Ca­mi­na­mos so­bre his­to­ria pu­ra

Trabajadores - - NATALICIO 90 -

Que­ri­dos Vie­jos:

Sa­ben lo que me cuesta es­cri­bir. Ha­go un pa­rén­te­sis a las 6:30 de la ma­ña­na, no de ini­cio sino de fi­nal de día, pa­ra desear­les lo desea­ble en es­tos días.

Cu­ba vi­ve un mo­men­to que es de­fi­ni­ti­vo pa­ra Amé­ri­ca. Al­gu­na vez que­ría ha­ber si­do sol­da­do de Pi­za­rro; pa­ra mi afán de aven­tu­ras y mis an­sias de otear mo­men­tos cum­bre, no ha­ce fal­ta eso; hoy es­tá to­do aquí y un ideal por­que pe­lear jun­to a la res­pon­sa­bi­li­dad de un ejem­plo que de­jar. No so­mos hom­bres; má­qui­nas de tra­ba­jar, lu­chan­do con­tra el tiem­po en me­dio de cir­cuns­tan­cias di­fí­ci­les y lu­mi­no­sas.

El De­par­ta­men­to In­dus­trial era hi­jo de mi pro­pia mano; lo sol­té a me­dias, con do­lor de pa­pá ave­jen­ta­do, pa­ra su­mir­me en la apa­ren­te cien­cia in­sul­sa de las fi­nan­zas. Ten­go tam­bién el car­go de Je­fe del D. de Ins­truc­ción del E. Re­bel­de y el man­do di­rec­to de un re­gi­mien­to en Orien­te. Ca­mi­na­mos so­bre his­to­ria pu­ra de la más al­ta ca­te­go­ría ame­ri­ca­na; so­mos fu­tu­ro y lo sa­be­mos, cons­trui­mos con ale­gría aun­que nos he­mos ol­vi­da­do de los ca­ri­ños in­di­vi­dua­les.

Re­ci­ben el ca­ri­ño­so abra­zo de es­ta má­qui­na de pro­rra­tear amor a 160 mi­llo­nes de ame­ri­ca­nos y a ve­ces, el hi­jo pró­di­go que vuel­ve en el re­cuer­do.

Che

En: Can­to in­con­clu­so. Una vi­da de­di­ca­da al Che. Adys Cu­pull y Froi­lán González. Editora Po­lí­ti­ca, La Ha­ba­na 1998

A sus pa­dres, des­de Cu­ba, di­ciem­bre de 1959

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.