Pun­to de en­cuen­tro

Trabajadores - - INTERNACIONALES - Yi­mel Díaz Mal­mier­ca

La his­to­ria de to­da so­cie­dad has­ta nues­tros días no ha si­do sino la his­to­ria de las lu­chas de cla­ses. Tal sa­ber de ab­so­lu­ta vi­gen­cia es una de las irre­fu­ta­bles fra­ses de El ma­ni­fies­to co­mu­nis­ta, tex­to de Karl Marx y Fe­de­ri­co En­gels, que es­te año cum­ple 170 años de ha­ber si­do pu­bli­ca­do por pri­me­ra vez.

De lu­cha de cla­ses mu­cho he­mos vis­to en es­tos días de Cum­bres, la de las Américas y su con­tra­par­te, la de los Pue­blos, que re­cién han con­clui­do en Lima, Pe­rú.

“El fren­te úni­co no anu­la la per­so­na­li­dad, no anu­la la fi­lia­ción de nin­guno de los que lo com­po­nen. No sig­ni­fi­ca la con­fu­sión ni la amal­ga­ma de to­das las doc­tri­nas en una doc­tri­na úni­ca. Es una ac­ción con­tin­gen­te, con­cre­ta, prác­ti­ca”, di­jo el amau­ta* Jo­sé Car­los Ma­riá­te­gui, otro gran co­mu­nis­ta, pe­ruano por de­más, que es­te año tam­bién es­tá de ani­ver­sa­rio: 90 años de su cé­le­bre Sie­te en­sa­yos de in­ter­pre­ta­ción de la reali­dad pe­rua­na, libro de re­fe­ren­cia pa­ra la in­te­lec­tua­li­dad del con­ti­nen­te.

Ma­riá­te­gui fun­dó, en 1928, el Par­ti­do So­cia­lis­ta Pe­ruano, que tras la muer­te del lu­cha­dor se nom­bró Par­ti­do Co­mu­nis­ta Pe­ruano. Un año des­pués creó la Con­fe­de­ra­ción Ge­ne­ral de Tra­ba­ja­do­res del Pe­rú (CGTP), la cual con­ti­núa sien­do la prin­ci­pal cen­tral sin­di­cal del país, con gre­mios afi­lia­dos de al­ta con­vo­ca­to­ria, en­tre es­tos las fe­de­ra­cio­nes de 25 re­gio­nes, y las sec­to­ria­les de la Cons­truc­ción Ci­vil del Pe­rú (FTCCP), de Mi­ne­ros, Me­ta­lúr­gi­cos y Si­de­rúr­gi­cos del Pe­rú (FNTMMSP), de Ali­men­tos, Bebidas y afi­nes (CGTP-ABA) y de Agua Po­ta­ble del Pe­rú (FENTAP). La in­te­gran ade­más los Sin­di­ca­tos Uni­ta­rios de Em­plea­dos de la Edu­ca­ción Pe­rua­na (SUTEP), y de la Te­le­fó­ni­ca (SUTTP).

Pre­ci­sa­men­te la CGTP, fiel a su es­tir­pe cla­sis­ta, y el Co­man­do Na­cio­nal Uni­ta­rio de Lu­cha, or­ga­ni­za­ron la Cumbre de los Pue­blos de Lima, don­de es­tu­vie­ron pre­sen­tes sin­di­ca­lis­tas, ac­ti­vis­tas so­cia­les y po­pu­la­res, cam­pe­si­nos, amas de ca­sa, pue­blos in­dí­ge­nas, fe­mi­nis­tas, jó­ve­nes, par­ti­dos po­lí­ti­cos...

To­dos ellos se pro­pu­sie­ron crear, des­de las re­des so­cia­les y las dis­tin­tas pla­ta­for­mas de la so­cie­dad ci­vil, una ba­se am­plia y re­pre­sen­ta­ti­va de or­ga­ni­za­cio­nes que lle­va­ra a las ca­lles de la ciu­dad las cau­sas más im­por­tan­tes de La­ti­noa­mé­ri­ca: la am­bi­ción im­pe­ria­lis­ta, las in­jus­tas po­lí­ti­cas neo­li­be­ra­les, la so­li­da­ri­dad en­tre los hu­mil­des, el blo­queo de Es­ta­dos Uni­dos a Cu­ba, el aco­so y las ame­na­zas a la Ve­ne­zue­la cha­vis­ta, la in­jus­ta pri­sión de Lu­la da Sil­va en Bra­sil, el mar pa­ra Bo­li­via, el frau­de elec­to­ral en Hon­du­ras, la paz en Co­lom­bia, la im­pu­ni­dad con que se ase­si­nan ca­da día ac­ti­vis­tas y lí­de­res co­mu­ni­ta­rios… El pro­pó­si­to fue coor­di­nar lo que Ma­riá­te­gui de­fi­nió co­mo “el pun­to de en­cuen­tro fun­da­men­tal en­tre los pue­blos la­ti­noa­me­ri­ca­nos: aquel re­pre­sen­ta­do por la agi­ta­ción re­vo­lu­cio­na­ria”.

