LE­YEN­DAS: EL TA­XI IN­GLÉS

LEGENDS: BLACK CAB

Excelencias del Motor - - Sumario ⁄ Contents - POR/BY: WILLY HIE­RRO ALLEN

ay taxis pro­pios de ca­da país, pe­ro el ta­xi más em­ble­má­ti­co es el in­glés (black cab) con más de un si­glo de exis­ten­cia mo­to­ri­za­do, el cual es uno de los sím­bo­los de on­dres. ste ta­xi ha si­do fa­bri­ca­do por dis­tin­tas mar­cas.

La raíz del ta­xi in­glés que co­no­ce­mos hoy es­tá en los «hack­ney ca­rria­ge» del si­glo XVIII, ca­rrua­jes de al­qui­ler ti­ra­dos por caballos per­che­ro­nes. En 1823 se im­por­tó des­de Fran­cia un nue­vo vehícu­lo, más ve­loz y có­mo­do: el ca­brio­le, que se hi­zo muy po­pu­lar (de ahí se de­ri­va la pa­la­bra cab).

A fi­na­les del si­glo XIX lle­gó la era mo­to­ri­za­da. En 1897 se pu­so en ser­vi­cio el co­che eléc­tri­co de Ber­sey, sin rui­do pe­ro con es­ca­sa au­to­no­mía y po­ca fia­bi­li­dad. El Pru­nel fran­cés tra­jo el mo­tor de ga­so­li­na en 1903. Por esos días, fran­ce­ses y bri­tá­ni­cos fa­bri­ca­ron co­ches mo­to­ri­za­dos de al­qui­ler: Re­nault, Vaux­hall, Ra­tio­nal.

En 1906, The Pu­blic Ca­rria­ge Of­fi­ce in­tro­du­ce la li­cen­cia de ta­xi y nor­mas que re­gu­la­ban el ta­xi a mo­tor. A fi­na­les de ese año no lle­ga­ban a 100 taxis con mo­tor ro­dan­do por Lon­dres. En­ton­ces apa­re­ció Ge­ne­ral Cab Com­pany con 500 mo­de­los de mar­ca Re­nault, lo cual fue la ex­plo­sión que cam­bió el mer­ca­do del ta­xi.

El ta­xí­me­tro alemán lle­gó en 1907 con la ley que obli­ga­ba a co­lo­car­lo en ca­da vehícu­lo que ofre­cie­ra di­cho ser­vi­cio. Los ta­xis­tas eran pro­pie­ta­rios de sus au­tos. Su pre­cio de lis­ta en aque­llos tiem­pos era de 395 li­bras, unos 600 dó­la­res. La com­pra se ha­cía a pla­zos, con un de­pó­si­to ini­cial de 50 li­bras y cuo­tas de 10 li­bras men­sua­les. Al fi­nal el cos­to to­tal era de 472 li­bras.

Des­de ini­cios de los años 30 a fi­na­les de los 50, el ta­xi in­glés fue de fac­tu­ra bri­tá­ni­ca, mar­cas co­mo Morris, Aus­tin, Win­ches­ter, Beard­mo­re, los ha­cían. Fa­mo­sos fue­ron los FX3 y FX4, de Aus­tin. El FX3 se in­tro­du­jo en 1948 con mo­tor dié­sel de 2.2 L, 55 CV a 3 500 rpm y de ga­so­li­na con 2.2 L, 50 CV a 3 500 rpm, am­bos con trans­mi­sión ma­nual. Se fa­bri­ca­ron un to­tal de 13 737 uni­da­des en diez años.

Pa­ra 1959 fue sus­ti­tui­do por el FX4, con dos mo­to­res tam­bién: el die­sel era prác­ti­ca­men­te el mis­mo: 2.2 L y 55 CV, pe­ro el de ga­so­li­na, de 2.2 L, ve­nía con 68 CV a 3 800 rpm.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.