Cos­ta Ri­ca, en San Joa­quín de Flo­res.

“En mi fa­mi­lia he­mos te­ni­do mu­chas pér­di­das. Otros dos fa­mi- lia­res mu­rie­ron aho­ga­dos y un so­brino fa­lle­ció por leucemia. No­so­tros so­lo le pe­di­mos a Dios que nos dé la fuer­za pa­ra con­ti­nuar”, di­jo es­ta gue­rre­ra, quien ase­gu­ra que le ha cos­ta­do mu­cho aceptar la par­ti­da de su her­mano me­nor.

“Cuan­do él fa­lle­ció de­jó un be­bé de tres me­ses. Es un be­bé her­mo­so, yo lo amo y en él veo el ros­tro de mi her­mano. Es­te ni­ño ha si­do mi re­fu­gio, sé que no es mío, pe­ro es una gran for­tu­na que nos de­jó mi her­mano”, co­men­ta.

Teresita y su es­po­so son ve­ci­nos de He­re­dia, ellos se pon­drán las tenis y co­rre­rán por sus hi­jos y por ca­da fa­mi­liar que han per­di­do.

Se­rán re­ci­bi­dos en la me­ta por gran par­te de la fa­mi­lia que sal­drá es­te jue­ves en la tar­de rum­bo a Gua­na­cas­te jun­to con el ma­tri­mo­nio de atle­tas.

“Me en­can­ta que mi fa­mi­lia va­ya a es­tar ahí re­ci­bién­do­nos. Mis hi­jos tam­bién lo ha­rán por­que es­ta­rán en­nues­tras me­mo­rias en ca­da me­tro que ade­lan­te­mos”, di­jo Teresita.

La du­ra com­pe­ten­cia ha sig­ni­fi­ca­do me­ses de in­ten­sa pre­pa­ra­ción. Teresita des­cu­brió que cuan­do co­rre es una gran mo­ti­va­do­ra, por­que alien­ta a los co­rre­do­res que ve­que­se­van que­dan­do o que quie­ren ti­rar la toa­lla. Co­men­ta que a esas per­so­nas las ve co­mo án­ge­les que sus hi­jos le po­nen en el ca­mino pa­ra que los ayu­de.

Es­ta va­lien­te ma­dre des­cu­brió su pa­sión por la ca­rre­ra ha­ce cin­co años y fue co­mo una for­ma de de desaho­go por to­dos los re­tos que en­fren­ta­do. Gra­cias a se­me­jan­te es­pí­ri­tu gue­rre­ro es con­si­de­ra­da una de las me­jo­res atle­tas que tie­ne el país, en el 2015 co­rrió en Tamarindo 30 Ki­ló­me­tros y ga­nó el pri­mer lu­gar su ca­te­go­ría.

Mis hi­jos son mis maes­tros, me los pue­do ima­gi­nar con sus 14 y 12 años”. TERESITA AR­GUE­DAS MA­DRE MARATONISTA

CORTESÍA TERESITA AR­GUE­DAS

Teresita tie­ne 36 años y ha­ce cin­co años des­cu­brió su pa­sión por las ca­rre­ras.

CORTESÍA TERESITA AR­GUE­DAS

El ma­tri­mo­nio se man­tie­ne fuer­te en las prue­bas.

CORTESÍA TERESITA AR­GUE­DAS

Nat­ha­lie y Ant­hony mu­rie­ron el 27 de di­ciem­bre del 2008.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.