Uno de los ros­tros más vi­si­bles de es­ta ges­ta fue el de Ge­ró­ni­mo Ló­pez Se­vi­llano, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la CGTP, quien in­te­rro­ga­do pa­ra por un re­pre­sen­tan­te de la CTC, miem­bro de la de­le­ga­ción cu­ba­na a Pe­rú, des­ta­có que “la Cumbre de los Pue­blos y el gran ac­to de so­li­da­ri­dad in­ter­na­cio­nal con Cu­ba, Ve­ne­zue­la, Bo­li­via y los pue­blos de la re­gión, tu­vo un sig­ni­fi­ca­do in­men­so, pues hi­zo fren­te a una Cumbre ofi­cial aus­pi­cia­da por la OEA, adon­de el im­pe­ria­lis­mo yan­qui vino a im­po­ner po­lí­ti­cas neo­li­be­ra­les que pri­va­ti­zan los ser­vi­cios pú­bli­cos, des­tru­yen de­re­chos la­bo­ra­les de los tra­ba­ja­do­res, con­ta­mi­nan nues­tro me­dio am­bien­te, y sa­quean nues­tra ri­que­za. So­bre to­do bus­ca­ba coor­di­nar es­tra­te­gias pa­ra se­guir di­vi­dien­do a los paí­ses que lu­chan por su li­be­ra­ción y vie­nen im­ple­men­tan­do mo­de­los eco­nó­mi­cos so­cia­lis­tas que res­pon­den a los in­tere­ses de la gran ma­yo­ría de la po­bla­ción, tal co­mo ha su­ce­di­do en la Cu­ba re­vo­lu­cio­na­ria, en Ve­ne­zue­la, y en Bo­li­via.

“Evi­den­te­men­te, el ca­pi­ta­lis­mo cuan­do ve pe­li­grar sus in­tere­ses, tra­ta de ge­ne­rar des­con­cier­to, aña­dió Ge­ró­ni­mo, pro­cu­ra ca­lum­niar con fal­sas in­for­ma­cio­nes co­mo ha­cen con­tra la pa­tria de Hu­go Chá­vez, y tam­bién in­vier­te mi­llo­nes de dó­la­res en pa­gar a mer­ce­na­rios que ha­cen cam­pa­ñas con­tra esos paí­ses.

“No­so­tros, los pe­rua­nos, nos uni­mos con los pue­blos de la re­gión pa­ra apo­yar esos cam­bios pro­fun­dos que se vie­nen dan­do en Amé­ri­ca La­ti­na. La ver­da­de­ra Cumbre de las Américas, la de los Pue­blos, fue exi­to­sa por la par­ti­ci­pa­ción de re­pre­sen­tan­tes de or­ga­ni­za­cio­nes po­lí­ti­cas, es­tu­dian­ti­les, sin­di­ca­les… de to­dos los paí­ses de la re­gión”.

Tra­ba­ja­do­res

En en­tre­vis­ta pa­ra el no­ti­cie­ro Amé­ri­ca Nues­tra, un pro­gra­ma es­pe­cial crea­do por el equipo de Cu­ba­de­ba­te, el em­ba­ja­dor cu­bano Juan Antonio Fernández re­fle­xio­na­ba acer­ca del pa­pel de la Cumbre de los Pue­blos co­mo en­cuen­tro al­ter­na­ti­vo a la Cumbre de las Américas. Sus pa­la­bras fue­ron cla­ras: si es­te úl­ti­mo me­ca­nis­mo y sus fo­ros pa­ra­le­los cum­plie­ran el ob­je­ti­vo de cons­ti­tuir es­pa­cios de diá­lo­go e in­ter­cam­bio, los ac­ti­vis­tas y mo­vi­mien­tos so­cia­les de la re­gión no ha­brían so­li­ci­ta­do otro don­de ex­pre­sar ideas, de­nun­ciar, com­par­tir lu­chas y re­sis­ten­cias.

Es por ello que, du­ran­te la oc­ta­va edi­ción del even­to y tal co­mo su­ce­dió en ci­tas pre­ce­den­tes, se reunie­ron en Lima, Pe­rú, di­ver­sas or­ga­ni­za­cio­nes pa­ra de­ba­tir con una mi­ra­da des­de el Sur la reali­dad po­lí­ti­ca, so­cial y eco­nó­mi­ca de nues­tras na­cio­nes que, al de­cir del can­ci­ller cu­bano Bruno Ro­drí­guez Pa­rri­lla, es­tán “uni­das por un des­tino co­mún en la bús­que­da de su se­gun­da y de­fi­ni­ti­va in­de­pen­den­cia”.

