To­da­vía de­be­mos nues­tro Himno Na­cio­nal

A “BILLO” ZE­LE­DÓN NUN­CA LE PA­GA­RON PRE­MIO DE ¢500

La Teja - - Portada - EDUAR­DO VE­GA eduar­do.ve­ga@la­te­ja.cr

Hoy los ti­cos, ni­ños, jó­ve­nes, adul­tos...en­to­na­re­mos con el pe­cho lleno de or­gu­llo nues­tro Himno Na­cio­nal du­ran­te los ale­gres des­fi­les pa­ra ce­le­brar los 196 años de vi­da in­de­pen­dien­te.

De esa for­ma le can­ta­re­mos el Cum­plea­ños Fe­liz a nues­tra pa­tria. Sin em­bar­go, ca­da una de esas be­llas es­tro­fas to­da­vía las de­be­mos. Así co­mo lo lee.

El país tie­ne una deu­da, que hoy lle­ga a 114 años, con don Jo­sé Ma­ría “Billo” Ze­le­dón.

En 1903 el es­cri­tor ga­nó el con­cur­so que con­vo­có el Po­der Eje­cu­ti­vo pa­ra po­ner­le las es­tro­fas a un himno que te­nía la mú­si­ca des­de 1852, com­pues­ta por Ma­nuel Ma­ría Gu­tié­rrez.

Dos nie­tas de Billo re­cor­da­ron que su abue­lo, por ser un ca­ba­lle­ro con un ho­nor in­que­bran­ta­ble, ja­más co­bró el pre­mio por­que pro­me­tió, ba­jo ju­ra­men­to, que has­ta no ver su nom­bre en un do­cu­men­to ofi­cial del Go­bierno, en el cual se le di­je­ra al país que él era el au­tor de la le­tra del Himno, no co­bra­ría un cin­co de ese pre­mio.

El 10 de ju­nio de 1949, la Jun­ta de Go­bierno de Jo­sé Fi­gue­res Ferrer al fin de­cla­ró ofi­cial la le­tra, al­go que so­ñó Billo des­de 1903, pe­ro el país no se me­tió la mano a la bol­sa pa­ra dar­le una te­ji­ta a Ze­le­dón ni a su fa­mi­lia, una pla­ti­ca que se ha­bía ga­na­do hon­ra­da­men­te y a pu­ro ta­len­to.

Billo fa­lle­ció el 6 de di­ciem­bre de ese 1949 a la edad de 72 años, en su fin­ca La Pas­to­ra.

Las nie­tas Es­tre­lla Ze­le­dón Li­zano (es­po­sa del ex­pre­si­den­te de Cos­ta Ri­ca Ro­dri­go Ca­ra­zo, fa­lle­ci­do en el 2009) y Ligia Calvo Ze­le­dón, nos con­fir­ma­ron que a su abue­li­to no hu­bo go­bierno que le hon­ra­ra el pre­mio que pa­ra aquel en­ton­ces era un pla­tal.

Pe­rro ama­rra­do. As­cen­ción Es­qui­vel Iba­rra, pre­si­den­te de Cos­ta Ri­ca en 1903 (go­ber­nó de 1902 a 1906), fue quien sa­có a con­cur­so na­cio­nal la le­tra del Himno, por­que ya te­nía­mos tiem­po de te­ner la mú­si­ca, pe­ro, aun­que hu­bo al­gu­nos in­ten­tos de­po­ner­le pa­la­bras, es­tos se fue­ron ti­ran­do al ol­vi­do. Mu­chos de los gran­des es­cri­to­res de la épo­ca, poe­tas y ca­te­drá­ti­cos, en­via­ron sus pro­pues­tas, en esas es­ta­ba la de Billo. El con­cur­so exi­gía que la le­tra lle­ga­ra en un so­bre con un seu­dó­ni­mo, no con el nom­bre ver­da­de­ro del es­cri­tor. Ze­le­dón usó el seu­dó­ni­mo de Sem­bra­dor. Va­rias se­ma­nas des­pués de tra­ba­jar en la le­tra, mien­tras su es­po­sa Es­ter to­ca­ba la mú­si­ca en el piano e ins­pi­ra­do com­ple­ta­men­te por nues­tra ban­de­ra Billo ter­mi­nó to­das las es­tro­fas y man­dó el so­bre. El pro­pio pre­si­den­te Es­qui­vel se en­car­gó de de­cir­le al país que Sem­bra­dor era quien ha­bía ga­na­do. Fue has­ta un día des­pués que se die­ron cuen­ta que se tra­ta­ba de Jo­sé Ma­ría Ze­le­dón, una per­so­na con­tra­ria al par­ti­do del pre­si­den­te. Co­mo era muy nor­mal en esa épo­ca, y tam­bién en es­ta, Es­qui­vel, al sa­ber que un opo­si­tor su­yo ha­bía si­do el ga­na­dor, no le dio la ga­na ofi­cia­li­zar la crea­ción de Ze­le­dón. “Yo no co­bro ni un cin­co has­ta que me ofi­cia­li­cen co­mo ga­na­dor y co­mo el res­pon­sa­ble de es­cri­bir la le­tra de Himno Na­cio­nal”. Es­tas son las pa­la­bras que ha­bría di­choBi­llo, o al me­nos eso era lo que sus pa­pás le con­ta­ron a Ligia y Es­tre­lla, quie­nes en­fa­ti­zan que su abue­li­to te­nía gran ho­nor.

¿Cuán­to le de­be­mos? Esa deu­da de ¢500 se ha he­cho más gran­de con el pa­sar de los años, por eso con­tac­ta­mos al Co­le­gio de Pro­fe­sio­na­les en Cien­cias Eco­nó­mi­cas de Cos­ta Ri­ca pa­ra que nos hi­cie­ran un es­ti­ma­do que lo que se le ten­dría que pa­gar a Ze­le­dón hoy.

Se­gún los cálcu­los, que son hi­po­té­ti­cos, la deu­da al­can­za­ría los ¢1,3 mi­llo­nes.

“Su­po­ne­mos que los ¢500 en 1914 (hay es­ta­dís­ti­cas des­de ese año) se hu­bie­ran in­ver­ti­do uti­li­zan­do los da­tos ac­tua­les de CDPs del BCR (Cer­ti­fi­ca­dos de de­pó­si­to a pla­zo a un año), con una ta­sa de 8% anual. Por los 103 años trans­cu­rri­dos, hoy se po­dría re­ti­rar un to­tal de ¢1,38 mi­llo­nes”, ex­pli­ca­ron los ex­per­tos

JOHN DURÁN. JOHN DURÁN. AR­CHI­VO.

1. Es­ta es una co­pia de la le­tra es­cri­ta de pu­ño y le­tra de Ze­le­dón.

2."Billo" Ze­le­dón se ins­pi­ró en la ban­de­ra pa­ra es­cri­bir las es­tro­fas de nues­tro Himno.

3.Do­ña Ligia Calvo (iz­quier­da) y do­ña Es­tre­lla Ze­le­dón, son nie­tas de Billo, y dan fe de que su abue­lo no re­ci­bió un cin­co.

1. 3.

2.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.