Des­pi­den a Sher­man por What­sApp

La Teja - - Portada - EDUAR­DO VE­GA eduar­do.ve­ga@la­te­ja.cr

El atle­ta pa­ra­lím­pi­co cos­ta­rri­cen­se Sher­man Guity se dio cuen­ta de que ya no per­te­ne­cía al equi­po de atle­tis­moAMD-Dos Pi­nos por un men­sa­je de What­sApp que le man­da­ron a eso de la 1:30 de la tar­de de es­te mar­tes 13 de no­viem­bre.

Al de­por­tis­ta le pa­só exac­ta­men­te lo mis­mo que vi­vió Ja­vier Del­ga­do, quien fue des­pe­di­do co­mo­téc­ni­co de Ala­jue­len­se en­ma­yo del 2016, mien­tras an­da­ba de va­ca­cio­nes en Es­ta­dos Uni­dos. Raúl Pi­nto, en aquel mo­men­to el pre­si ro­ji­ne­gro, le man­dó un men­sa­je por What­sApp pa­ra de­cir­le que ya no se­guía en la Li­ga.

Le pa­sa­ron la gui­llo­ti­na. El di­rec­tor del equi­po Dos Pi­nos, Ra­fael Cas­tro Gon­zá­lez, nos con­fir­mó que mu­chos fac­to­res in­flu­ye­ron en el des­pi­do de Guity.

Acla­ró que ya des­de ha­ce mu­cho tiem­po se le ha­bía ad­ver­ti­do a Sher­man so­bre sus fal­tas y que no fue por men­sa­je que se le des­pi­dió, sino que el men­sa­je fue una con­fir­ma­ción de lo que ya él sa­bía por su mal com­por­ta­mien­to. Don Ra­fael ase­gu­ra que Guity irres­pe­tó va­rios có­di­gos de la dis­ci­pli­na del equi­po y que por eso no les que­dó más que pa­sar­le la gui­llo­ti­na. “El equi­po siem­pre bus­có ayu­dar­le en to­do lo que pu­do, más que eso, en to­do lo que él se de­ja­ra ayu­dar, pe­ro fue im­po­si­ble lo­grar que se man­tu­vie­ra den­tro de la dis­ci­pli­na del equi­po.

Le­jos de las pis­tas. Cas­tro ex­pli­có una de las ra­zo­nes más po­de­ro­sas pa­ra des­pe­dir­lo: “Des­pués del ac­ci­den­te Guity se de­sen­ten­dió de los en­tre­na­mien­tos, por ci­tar un ejem­plo de su des­ape­go a la dis­ci­pli­na”, afir­mó.

Re­cor­de­mos que Sher­man tu­vo un ac­ci­den­te de trán­si­to el 25 de agos­to en la au­to­pis­ta Ge­ne­ral Ca­ñas. Él via­ja­ba en mo­to­ci­cle­ta y cho­có con­tra un au­to­bús. Los mé­di­cos le tu­vie­ron­que ampu­tar par­te de la pier­na iz­quier­da.

Guity con­fir­mó que es cier­to que no es­ta­ba en­tre­nan­do tras el ac­ci­den­te, pe­ro fue por re­co­men­da­ción de su mé­di­co, quien le di­jo que to­da­vía no vol­vie­ra a las pis­tas, ni si­quie­ra a en­tre­nar, pa­ra que lahe­ri­da de su pier­na iz­quier­da ci­ca­tri­za­ra per­fec­ta­men­te.

Cas­tro tam­bién ase­gu­ró que el co­rre­dor no se­man­tu­vo den­tro del có­di­go de es­tu­dio del gru­po (en el equi­po AMD-Dos Pi­nos hay do­ce in­te­gran­tes y to­dos es­tu­dian) y que por más que se lo su­pli­ca­ron y le ofre­cie­ron al­ter­na­ti­vas co­mo el INA o bachillerato por ma­du­rez, ja­más aten­dió.

“Eso no es así. Si ellos (el equi­po) real­men­te hu­bie­se te­ni­do una op­ción real pa­ra mi es­tu­dio, me ha­brían ma­tri­cu­la­do y yo es­ta­ría en cla­ses, pe­ro nun­ca me ma­tri­cu­la­ron ni na­da. Lo que sí es cier­to es que no es­toy es­tu­dian­do”, di­jo el atle­ta. Nun­ca usa­ba el uni­for­me. Otro de las fal­tas de Guity, se­gún Cas­tro Gon­zá­lez, es que no se ape­ga­ba nun­ca al có­di­go de ves­ti­men­ta del uni­for­me ofi­cial en las ac­ti­vi­da­des a las que iba.

