El co­ra­zón le fa­lla a cual­quie­ra

EX­PER­TO HA­BLA SOBRE SUS­TOS DU­RAN­TE TEM­BLO­RES

La Teja - - Portada - RO­CÍO SANDÍ Y ALE­JAN­DRA PORTUGUEZ MO­RA­LES ro­cio.san­di@la­te­ja.cr

Des­de que Jean Car­los Zú­ñi­ga era ni­ño les te­nía pá­ni­co a los temblor es, por eso sus fa­mi­lia­res siem­pre tra­ta­ban de cal­mar lo cuan­do se ve­nía un me­neón.

Es­te do­min­go el jo­ven, de 24 años, es­ta­ba en su cuar­to y aca­ba­ba de co­mer cuan­do se vino el temblor de 6,5 gra­dos ocu­rri­do 23,4 km al su­r­es­te de Ja­có y

“¡Es­tá tem­blan­do!”, gri­tó Jean Car­los y de in­me­diatno la ma­má co­rrió al cuar­to del mu­cha­cho. Jus­to cuan­do él es­ta­ba sa­lien­do de la ha­bi­ta­ción ca­yó al pi­so.

Los fuer­tes tem­blo­res no so­lo pa­ra­ron el co­ra­zón de Jean Car­los, sino tam­bién el de Al­ber­to Se­gu­ra Gu­tié­rrez, de 55 años y el de Te­re­sa Via­les Na­va­rro, de 59.

Yo­selyn Mu­ñoz, pri­ma de Jean Car­los, co­men­tó: “dos her­ma­nos de él lo lle­va­ron a la clí­ni­ca de Co­ro­na­do, pero ahí di­je­ron que ya es­ta­ba muer­to.

“Fue al­go muy du­ro por­que Jean Car­los era al­guien muy es­pe­cial, por eso mu­chos fa­mi­lia­res y ami­go lle­ga­ron a la clí­ni­ca de Co­ro­na­do a apo­yar a mis tíos que es­ta­ban muy afec­ta­dos”.

El jo­ven era ve­cino de San Pe­dro de Co­ro­na­do, tra­ba­ja­ba en Ti­go y ha­bía es­tu­dia­do va­rias ma­te­rias de la ca­rre­ra de Far­ma­cia.

Él se des­vi­vía por ayu­dar a los de­más, in­clu­so es­ta­ba or­ga­ni­zan­do una fies­ta de Na­vi­dad pa­ra 85 ni­ños que for­man par­te de un club in­fan­til.

Jean Car­los es­ta­ba bus­can­do re­ga­los en­tre sus co­no­ci­dos pa­ra ni­ños con eda­des de en­tre los 2 y los 12 años. Ade­más, pedía pa­ra la fies­ta he­la­dos, piñatas y con­fi­tes.

“Ese era un pro­yec­to que te­nía mi pri­mo des­de ha­ce po­co tiempo, le na­cía ha­cer esas co­sas, siem­pre fue muy en­tre­ga­do a los de­más y muy cariñoso con to­dos”, ase­gu­ró Yo­selyn.

El sis­mo que cau­só la muer­te del vein­tea­ñe­ro se dio el do­min­go a las 8:28 p. m. y tu­vo una pro­fun­di­dad de 20 ki­ló­me­tros.

Cua­tro mi­nu­tos des­pués del pri­mer so­co­llón, a las 8:32 p. m., se pro­du­jo otro mo­vi­mien­to de 5,1 gra­dos, con epi­cen­tro lo­ca­li­za­do 20 ki­ló­me­tros al sur de Ja­có. A las 8:36 p. m. ocu­rrió un ter­cer me­neón de 4,1, tam­bién con epi­cen­tro 20 ki­ló­me­tros al sur de Ja­có. Los sis­mos tu­vie­ron una pro­fun­di­dad de 10 ki­ló­me­tros, lo cual es muy su­per­fi­cial y los ha­ce más pe­li­gro­sos.

Más ví­cti­mas. Al­ber­to Se­gu­ra Gu­tié­rrez, de 55 años, era di­rec­tor de la Es­cue­la de In­for­má­ti­ca de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal (UNA), y te­nía 20 años de tra­ba­jar en ese cen­tro edu­ca­ti­vo, vi­vía en Ala­jue­la. La no­che del do­min­go es­ta­ba en Ja­có ce­le­bran­do su cumpleaños.

Se­gún in­for­mó la Cruz Ro­ja, cuan­do em­pe­zó a tem­blar el in­ge­nie­ro en sis­te­mas se sin­tió mal, por lo que lo lle­va­ron a la clí­ni­ca de Ja­có don­de lo de­cla­ra­ron fa­lle­ci­do por un pa­ro car­día­co.

Johnny Nú­ñez, del de­par­ta­men­to de pren­sa de la UNA, di­jo que Se­gu­ra ha­bía estado de man­te­les lar­gos el vier­nes pa­sa­do y por eso se ha­bía ido a pa­sear con la fa­mi­lia a la pla­ya.

Al­ber­to te­nía 30 años de ca­sa­do y, se­gún re­gis­tra el Tri­bu­nal Su­pre­mo de Elecciones, te­nía una hi­ja de 22 años.

La ter­ce­ra víc­ti­ma mor­tal del sis­mo, Te­re­sa Via­les, tam­bién es­ta­ba de pa­seo en Ja­có.

Via­les era ve­ci­na de la ciu­da­de­la Jua­ni­to Mo­ra, en Pun­ta­re­nas, pero es­te do­min­go, a eso de las 6 p.m., lle­gó a ca­lle Los Cho­los, en Ja­có, pa­ra pa­sar un ra­to con su hi­ja Cinthia Gó­mez y su nie­to.

Así lo con­tó Jor­leny Que­sa­da Me­na, cu­ña­da de Cinthia. “Ella (do­ña Te­re­sa) siem­pre acos­tum­bra­ba vi­si­tar a la hi­ja.

“Creo que pa­de­cía de pre­sión al­ta y (te­nía) pro­ble­mas en el co­ra­zón”, di­jo la cu­ña­da.

Agre­gó que Cinthia y su ma­dre se que­rían mu­cho. Re­cuer­da que to­do ocu­rrió muy rá­pi­do.

“Cuan­do me di cuen­ta ya es­ta­ba una am­bu­lan­cia y sa­ca­ron a do­ña Te­re­sa ha­cia la clí­ni­ca de Ja­có, lue­go nos die­ron la ma­la noticia”, di­jo do­li­da.

En el trans­cur­so de es­te lu­nes los fa­mi­lia­res de las ví­cti­mas re­ti­ra­ron los cuer­pos de la Mor­gue Ju­di­cial y los lle­va­ron a las ca­sas pa­ra ve­lar­los y des­pe­dir­se.

YO­SE­LIN MU­ÑOZ. CORTESÍA DE

Jean Car­los era muy cariñoso con su ma­má. Es­ta fo­to fue en la ce­na de gra­dua­ción del co­le.

ALON­SO TENORIO

Do­ña Te­re­sa Via­les lle­gó a es­ta ca­sa vi­si­tar a su hi­ja Cinthia Gó­mez en ca­lle Cho­los en Ja­có. .

UNA.

Al­ber­to Se­gu­ra te­nía 20 años de tra­ba­jar de la UNA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.