EE.UU. sa­cu­di­do por la vio­len­cia

Trabajadores - - NACIONALES - | Yi­mel Díaz Mal­mier­ca

Las pro­tes­tas por el ase­si­na­to de otro hom­bre ne­gro, Keith La­mont de Scott, en ma­nos de la Po­li­cía en Char­lot­te (Ca­ro­li­na del Nor­te) no mos­tra­ban es­te do­min­go se­ña­les de ce­der lue­go de que las au­to­ri­da­des lo­ca­les se vie­ran presionadas a ex­hi­bir los vi­deos que guar­da­ban en su po­der, los cua­les, en su opi­nión, no es­cla­re­cen si la víc­ti­ma por­ta­ba un ar­ma o no.

El he­cho lan­zó a la gen­te a las ca­lles y pro­vo­có que el go­ber­na­dor de Ca­ro­li­na del Nor­te, Pat McC­rory, de­cla­ra­ra el es­ta­do de emergencia y or­de­na­ra el des­plie­gue de la Guar­dia Na­cio­nal y de la Pa­tru­lla de Ca­mi­nos “pa­ra ayu­dar a las au­to­ri­da­des lo­ca­les en Char­lot­te”. A ello se su­ma­ron es­te fin de se­ma­na otros he­chos vio­len­tos en Illi­nois y Mas­sa­chu­setts.

En la uni­ver­si­dad es­ta­dou­ni­den­se de Illi­nois, ubi­ca­da en la zo­na de Ur­ba­na-Cham­paign, un des­co­no­ci­do dis­pa­ró su ar­ma, pro­vo­can­do la muer­te de una per­so­na y he­ri­das a otras cin­co. Se­gún vo­ce­ros de la Po­li­cía lo­cal, la víc­ti­ma fa­tal re­sul­tó ser un tran­seún­te que pa­sea­ba por el lu­gar del he­cho. Dos de los he­ri­dos se en­cuen­tran en con­di­ción crí­ti­ca.

El sar­gen­to Ric­key W. Bell ex­pli­có que hay una fuer­te mo­vi­li­za­ción pa­ra dar­le cap­tu­ra al hom­bre ar­ma­do que pe­ne­tró el cam­pus uni­ver­si­ta­rio y efec­tuó al me­nos nue­ve dis­pa­ros an­tes de dar­se a la fu­ga.

La Po­li­cía re­por­tó ade­más otro ti­ro­teo en Illi­nois en ho­ras de la ma­dru­ga­da, aun­que se des­co­no­ce si hu­bo víc­ti­mas fa­ta­les de ese in­ci­den­te. Tam­bién se supo que en las in­me­dia­cio­nes de la Uni­ver­si­dad de Emer­son, en Bos­ton, Mas­sa­chu­setts, seis per­so­nas re­sul­ta­ron he­ri­das en un ata­que con ar­mas blan­cas, ex­po­nen los re­por­tes po­li­cia­les. Una de ellas se ha­lla en es­ta­do crí­ti­co y fue so­me­ti­da a una ci­ru­gía de ur­gen­cia.

Otra uni­ver­si­dad sa­cu­di­da por la vio­len­cia fue la de Mí­chi­gan, don­de en las úl­ti­mas ho­ras de ayer un hom­bre fue he­ri­do de gra­ve­dad, igual­men­te con ar­ma blan­ca. La vís­pe­ra, otro, ar­ma­do de un ri­fle, ma­tó a cin­co per­so­nas en una tien­da en Seattle, es­ta­do de Was­hing­ton.

To­das es­tas ac­cio­nes, y otras que no han tras­cen­di­do a la pren­sa, ma­ti­za­rán el pri­mer de­ba­te pú­bli­co en­tre los con­ten­dien­tes a la pre­si­den­cia de la na­ción: Hi­llary Clin­ton, por el Par­ti­do De­mó­cra­ta, y Do­nald Trump, por el Re­pu­bli­cano, aun­que nin­guno de los dos ha es­truc­tu­ra­do una pro­pues­ta con­cre­ta pa­ra con­tra­rres­tar la vio­len­cia en­dé­mi­ca de una so­cie­dad don­de es más fá­cil, y ba­ra­to, com­prar­se un ri­fle que un ca­rro del año.

| fo­to: AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.