El mes tre­ce y el fu­tu­ro de la em­pre­sa

Trabajadores - - NACIONALES - | Fran­cis­co Ro­drí­guez Cruz

An­tes del 30 de mar­zo entidades es­ta­ta­les y so­cie­da­des mer­can­ti­les de ca­pi­tal 100 % cu­bano de­be­rán pre­sen­tar su pro­pues­ta de dis­tri­bu­ción de uti­li­da­des

Si us­ted quie­re ani­mar a un au­di­to­rio, sea de em­pre­sa­rios o de tra­ba­ja­do­res, há­ble­les so­bre la dis­tri­bu­ción de uti­li­da­des al cie­rre del año. Es un ejer­ci­cio que no fa­lla, aun­que an­tes de lle­gar a ese in­gre­so que tam­bién co­no­ce­mos co­mo mes tre­ce una em­pre­sa de­ba ga­ran­ti­zar mu­chos des­ti­nos con el re­sul­ta­do de su gestión.

El pro­ce­di­mien­to que re­gi­rá es­te pro­ce­so pa­ra el 2018, en re­la­ción con las uti­li­da­des del 2017, se­rá otra vez la Re­so­lu­ción no. 138 del Mi­nis­te­rio de Fi­nan­zas y Pre­cios (MFP), se­gún con­fir­mó Adal­ber­to Car­bo­nell Sot­to, di­rec­tor ge­ne­ral de Po­lí­ti­ca Fis­cal de ese or­ga­nis­mo, en el ta­ller na­cio­nal so­bre nor­mas em­pre­sa­ria­les, cu­ya ex­pe­rien­cia pi­lo­to tu­vo lu­gar la pa­sa­da se­ma­na con di­rec­ti­vos del gru­po em­pre­sa­rial Bio­cu­ba­far­ma en el Cen­tro de In­ge­nie­ría Ge­né­ti­ca y Bio­tec­no­lo­gía.

An­tes del 30 de mar­zo, las po­co más de 2 mil em­pre­sas es­ta­ta­les y so­cie­da­des mer­can­ti­les de ca­pi­tal 100 % cu­bano hoy exis­ten­tes de­be­rán pre­sen­tar su pro­pues­ta de dis­tri­bu­ción de uti­li­da­des, lue­go de la crea­ción de las pro­vi­sio­nes y re­ser­vas obli­ga­to­rias que la nor­ma es­ta­ble­ce, de la de­cla­ra­ción y pa­go del im­pues­to so­bre uti­li­da­des, y del apor­te del 50 % de ta­les di­vi­den­dos al Pre­su­pues­to del Es­ta­do co­mo ren­di­mien­to so­bre la in­ver­sión es­ta­tal.

Es im­po­si­ble por­me­no­ri­zar aquí to­do el sis­te­ma de re­la­cio­nes fi­nan­cie­ras que es­ta re­so­lu­ción com­pen­dia y uni­fi­ca, tan­to pa­ra las entidades ya men­cio­na­das co­mo pa­ra las 85 or­ga­ni­za­cio­nes su­pe­rio­res de dirección em­pre­sa­rial (Os­de) que ahora exis­ten. Pe­ro hay va­rios men­sa­jes que son cla­ve y de­ben do­mi­nar asi­mis­mo los co­lec­ti­vos de tra­ba­ja­do­res y sus re­pre­sen­tan­tes sin­di­ca­les.

La dis­tri­bu­ción de uti­li­da­des a los tra­ba­ja­do­res es una de las 11 re­ser­vas vo­lun­ta­rias que ca­da em­pre­sa pue­de crear a partir de sus di­vi­den­dos anua­les lue­go de cum­plir con sus com­pro­mi­sos fis­ca­les. Los 11 des­ti­nos son muy im­por­tan­tes, por­que son fuen­tes de financiamiento que ga­ran­ti­zan de una u otra ma­ne­ra la rein­ver­sión o ca­pi­ta­li­za­ción de los ac­ti­vos de la en­ti­dad, la res­ti­tu­ción de su pa­tri­mo­nio ne­to me­dian­te la eli­mi­na­ción de pér­di­das con­ta­bles y la ex­trac­ción de li­qui­dez o di­ne­ro en efec­ti­vo ha­cia su Os­de.

De acuer­do con Car­bo­nell Sot­to, du­ran­te el pro­ce­so de dis­tri­bu­ción de uti­li­da­des co­rres­pon­dien­tes al 2016 efec­tua­do el pa­sa­do año, el des­tino del 29 % de esos re­cur­sos fi­nan­cie­ros fue la re­par­ti­ción en­tre los tra­ba­ja­do­res. El 52 % de las uti­li­da­des des­pués de im­pues­to tu­vie­ron co­mo fi­na­li­dad la ca­pi­ta­li­za­ción de las em­pre­sas, mien­tras que el 48 % fue di­ne­ro que sa­lió de es­tas.

Hu­bo em­pre­sas que prác­ti­ca­men­te so­lo de­di­ca­ron sus be­ne­fi­cios al in­cre­men­to del ca­pi­tal de tra­ba­jo y pa­ra dis­tri­buir en­tre sus tra­ba­ja­do­res. In­clu­so hu­bo al­gu­nos ca­sos en los que más del 70 % de ese di­ne­ro fue al bol­si­llo de sus in­te­gran­tes co­mo pa­go del mes tre­ce. Na­da de fon­dos pa­ra ca­pa­ci­ta­ción, ni pa­ra desa­rro­llo e in­ves­ti­ga­ción (I + D), u otras de las 11 po­si­bles re­ser­vas.