Con­vo­ca­dos por el Co­man­do Na­cio­nal Uni­ta­rio de Lu­cha y la Con­fe­de­ra­ción Ge­ne­ral de Tra­ba­ja­do­res del Pe­rú, los asis­ten­tes cum­plie­ron una am­plia agen­da que in­clu­yó fo­ros, ta­lle­res y con­fe­ren­cias pa­ra uni­fi­car pos­tu­ras fren­te a las prin­ci­pa­les pro­ble­má­ti­cas del área.

En­tre sus ac­ti­vi­da­des, que se ex­ten­die­ron des­de el 10 has­ta el sá­ba­do 14, tu­vo par­ti­cu­lar re­le­van­cia la marcha an­tim­pe­ria­lis­ta del pa­sa­do jue­ves en las ca­lles de la cén­tri­ca mu­ni­ci­pa­li­dad de Je­sús Ma­ría, en la ca­pi­tal pe­rua­na. La mo­vi­li­za­ción de cer­ca de dos ho­ras aglu­ti­nó a cien­tos de per­so­nas, quie­nes re­cha­za­ron el in­ter­ven­cio­nis­mo de Es­ta­dos Uni­dos, re­cla­ma­ron la li­ber­tad del lí­der po­pu­lar bra­si­le­ño Luiz Iná­cio Lu­la da Sil­va, ex­pre­sa­ron su so­li­da­ri­dad con Ve­ne­zue­la, y abo­ga­ron por la uni­dad co­mo úni­ca vía pa­ra con­tra­rres­tar las agre­sio­nes de la de­re­cha.

El vier­nes tu­vo lu­gar la pre­sen­ta­ción del libro Raúl Cas­tro y Nues­tra Amé­ri­ca, un mo­men­to de es­pe­cial sig­ni­fi­ca­ción. El vo­lu­men, com­pi­la­do por Abel En­ri­que Gon­zá­lez San­ta­ma­ría, recoge más de 80 dis­cur­sos del Pre­si­den­te cu­bano, tex­tos y de­cla­ra­cio­nes su­yas so­bre los pro­ble­mas y re­tos de La­ti­noa­mé­ri­ca.

La Cumbre de los Pue­blos ter­mi­nó con un gran ac­to de so­li­da­ri­dad con­ti­nen­tal en la Pla­za Fray To­más, de la Uni­ver­si­dad Ma­yor de San Mar­cos. An­tes, adop­tó una de­cla­ra­ción fi­nal, cu­ya in­ten­ción es con­tri­buir a la ar­ti­cu­la­ción so­cial re­gio­nal.

El do­cu­men­to ra­ti­fi­có la so­li­da­ri­dad in­que­bran­ta­ble con los Go­bier­nos de Ve­ne­zue­la y de Cu­ba, así co­mo con el pro­ce­so re­vo­lu­cio­na­rio bo­li­viano y con Lu­la, quien “en­fren­ta hoy a to­do el apa­ra­to de la ju­di­cia­li­za­ción de la po­lí­ti­ca y el odio de las éli­tes bra­si­le­ñas, por ser el re­fe­ren­te de los opri­mi­dos y ex­clui­dos”.

Asi­mis­mo, re­cha­zó la po­lí­ti­ca ra­cis­ta y xe­nó­fo­ba del man­da­ta­rio es­ta­dou­ni­den­se Do­nald Trump, exi­gió al Go­bierno co­lom­biano la im­ple­men­ta­ción real de los acuer­dos de paz de La Ha­ba­na, y con­de­nó la agre­sión mi­li­tar del im­pe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano con­tra el pue­blo si­rio. El tex­to in­vi­tó a los ac­to­res allí reuni­dos a ver­se las ca­ras nue­va­men­te en Bue­nos Ai­res, Ar­gen­ti­na, pa­ra desa­rro­llar ac­cio­nes con­tra el po­der imperial que es­ta­rá reuni­do allí, en el con­tex­to de la Cumbre del G-20, la cual sesionará el 30 noviembre y el 1.º de diciembre ve­ni­de­ros.

Por su im­pul­so a la in­te­gra­ción del mo­vi­mien­to pro­gre­sis­ta y de iz­quier­da en la zo­na, el po­li­tó­lo­go ar­gen­tino Ati­lio Bo­rón con­si­de­ró que es­te en­cuen­tro ha­bía si­do lo más im­por­tan­te de es­tos días en Pe­rú. En de­cla­ra­cio­nes a Pren­sa La­ti­na ase­gu­ró que “los im­pe­ria­lis­tas (…) es­tán ad­vir­tien­do que más pron­to que tar­de va­mos a vol­ver”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.