Pre­pa­ran a jo­ven pa­ra du­ra no­ti­cia

SO­BRE­VI­VIEN­TE DE TRA­GE­DIA EN OROTINA

La Teja - - Portada - RO­CÍO SANDÍ ro­cio.san­di@la­te­ja.cr

Que An­gé­li­ca Cam­pos Mén­dez es­té vi­va pue­de ser vis­to co­mo un mi­la­gro. Ella fue víc­ti­ma de un vio­len­to cho­que en­tre dos ca­rros que de­jó cin­co per­so­nas muer­tas el do­min­go pa­sa­do en La Chan­che­ra, en Co­yo­lar de Orotina.

La jo­ven­ci­ta, de 18 años, fue la úni­ca ocu­pan­te de los ca­rros que so­bre­vi­vió. Es­tá in­ter­na­da en el hos­pi­tal Mé­xi­co y los mé­di­cos la han es­ta­do pre­pa­ran­do du­ran­te to­da­la se­ma­na­pa­ra­dar­le la du­ra­no­ti­cia de que su no­vio, Marco Pe­ra­za (21 años), y otras cua­tro per­so­nas mu­rie­ron en el per­can­ce.

“Mi hi­ja ya es­tá despierta, pe­ro es­tá co­mo trau­ma­da por el ac­ci­den­te. No re­cuer­da na­da de lo que pa­só, pe­ro aún así se sien­te mal”, di­jo Ana Lu­cía Mén­dez, la ma­má.

“Por re­co­men­da­ción de los mé­di­cos ella aún no sa­be las con­se­cuen­cias del cho­que. No sa­be que mu­rie­ron cin­co per­so­nas, en­tre ellas el no­vio”, agre­gó la se­ño­ra.

An­gé­li­ca tie­ne un gol­pe muy fuer­te en la ca­be­za y otro en la man­dí­bu­la. Por el mo­men­to se ali­men­ta de lí­qui­dos y aún no ca­mi­na.

“La han es­ta­do pre­pa­ran­do psi­co­ló­gi­ca­men­te y pro­ba­ble­men­te hoy (jue­ves) o ma­ña­na (vier­nes) los es­pe­cia­lis­tas le cuen­ten to­da la ver­dad”, di­jo la ma­má.

Pre­gun­ta por el no­vio. Ana Lu­cía di­ce que des­de es­te miér­co­les An­gé­li­ca ha es­ta­do pre­gun­tan­do mu­cho por Marco, su no­vio des­de ha­cía nue­ve me­ses.

“Nos di­ce que quie­re ha­blar con él, pe­ro no­so­tros le de­ci­mos que él tam­bién es­tá in­ter­na­do y que por el mo­men­to no pue­de ha­blar y así la va­mos lle­van­do. No po­de­mos de­jar que vea el ce­lu­lar ni pe­rió­di­cos ni no­ti­cias en te­le pa­ra que no va­ya a sa­lir al­go del ac­ci­den­te por­que po­dría afec­tar­la mu­cho”, ex­pli­có.

La ma­má de la mu­cha­cha con­tó que en po­cos días la jo­ven­ci­ta se­rá lle­va­da al Hos­pi­tal del Trau­ma pa­ra se­guir la re­cu­pe­ra­ción.

La ma­dre di­jo que ellos tie­nen un per­mi­so es­pe­cial pa­ra cui­dar a An­gé­li­ca, por eso siem­pre es­tá acom­pa­ña­da.

Vol­vían de una fies­ta. El día del ac­ci­den­te An­gé­li­ca vol­vía de la ce­le­bra­ción de los 75 años del abue­lo de su no­vio.

An­gé­li­ca y Marco via­ja­ban en un au­to­mó­vil que el jo­ven ma­ne­ja­ba. En la par­te tra­se­ra del ca­rro iban la ma­má de Marco, Nor­ma Cris­ti­na Mo­li­na, de 39 años, y el hi­jo me­nor de ella, de 7 años. Iba tam­bién el me­jor ami­go de Marco, Ja­son Mo­ra Gue­rre­ro, de 22 años.

El plan era que los mu­cha­chos lle­va­ran a Nor­ma a una so­di­ta que te­nía y lue­go irían a de­jar a An­gé­li­ca aO­ro­ti­na. Des­pués re­gre­sa­rían a la ca­sa de Marco, en San Mateo de Ala­jue­la.

En el otro ca­rro in­vo­lu­cra­do en el cho­que iban Wend­yNú­ñez Ri­ve­ra, de 31 años; su ma­má Ma­ría Ele­na Ri­ve­ra Uma­ña, de 58 años; Ma­ría Eu­ge­nia Uma­ña, de 68 años y Gil­bert Uma­ña Ro­drí­guez, de 77 años, quien fa­lle­ció.

Se­gún in­for­ma­ron las au­to­ri­da­des, al pa­re­cer, el ca­rro de Marco de­rra­pó, dio va­rias vuel­tas y cho­có por de­trás al otro vehícu­lo. Se in­for­mó que Marco no te­nía li­cen­cia y su ca­rro no ha­bía pa­sa­do RTV.

Cuan­do se dio el cho­que la ca­rre­te­ra es­ta­ba mo­ja­da.

Va­mos a ver­la al hos­pi­tal sin ce­lu­la­res pa­ra evi­tar que nos los pi­da y vea al­go del ac­ci­den­te”. ANA LU­CÍA JI­MÉ­NEZ MA­MÁ

FO­TO: TO­MA­DA DEL FA­CE­BOOK DE AN­GÉ­LI­CA.

Marco y An­gé­li­ca eran no­vios des­de ha­cía nue­ve me­ses.

AR­CHI­VO. JOR­GE UMA­ÑA /

El ca­rro que ma­ne­ja­ba Marco de­rra­pó, dio va­rias vuel­tas y cho­có.

J. UMA­ÑA / ARCH

Cua­tro de los fa­lle­ci­dos fue­ron se­pul­ta­dos en San Mateo.

ALBERT MA­RÍN.

Así que­dó el ca­rro en el que iba An­gé­li­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.