Ello ha­bla, ade­más de la im­pre­vi­sión de esas em­pre­sas y sus Os­de, tam­bién de la ne­ce­si­dad de per­fec­cio­nar la la­bor de las au­to­ri­da­des que aprue­ban la crea­ción de ta­les re­ser­vas vo­lun­ta­rias y la dis­tri­bu­ción de uti­li­da­des, que son las jun­tas de go­bierno, y de no exis­tir es­tas, el je­fe o mi­nis­tro del ór­gano u or­ga­nis­mo de la ad­mi­nis­tra­ción cen­tral del Es­ta­do, o el pre­si­den­te del Con­se­jo de la Ad­mi­nis­tra­ción Pro­vin­cial del Po­der Po­pu­lar que las atien­de.

Es­to es di­fí­cil de en­ten­der pa­ra quien de­sea y es­pe­ra por es­ta vía au­men­tar sus in­gre­sos, en un con­tex­to don­de los sa­la­rios todavía son in­su­fi­cien­tes, no obs­tan­te su in­cre­men­to pro­gre­si­vo (en el 2016 el sa­la­rio me­dio men­sual en el sec­tor em­pre­sa­rial fue de 847 pe­sos, y en un 32 % de es­tas entidades se su­peró los mil pe­sos).

Sin em­bar­go, de­be pri­mar cla­ri­dad en los co­lec­ti­vos la­bo­ra­les y sin­di­ca­tos so­bre lo com­pro­me­te­dor que pue­de re­sul­tar pa­ra el fu­tu­ro de una em­pre­sa o gru­po em­pre­sa­rial man­te­ner una po­lí­ti­ca no lo su­fi­cien­te­men­te pre­vi­so­ra en la dis­tri­bu­ción de las uti­li­da­des.

Tie­nen de­re­cho a re­ci­bir el mes tre­ce

1. Los tra­ba­ja­do­res que la­bo­ra­ron al me­nos seis me­ses en el año que se eva­lúa.

• A quie­nes la­bo­ran en ac­ti­vi­da­des cí­cli­cas se les con­si­de­ra co­mo tiem­po mí­ni­mo de tra­ba­jo el 50 % del tiem­po es­ti­pu­la­do en el con­tra­to de tra­ba­jo;

• Las tra­ba­ja­do­ras que dis­fru­tan de li­cen­cia de ma­ter­ni­dad;

• En el ca­so de tra­ba­ja­do­res ac­ci­den­ta­dos la­bo­ral­men­te y con cer­ti­fi­ca­dos mé­di­cos tie­nen que la­bo­rar el tiem­po mí­ni­mo es­ta­ble­ci­do pa­ra tener de­re­cho a la dis­tri­bu­ción de uti­li­da­des;

• Los in­cor­po­ra­dos a tiem­po com­ple­to, por de­ci­sión de ins­tan­cias su­pe­rio­res o por in­te­rés de la en­ti­dad em­pre­sa­rial, a la es­pe­cia­li­dad que se im­par­te en la Es­cue­la Su­pe­rior de Cua­dros del Es­ta­do y del Go­bierno, u otros cur­sos de ca­rac­te­rís­ti­cas si­mi­la­res.

Con­di­cio­nan­tes

2. Ha­ber ob­te­ni­do re­sul­ta­dos sa­tis­fac­to­rios en la eva­lua­ción del desem­pe­ño al cie­rre del año.

3. Man­te­ner una co­rrec­ta ac­ti­tud en el cui­da­do de la pro­pie­dad es­ta­tal y la dis­ci­pli­na tec­no­ló­gi­ca.

4. No ha­ber si­do san­cio­na­do por in­dis­ci­pli­nas en el año que se eva­lúa.

5. No es­tar im­pli­ca­do en un he­cho de­lic­ti­vo o de co­rrup­ción que se en­cuen­tre en in­ves­ti­ga­ción. No obs­tan­te, tie­ne de­re­cho al co­bro de la dis­tri­bu­ción de uti­li­da­des si con­clui­da la in­ves­ti­ga­ción se de­mues­tra que no tie­ne res­pon­sa­bi­li­dad. En es­te ca­so se crea la re­ser­va y no se pa­ga has­ta tener el re­sul­ta­do. De es­tar im­pli­ca­do, el mon­to crea­do se des­ti­na a otras re­ser­vas vo­lun­ta­rias y no se re­dis­tri­bu­ye en­tre los de­más tra­ba­ja­do­res.

6. En ca­so de tra­ba­ja­do­res con de­re­cho al co­bro de la dis­tri­bu­ción de uti­li­da­des y que ha­yan fa­lle­ci­do al mo­men­to de ha­cer­se efec­ti­vo el pa­go, es­te de­re­cho se ejer­ce por los fa­mi­lia­res con de­re­cho a pen­sión de la se­gu­ri­dad so­cial, o en su de­fec­to, por los he­re­de­ros que acre­di­ten tal con­di­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.