Lu­chi su­da­rá ta­ca­cos

DOS RE­TOS EN ‘‘DAN­CING’’

La Teja - - Portada - ERICK QUI­RÓS erick.qui­ros@la­te­ja.cr A la co­reó­gra­fa

Lu­cía Ji­mé­nez, ac­tual cam­peo­na de Dan­cing with the stars, le to­ca­rá es­te do­min­go no uno de los ma­yo­res re­tos en la pis­ta de bai­le, si no do­ble re­to: po­ner a me­near­se a Mau­ri­cio “Chun­che” Mon­te­ro y a Fitz­ge­rald Han­ney, el exem­ba­ja­dor grin­go.

El asis­ten­te téc­ni­co ma­nu­do vol­ve­rá a la pis­ta, en la que acom­pa­ña­do de Lu­chi, fue pro­ta­go­nis­ta en la se­gun­da tem­po­ra­da. Am­bos que­da­ron en el se­gun­do lu­gar.

La pa­re­ja tie­ne un par de se­ma­nas de es­tar en­sa­yan­do y, lue­go del cam­bio de bai­la­ri­nes que hi­cie­ron ha­ce dos se­ma­nas, Fitz re­gre­só con Lu­cía y se to­pó con que ella es­ta­ba de vuel­ta con su “ex”. Pa­re­ce his­to­ria de te­le­no­ve­la.

Por eso, con­ver­sa­mos con la bi­cam­peo­na mun­dial de sal­sa pa­ra saber un po­co có­mo ha he­cho pa­ra di­vi­dir­se en­tre las dos es­tre­llas, a quie­nes les guar­da mu­cho ca­ri­ño.

–¿Có­mo ha si­do es­ta se­ma­na de en­sa­yos con Chun­che y Fitz?

La se­ma­na pa­sa­da em­pe­cé con Chun­che y, co­mo no te­nía a Fitz, has­ta es­te mar­tes se co­no­cie­ron. Con Mau­ri­cio el re­en­cuen­tro fue muy lin­do, es­tá con las sen­sa­cio­nes de vuel­ta, de cuan­do uno re­gre­sa a bai­lar sin­to­ni­zan­do los pa­sos de bai­le. Ha si­do muy­di­ver­ti­do por­que des­de que se en­con­tra­ron em­pe­za­ron a co­mer­me di­cien­do que soy la ma­ja­de­ra, por tan­to que in­sis­to cuan­do les es­toy en­se­ñan­do.

–¿Cuá­les si­mi­li­tu­des en­cuen­tra en­tre ellos?

Son dis­tin­tos, pe­ro se pa­re­cen mu­cho en la hu­mil­dad, el ca­ris­ma y co­mo se ga­nan a la gen­te de rá­pi­do. Son per­so­nas sen­ci­llas, dis­ci­pli­na­das y con bue­na ac­ti­tud. Con los dos he te­ni­do un am­bien­te muy ame- no.

–¿Con cuál de los dos le cues­ta más?

Co­mo te di­go, es va­ci­lón por­que son su­per­pa­re­ci­dos, la re­ten­ti­va les cues­ta mu­cho, hay que dar­les las ins­truc­cio­nes una y otra vez, tam­bién por­que me man­go­nean mu­cho.

– A us­ted se le tie­ne pin­ta de man­do­na, ¿por qué es que ellos sí la pue­den man­go­near?

(Ri­sas) Por­que los dos me han to­ca­do el co­ra­zón. Yo ten­go mu­cha pa­cien­cia y más cuan­do una per­so­na quie­re me­jo­rar y apren­der. Lo de ma­ja­de­ra se da en los en­sa­yos, pe­ro mien­tras ellos es­tén có­mo­dos pa­ra mí es lo más im­por­tan­te.

–¿Qué les to­ca bai­lar el do­min­go?

Alos dos les to­ca me­ren­gue. La co­reo­gra­fía de Chun­che es­tá he­cha pa­ra dis­fru­te y que se mue­va co­mo sa­be y la de Fitz es más com­ple­ja por­que él es­tá en com­pe­ten­cia y tie­ne que dar lo me­jor de sí.

–¿Qué le ha gus­ta­do más de tra­ba­jar con ellos?

Que, aun­que po­dría de­cir que los dos vie­nen de mun­dos di­fe­ren­tes, son per­so­nas im­pre­sio­nan­tes, tie­nen mu­cha hu­mil­dad y eso es ad­mi­ra­ble.

CORTESÍA.

Fitz, Lu­cía y Chun­che pro­me­ten dar un buen es­péc­tacu­lo el do­min­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.