Bai­les con mu­cho án­gel

TI­CO DI­RI­GE EN EE. UU. GRU­PO FOLCLÓRICO QUE MAN­TIE­NE VIVAS NUES­TRAS TRA­DI­CIO­NES

La Teja - - Nacionales - EDUAR­DO VE­GA eduar­do.ve­ga@la­te­ja.cr Eduar­do Val­ver­de Co­mo em­ba­ja­do­res. San­gre nue­va.

es un ti­co que lle­gó a Es­ta­dos Uni­dos en 1981.

Des­de en­ton­ces se in­cor­po­ró al gru­po folclórico Al­ma Ti­ca y le ha to­ca­do lu­char por man­te­ner la agru­pa­ción pa­ra que los ti­cos man­ten­gan vivas sus raí­ces in­clu­so le­jos de la pa­tria.

Eduar­do vi­ve en Sa­nBer­nar­dino, Ca­li­for­nia, y su gran obs­tácu­los son las dis­tan­cias tan lar­gas en Es­ta­dos Uni­dos.

Eso les di­fi­cul­ta a los ti­cos de por allá es­ta­ble­cer un ho­ra­rio pa­ra en­sa­yar; ade­más, la gran ma­yo­ría que se va de Cos­ta Ri­ca y se que­da en el nor­te es pa­ra bre­tear, así que tie­nen po­co tiem­po pa­ra de­di­cár­se­lo al bai­le.

El com­pa­trio­ta lle­gó a Es­ta­dos Uni­dos cuan­do te­nía 21 años, cuan­do ya con­ta­ba con ca­si 10 años de ex­pe­rien­cia en bai­les tí­pi­cos por­que se ha­bía me­ti­do des­de los 10 años.

En el Li­ceo del Sur, en ba­rrio Cu­ba, in­te­gró el gru­po de bai­les fol­cló­ri­cos y fue avan­zan­do gra­cias a los en­sa­yos con la pro­fe­so­ra de fran­cés Hil­da Gó­mez.

En 1983 lo­gró que Al­ma Ti­ca fue­se re­gis­tra­do con to­das las de la ley an­te el Go­bierno grin­go co­mo una or­ga­ni­za­ción sin fi­nes de lu­cro.

Apar­tir de ahí se con­so­li­da­ron co­mo re­pre­sen­tan­tes de la cul­tu­ra ti­ca en aque­llas tie­rras.

“Noes fá­cil man­te­ner el gru­po, pe­ro es muy gra­ti­fi­can­te. El bai­le típico se lle­va en el co­ra­zón y es una pa­sión de to­da la vi­da. Ale­gra mu­cho ver có­mo las per­so­nas de otras na­cio­na­li­da­des se ale­gran con los bai­les cos­ta­rri­cen­ses, có­mo se ad­mi­ran del tra­je típico de las mu­je­res, de la pres­tan­cia de los hom­bres”, afir­mó don Eduar­do.

Po­co a po­co el gru­po se ha ido abrien­do a los ti­cos más pe­que­ñi­tos en Grin­go­lan­dia, así que Al­ma Ti­ca tam­bién cuen­ta con bai­la­ri­nes de me­nos de 14 años que, in­clu­so, son nie­tos de los pri­me­ros bai­la­ri­nes de 1981 o an­tes, cuan­do don Ro­ber­to Ro­jas (quien ya fa­lle­ció), era el lí­der de la agru­pa­ción.

Al­ma Ti­ca ya es un gru­po con­so­li­da­do en Ca­li­for­nia, por eso se­rá par­te de los des­fi­les es­te 15 de se­tiem­bre cuan­do la Con­fe­de­ra­ción Cen­troa­me­ri­ca­na de Los Án­ge­les ha­ga el fes­ti­val de la cul­tu­ra, en el cual Cos­ta Ri­ca es el país an­fi­trión.

“Es un fes­ti­val que va muy de la mano con el ob­je­ti­vo de Al­ma Ti­ca, que es co­nec­tar a las per­so­nas con las raí­ces de Cos­ta Ri­ca, en es­te ca­so con las raí­ces de to­da Cen­troa­mé­ri­ca.

“Tam­bién es­ta­rá una ban­da y un gru­po de bai­les fol­cló­ri­cos de Zar­ce­ro que via­jó des­de Cos­ta Ri­ca”, ex­pli­có don Eduar­do.

Al­ma Ti­ca ha en­ten­di­do a la per­fec­ción la reali­dad que se vi­ve en Los Án­ge­les, por eso en­tre sus in­te­gran­tes, ade­más de cos­ta­rri­cen­ses, tie­ne ni­ños y jó­ve­nes de Gua­te­ma­la y de Mé­xi­co, lo que sig­ni­fi­ca que tam­bién pre­sen­ta bai­les de esos paí­ses.

“Al­ma Ti­ca tie­ne mu­cha vi­da y aquí se­gui­re­mos ale­gran­do con par­te del ser cos­ta­rri­cen­se”, con­clu­yó un muy mo­ti­va­do don Eduar­do, quien a sus 58 años es par­te del equi­po de bai­la­ri­nes y lo se­gui­rá sien­do mu­chos años más.

COR­TE­SÍA.

Al­ma Ti­ca se en­car­ga de man­te­ner fuer­tes las raí­ces cos­ta­rri­cen­ses en Los Án­ge­les, Es­ta­dos Uni­dos.

COR­TE­SÍA.

Los hi­jos de ti­cos tam­bién es­tán apun­ta­dos en el res­ca­te de nues­tras tra­di­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.