Hom­bre in­fa­ti­ga­ble

Trabajadores - - NATALICIO 90 -

En es­tas pá­gi­nas he­mos que­ri­do des­ta­car, den­tro de su ri­ca tra­yec­to­ria, la la­bor del Che en el Go­bierno Re­vo­lu­cio­na­rio du­ran­te los años que per­ma­ne­ció en Cu­ba, en­tre 1959 y co­mien­zos de 1965

Tra­ba­ja­dor in­fa­ti­ga­ble, en los años que es­tu­vo al ser­vi­cio de nues­tra pa­tria no co­no­ció un so­lo día de des­can­so. Fue­ron mu­chas las res­pon­sa­bi­li­da­des que se le asig­na­ron: co­mo Pre­si­den­te del Ban­co Na­cio­nal, co­mo di­rec­tor de la Jun­ta de Pla­ni­fi­ca­ción, co­mo Mi­nis­tro de In­dus­trias, co­mo Co­man­dan­te de re­gio­nes mi­li­ta­res, co­mo je­fe de de­le­ga­cio­nes de ti­po po­lí­ti­co, o de ti­po eco­nó­mi­co, o de ti­po fra­ter­nal.

Su in­te­li­gen­cia mul­ti­fa­cé­ti­ca era ca­paz de em­pren­der con el má­xi­mo de se­gu­ri­dad cual­quier ta­rea en cual­quier or­den, en cual­quier sen­ti­do. Y así, re­pre­sen­tó de ma­ne­ra bri­llan­te a nues­tra pa­tria en nu­me­ro­sas con­fe­ren­cias in­ter­na­cio­na­les, de la mis­ma ma­ne­ra que di­ri­gió bri­llan­te­men­te a los sol­da­dos en el com­ba­te, de la mis­ma ma­ne­ra que fue un mo­de­lo de tra­ba­ja­dor al fren­te de cua­les­quie­ra de las ins­ti­tu­cio­nes que se le asig­na­ron, ¡y pa­ra él no hu­bo días de des­can­so, pa­ra él no hu­bo ho­ras de des­can­so! y si mi­rá­ba­mos pa­ra las ven­ta­nas de sus ofi­ci­nas, per­ma­ne­cían las luces en­cen­di­das has­ta al­tas ho­ras de la no­che, es­tu­dian­do, o me­jor di­cho, tra­ba­jan­do o es­tu­dian­do. Por­que era un es­tu­dio­so de to­dos los pro­ble­mas, era un lec­tor in­fa­ti­ga­ble. Su sed de abar­car co­no­ci­mien­tos hu­ma­nos era prác­ti­ca­men­te in­sa­cia­ble, y las ho­ras que le arre­ba­ta­ba al sue­ño las de­di­ca­ba al es­tu­dio; y los días re­gla­men­ta­rios de des­can­so los de­di­ca­ba al tra­ba­jo vo­lun­ta­rio.

Pre­si­den­te del Ban­co Na­cio­nal de Cu­ba, nom­bra­do el 26 de no­viem­bre de 1959.

Se le en­co­men­dó di­ri­gir el Mi­nis­te­rio de In­dus­trias el 23 de fe­bre­ro de 1961.

En la Con­fe­ren­cia de la OEA en Pun­ta del Es­te, Uru­guay, agos­to de 1961.

Al fren­te de de­le­ga­cio­nes cu­ba­nas de in­ter­cam­bio con otros paí­ses.

Ha­bla en nom­bre de Cu­ba en el dé­ci­mo no­veno pe­río­do de se­sio­nes de la Asam­blea Ge­ne­ral de la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das, el 11 de di­ciem­bre de 1964.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.