BE­NI­CIO DEL TO­RO Con pi­el de co­co­dri­lo

Arte por Excelencias - - Cuba - Tex­to y fo­to Jorge Fernández Era

La Casa de la Cul­tu­ra de Gibara se hi­zo pe­queña pa­ra la can­ti­dad de pe­ri­o­dis­tas, de­le­ga­dos, in­vi­ta­dos y cu­ri­o­sos que des­de tem­pra­no bus­ca­ron lu­gar pa­ra no per­der­se el con­ver­sa­to­rio ti­tu­la­do «Be­ni­cio del To­ro, el ac­tor la­ti­no­a­me­ri­ca­no en el ci­ne hollywo­den­se», que tu­vo como con­duc­tor al Pre­mio Na­ci­o­nal de Li­te­ra­tu­ra Reinaldo Gonzá­lez y como in­vi­ta­dos al ac­tor pu­er­tor­ri­queño y a Jorge Pe­ru­gor­ría, pre­si­den­te del Fes­ti­val In­ter­na­ci­o­nal de Ci­ne que se re­a­li­zó en esa ciudad cos­te­ra de la pro­vin­cia de Hol­guín.

El equi­po de Arte por Excelencias, de pie, pe­ro con­ten­to de no per­der­se la opor­tu­ni­dad, to­mó no­ta de cu­an­to ex­pre­só el ga­na­dor del Pre­mio al Me­jor Ac­tor en Cannes en el año 2008 por su pa­pel de Er­nes­to Che Gu­e­va­ra en el fil­me Che, de Ste­ven So­der­berh. Aquí les va un re­su­men:

«Cu­an­do lle­gué a Hollywo­od ha­bía so­lo dos ac­to­res la­ti­no­a­me­ri­ca­nos que ha­cí­an ci­ne, y más tar­de en­tró Andy Gar­cía. Yo fui el cu­ar­to. Lu­e­go vi­no la ola es­paño­la con An­to­nio Ban­de­ras, Pe­né­lo­pe Cruz y Ja­vi­er Bar­dem. Yo me di­je en­ton­ces: vas a tra­ba­jar en Hollywo­od y vas a ha­cer de la­ti­no. Tu­ve la su­er­te de que cu­an­do co­men­cé ha­bía un mo­vi­mi­en­to muy fu­er­te de ci­ne in­de­pen­di­en­te, y pu­de ha­cer es­te úl­ti­mo den­tro de la in­dus­tria. Es com­pli­ca­do, por­que hay muy po­cos li­bre­tos sobre la ex­pe­ri­en­cia del la­ti­no­a­me­ri­ca­no, ya sea en Es­ta­dos Uni­dos o en sus pro­pi­os pa­í­ses.

»(…) El proyec­to de ha­cer algo sobre Hernán Cor­tés ni se ha hec­ho ni se ha es­cri­to to­da­vía, pe­ro es­ta­mos en eso. La idea es ha­cer una se­rie no so­la­men­te sobre él, si­no sobre la con­quis­ta de Mé­xi­co y el cho­que cul­tu­ral en­tre los az­te­cas y los es­paño­les, y que re­fle­je to­da la ma­ni­pu­la­ci­ón de am­bos la­dos. Eso ne­ce­si­ta de muc­ha in­ves­ti­ga­ci­ón y va a to­mar su ti­em­po, es otra épo­ca, otra men­ta­li­dad. Te­ne­mos el con­cep­to, la idea, al­gu­nos per­so­na­jes pen­sa­dos, na­da más.

»(…) Que al­gu­nos di­rec­to­res y pro­duc­to­res me pre­ten­dan en­ca­si­llar no cam­bia mi ma­ne­ra de tra­ba­jar un per­so­na­je, ya sea ba­sa­do en una per­so­na que vi­vió o un per­so­na­je fic­ti­cio. Un po­co “con pi­el de co­co­dri­lo” voy en con­tra de los es­te­re­o­ti­pos de los per­so­na­jes que me dan e in­clu­so de al­gu­nos otros que es­tén en el li­bre­to.

»(…) Cu­an­do apa­re­ció el proyec­to sobre el Che, exis­tí­an muc­hí­si­mas bi­o­gra­fí­as sobre su fi­gu­ra, y en­ton­ces nos di­ji­mos que te­ní­a­mos que ve­nir a cono­cer a la gen­te que lo hi­zo ser qui­en fue. Era la épo­ca de Ge­or­ge W. Bush, vi­a­jar a Cu­ba se ha­cía más com­pli­ca­do, y hu­bo que pe­dir muc­hos per­mi­sos. Co­no­ci­mos a muc­ha gen­te que tu­vo que ver con el Che: com­pañe­ros, ami­gos, fa­mi­li­a­res… Y lo que más me mo­ti­vó fue ha­cer una pe­lí­cu­la des­de el pun­to de vis­ta de los cu­ba­nos».

Jun­to a Jorge Pe­ru­gor­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.