Le con­si­guie­ron pa­tro­ci­nio con una mar­ca de ro­pa de­por­ti­va y tres días des­pués de fir­mar lle­gó a una ac­ti­vi­dad en el Co­mi­té Olím­pi­co Na­cio­nal con una pren­da de otra mar­ca y no dio ex­pli­ca­cio­nes vá­li­das pa­ra irres­pe­tar el con­tra­to re- cién fir­ma­do.

Sher­man ase­gu­ra que so­lo una vez fal­tó al có­di­go de ves­ti­men­ta del equi­po. “Fue mi error y lo acep­to. Lo que sí no voy a acep­tar es que di­gan que yo iba siem­prea even­tos de­por­ti­vos sin el uni­for­me de Dos Pi­nos”.

Ase­gu­ra que la gen­te siem­pre le mues­tra su ca­ri­ño y quie­re to­mar­se fo­tos con él.

“Así va­ya a un cen­tro co­mer­cial, siem­pre me pi­den fo­tos. Esa mis­ma gen­te des­pués sube las fo­tos a re­des so­cia­les y el equi­po me vi­ve di­cien­do que fui a es­te o a aquel even­to y eso no es así. Yo no an­da­ba en un even­to, pa­ré pa­ra to­mar­me una fo­to con al­guien que subió la fo­to a re­des so­cia­les y en­ton­ces creen que era un even­to”, afir­mó Guity.

Ni un pa­soa­trás. Cas­tro es­tá con­ven­ci­do de que en el equi­po ya no hay vuel­ta de ho­ja con la de­ci­sión. “Le hi­ci­mos una in­fi­ni­dad de ad­ver­ten­cias pa­ra que se ape­ga­ra a los có­di­gos del equi­po y ja­más hi­zo ca­so. El per­fil del atle­ta que ma­ne­ja­mos in­clu­ye dis­ci­pli­na de­por­ti­va, so­cial y per­so­nal. Las pau­tas de nues­tro equi­po nos las da Juan Luis Ba­rrios (fon­dis­ta me­xi­cano que par­ti­ci­pó en las fi­na­les de los 5.000 me­tros en los Olím­pi­cos de Pekín 2008 y Lon­dres 2012) y Al­do Ve­ga (co­rre­dor me­xi­cano), pa­ra ellos el atle­ta de­be ser ín­te­gro en to­dos los cam­pos de su vi­da".

Sher­man ase­gu­ra que na­die le ha ex­pli­ca­do por qué ya no es­tá en el equi­po. “Le agra­dez­co mu­cho a Dos Pi­nos por to­do lo que me ayu­dó, pe­ro no en­tien­do por qué es­toy afue­ra. Cuan­do vuel­va a en­tre­nar lo ha­ré con mi en­tre­na­dor (Em­ma­nuel Chan­to), él me di­jo que sí me se­gui­rá acep­tan­do”, afir­mó.

“Es muy mo­men­to muy di­fí­cil, por­que de la­no­che a la ma­ña­na me que­dé sin pa­tro­ci­na­do­res. Cuan­do me recupere bien voy a vol­ver a en­tre­nar y es­pe­ro lo­grar nue­vo pa­tro­ci­nio, eso me ayu­da­ría mu­cho”, di­jo el jo­ven atle­ta.

A Cas­tro le due­le la sa­li­da de uno de los atle­tas que co­bi­ja­ron con tan­to ca­ri­ño en el equi­po.

“Le pu­si­mos to­do en las ma­nos, le su­pli­cá­ba­mos que en­tre­na­ra, que es­tu­dia­ra, que se ape­ga­ra a los có­di­gos dis­ci­pli­na­rios, pe­ro na­da, nun­ca nos hi­zo ca­so. Cuan­do se ana­li­za la si­tua­ción no lo des­pe­di­mos, él con sus acciones se des­pi­dió so­lo”, di­jo el di­rec­tor del AMD-Dos Pi­nos.

R. PA­CHE­CO.

El di­rec­tor Ra­fael Cas­tro acom­pa­ñó a Guity des­pués del ac­ci­den­te.

RA­FAEL PA­CHE­CO.

El atle­ta ase­gu­ra que vol­ve­rá a las pis­tas y lu­cha­rá por te­ner otro pa­tro­ci­na­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.