Es­pín­do­la em­pie­za a de­jar du­das

La Teja - - Portada - Franklin Arro­yo franklin.arro­yo@la­te­ja.cr

El de­fen­sor ar­gen­tino Es­te­ban Es­pín­do­la, por el que Sa­pris­sa mo­vió cie­lo y tie­rra pa­ra traer­lo al país y has­ta le pa­gó un jet pri­va­do pa­ra que se vi­nie­ra en me­dia pan­de­mia, du­ró más via­jan­do de Hon­du­ras a Cos­ta Ri­ca que lo que ha ac­tua­do en el es­ta­dio Ri­car­do Sa­pris­sa.

Un vue­lo en­tre San Pe­dro Su­la y Cos­ta Ri­ca tar­da en­tre 55 mi­nu­tos y 1 ho­ra y 15 mi­nu­tos, de­pen­dien­do del avión, ya que ob­via­men­te unos son más rá­pi­dos que otros.

El de­fen­sor, pro­ve­nien­te del Ma­rat­hón de Hon­du­ras, vio la tar­je­ta ro­ja a los 52 mi­nu­tos del par­ti­do an­te Car­ta­gi­nés (de­rro­ta mo­ra­da 4-0). Ade­más, ya ha­bía ac­tua­do un mi­nu­to en el es­ta­dio ti­ba­se­ño el 12 de se­tiem­bre, en el jue­go an­te Ji­ca­ral. En to­tal, su­ma 53 mi­nu­tos ac­tuan­do en la Cueva del Mons­truo, o sea, me­nos tiem­po del que du­ró mon­ta­do en el avión.

Eso sí, Es­pín­do­la ya ha­bía to­ca­do la pe­co­sa en dos par­ti­dos de ti­tu­lar fue­ra de ca­sa y los ju­gó com­ple­tos, uno an­te San Car­los y otro an­te Spor­ting.

Con­tra los To­ros del Nor­te per­dió la ca­rre­ra con Ja­von East, que sig­ni­fi­có el gol del em­pa­te de los nor­te­ños, un equi­po que ape­nas es­tá aga­rran­do for­ma con la lle­ga­da de Jeaus­tin Cam­pos.

En la vic­to­ria an­te Spor­ting cum­plió co­mo un de­fen­sor más, sin ser bri­llan­te.

Pe­ro en el pri­mer due­lo an­te un ri­val más pin­ta­do y an­te el que lu­cha­rá por la ci­ma del tor­neo, co­mo lo es el Car­ta­gi­nés, el de­fen­sor se vio mal ya que, in­clu­so, el ár­bi­tro Allen Qui­rós le per­do­nó por una en­tra­da brus­ca so­bre Andy Re­yes, ape­nas a los 12 mi­nu­tos de jue­go.

Lue­go vio la ro­ja y que­dó de­mos­tra­do que su prin­ci­pal re­cur­so pa­ra de­fen­der son las ba­rri­das, las que no le sa­lie­ron na­da bien an­te los bru­mo­sos.

Lo que ha mos­tra­do Es­pín­do­la no jus­ti­fi­ca, de mo­men­to, to­da la bu­lla y el es­fuer­zo que hi­zo el Sa­pri por traer­lo.

La Te­ja su­po, de una fuen­te muy con­fia­ble, que el vue­lo de Es­pín­do­la de Hon­du­ras a Cos­ta Ri­ca, en un jet de lu­jo, cos­tó 25 mil dó­la­res (unos quin­ce mi­llo­nes de co­lo­nes).

Recordemos que el sud­ame­ri­cano fue con­tra­ta­do cuan­do es­ta­ba en Hon­du­ras y no po­día ve­nir­se a Cos­ta Ri­ca por los cie­rres de fron­te­ras por la pan­de­mia. Los mo­ra­dos se mo­vie­ron y pi­die­ron per­mi­sos a las au­to­ri­da­des de Sa­lud y de Mi­gra­ción y Ex­tran­je­ría pa­ra que pu­die­ra ate­rri­zar en nues­tro país.

Has­ta Wál­ter Cen­teno ma­ni­fes­tó que con Es­pín­do­la es­ta­rían com­ple­tos y ya no ne­ce­si­ta­rían a na­die más y pi­dió a las au­to­ri­da­des que lo de­ja­ran ve­nir a tra­ba­jar.

Ojo las ba­rri­das. El ex­ju­ga­dor de Sa­pris­sa y téc­ni­co na­cio­nal Ró­ger Flo­res, di­jo que aun­que no ha te­ni­do tan­to chan­ce de ver al de­fen­sor, hay ju­ga­do­res que con ver­los en un so­lo jue­go ya se sa­be que mar­can di­fe­ren­cia, al­go que no sin­tió con el ar­gen­tino.

“No le vi mu­cha par­ti­ci­pa­ción el miér­co­les. Tie­ne ar­gu­men­tos que la ma­yo­ría de ár­bi­tros pe­nan, co­mo las ba­rri­das. Hay tec­no­lo­gía que in­di­ca que aho­ra un ju­ga­dor se ba­rre y es fal­ta y si es en el área es pe­nal. De­be es­tar más pen­dien­te de esas co­sas. La ex­pul­sión es­tu­vo bien, fue una en­tra­da fuer­te, te­nía que ir­se”, co­men­tó el ca­pi­tán cos­ta­rri­cen­se en el Mun­dial de Ita­lia 90.

Flo­res ase­gu­ró que los cen­tra­les de­ben ser rá­pi­dos y fuer­tes y Es­pín­do­la cum­ple con eso, pe­ro tam­bién aña­dió que las ex­pec­ta­ti­vas con él son muy al­tas y que de­ben ob­ser­var­lo más tiem­po pa­ra juzgarlo me­jor.

“Se no­ta que es fuer­te, pe­ro le me­te una fuer­za des­me­di­da a las ba­rri­das. Es­tá en un pe­rio­do de adap­ta­ción don­de pue­de me­jo­rar. En Cos­ta Ri­ca hay al­gu­nos pa­re­ci­dos a él. Es nor­mal, na­da ex­tra­or­di­na­rio”, co­men­tó.

El ar­gen­tino ha ma­ni­fes­ta­do que es cons­cien­te de la ex­pec­ta­ti­va que se ge­ne­ró en el país y agra­de­ció las mues­tras de ca­ri­ño de la afi­ción.

“Lo que pue­den es­pe­rar de mí es un ti­po apa­sio­na­do den­tro y fue­ra de la can­cha por lo que ha­ce, y el res­pe­to siem­pre por los co­lo­res. Yo fui hin­cha tam­bién y a mí me cos­ta­ba con­se­guir una en­tra­da pa­ra ir al cam­po y sé el es­fuer­zo que ha­ce la gen­te por con­se­guir una en­tra­da por ir a apo­yar”, ase­gu­ró a ESPN an­tes de ve­nir al

país.

En Cos­ta Ri­ca hay al­gu­nos pa­re­ci­dos a él. Es nor­mal, na­da ex­tra­or­di­na­rio”. Ró­ger Flo­res Ex­ju­ga­dor y téc­ni­co

Es­te­ban sa­lió ex­pul­sa­do el miér­co­les pa­sa­do.

JO­SÉ COR­DE­RO

Es­pín­do­la de­jó a su equi­po con 10 cuan do ya per­dían 3-0.

INS­TA­GRAM

Al ar­gen­tino lo tra­je­ron des­de San Pe­dro Su­la en un jet pri­va­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.