EL CARRO EN EL PRESUPUESTO FAMILIAR

Motores Elite - - EDITORIAL -

El uso de un vehícu­lo para des­pla­zar­se de un pun­to a otro en nues­tra ciu­dad se ha vuel­to una ne­ce­si­dad más que un lujo. La de­fi­cien­te or­ga­ni­za­ción del sis­te­ma de trans­por­te pú­bli­co y los ol­vi­da­dos pla­nes de su reor­de­na­mien­to con­vier­ten es­ta ma­ra­ña en ob­so­le­ta. La in­dus­tria ven­dió ca­si 50 mil ca­rros nuevos el año an­te­rior, y es­to se en­tien­de pre­ci­sa­men­te por esa ne­ce­si­dad de una so­lu­ción efi­cien­te para des­pla­zar­se de un lu­gar a otro. Es­ta ten­den­cia de pre­fe­rir autos nuevos se pue­de ex­pli­car por las me­jo­res con­di­cio­nes para ad­qui­rir­los y los be­ne­fi­cios aso­cia­dos, los cua­les se han con­so­li­da­do du­ran­te los úl­ti­mos cin­co años. El acom­pa­ña­mien­to fi­nan­cie­ro, con ta­sas pre­fe­ren­cia­les y con­di­cio­nes más blan­das con res­pec­to a un vehícu­lo de se­gun­da, ayu­da a mu­chos con­su­mi­do­res a in­cli­nar­se por rea­li­zar la com­pra de uno nue­vo. El presupuesto familiar aho­ra con­tem­pla un por­cen­ta­je fi­jo para asu­mir el cos­to de la cuo­ta o de man­te­ni­mien­to, si­tua­ción que ha im­pul­sa­do las ven­tas de autos nuevos al es­tar es­te mon­to ya pre­des­ti­na­do. Es pre­fe­ri­ble asu­mir una cuo­ta, que un presupuesto para im­pre­vis­tos, au­na­do a la con­fia­bi­li­dad que un au­to nue­vo ofre­ce. Asi­mis­mo, la ma­yor ri­gi­dez de nor­mas res­trin­ge, en la me­di­da de lo po­si­ble, el in­gre­so de vehícu­los de se­gun­da de­cla­ra­dos co­mo pér­di­da to­tal en Es­ta­dos Uni­dos. En es­te es­ce­na­rio y com­ple­men­ta­do por un cli­ma eco­nó­mi­co es­ta­ble, es pre­vi­si­ble que es­te año las ven­tas de autos nuevos se acer­quen otra vez a las 50 mil uni­da­des, y co­la­te­ral­men­te una me­jo­ra en la ca­li­dad y se­gu­ri­dad del par­que vehi­cu­lar del país.

DANIEL CHACÓN / Edi­tor

dcha­con@la­re­pu­bli­ca.net

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.