Los mil y un ca­mi­nos de la rum­ba

Trabajadores - - CULTURA-DEPORTES - | Yu­ris Nó­ri­do

Roma y París aco­gie­ron las ac­ti­vi­da­des del V Fó­rum In­ter­na­cio­nal Tim­ba­la­ye, que con­tó con la pre­sen­cia del poe­ta y et­nó­lo­go Mi­guel Bar­net

La ru­ta de la rum­ba co­mien­za en Cu­ba, no fal­ta­ra más. Ha­bría que ras­trear los orí­ge­nes en­tre los ne­gros es­cla­vos o li­ber­tos, que asu­mie­ron la mú­si­ca y la danza co­mo ex­pre­sio­nes de re­sis­ten­cia y re­afir­ma­ción. Pe­ro la rum­ba, se sa­be, es un “or­ga­nis­mo” pu­jan­te, en per­ma­nen­te re­no­va­ción. Sus ra­mi­fi­ca­cio­nes son múl­ti­ples y ri­quí­si­mas, su diá­lo­go con otras ma­ni­fes­ta­cio­nes es per­ma­nen­te y de­vie­ne mes­ti­za­je y “con­ta­mi­na­ción” que no aten­tan con­tra las esen­cias de un ar­te de mar­ca­das hon­du­ras po­pu­la­res.

De eso se ha­bló en Roma y Gé­no­va, Ita­lia; y en París, Fran­cia, du­ran­te las se­sio­nes teó­ri­cas del V Fó­rum In­ter­na­cio­nal Tim­ba­la­ye, que con­tó con la pre­sen­cia de un in­te­lec­tual que ha de­di­ca­do bue­na par­te de su vi­da a la pro­mo­ción y el es­tu­dio de las con­fluen­cias que for­man el ajia­co ma­ra­vi­llo­so de la cul­tu­ra cu­ba­na: Mi­guel Bar­net.

Dis­cí­pu­lo del gran Fer­nan­do Ortiz (el más re­co­no­ci­do de los an­tro­pó­lo­gos cu­ba­nos), Bar­net ofre­ció va­rias con­fe­ren­cias, en las que abor­dó hi­tos del de­ve­nir de la rum­ba, uno de los pi­la­res de la iden­ti­dad del cu­bano. Jun­to a él, el pe­rio­dis­ta Pedro de la Hoz abor­dó aris­tas no siem­pre ex­pli­ci­ta­das de es­te com­ple­jo La no­ve­na edi­ción del Fes­ti­val de las Ar­tes, or­ga­ni­za­do por la Uni­ver­si­dad de las Ar­tes, se efec­tua­rá en La Ha­ba­na des­de es­te lu­nes has­ta el 17 de ju­nio. El even­to in­clu­ye en­tre sus ac­ti­vi­da­des va­rias ma­ni­fes­ta­cio­nes: plástica, mú­si­ca, tea­tro, li­te­ra­tu­ra y au­dio­vi­sua­les. Las pro­pues­tas es­tán a car­go prin­ci­pal­men­te de los estudiantes del Ins­ti­tu­to Su­pe­rior de Ar­te.

En la se­de del Pa­be­llón Cu­ba po­drá ver­se a par­tir del miér­co­les 13 el pro­yec­to co­lec­ti­vo cul­tu­ral, que la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra la Edu­ca­ción, la Cien­cia y la Cul­tu­ra (Unesco) ha de­cla­ra­do Pa­tri­mo­nio In­ma­te­rial de la Hu­ma­ni­dad.

Pre­ci­sa­men­te en la se­de de esa en­ti­dad mul­ti­la­te­ral, en París, tu­vo lu­gar el pa­sa­do mar­tes una se­sión de­di­ca­da a la rum­ba y al pun­to cu­bano, dos ex­pre­sio­nes in­clui­das en la lis­ta del Pa­tri­mo­nio In­ma­te­rial por un co­mi­té de ex­per­tos in­ter­na­cio­na­les. “La rum­ba es in­te­li­gen­te, en la rum­ba ca­be to­do, es la voz de los que no tu­vie­ron voz, mues­tra de la crea­ti­vi­dad de un pue­blo que se ha va­li­do de ella pa­ra en­fren­tar sus con­tin­gen­cias”, di­jo Bar­net.

Tim­ba­la­ye, un gru­po pro­mo­tor cul­tu­ral ra­di­ca­do en Roma, es im­pul­sor de dis­tin­tas ini­cia­ti­vas pa­ra “abrir­le” ca­mino a la rum­ba. “Aun­que la rum­ba se abre ca­mino ella mis­ma”, afir­ma su pre­si­den­te, el bai­la­rín y co­reó­gra­fo Uli­ses Mora. En el ve­rano or­ga­ni­zan jun­to a otras ins­ti­tu­cio­nes cu­ba­nas una ru­ta que lle­ga a di­fe­ren­tes ciu­da­des del país, que im­pli­ca a los ar­tis­tas de las co­mu­ni­da­des, a los cul­to­res na­tu­ra­les de esa ex­pre­sión.

La pro­fe­so­ra Irma Castillo, vi­ce­pre­si­den­ta de Tim­ba­la­ye, es­tá con­ven­ci­da de que el pue­blo no de­ja­rá mo­rir la rum­ba. “Pe­ro su fuer­za es tal que pue­de con­mo­ver más allá de nues­tras fron­te­ras. Por eso la rum­ba tie­ne tan­tos ca­mi­nos”.

En la Uni­ver­si­dad de la Sa­pien­za, una de las más an­ti­guas de Eu­ro­pa, Mi­guel Bar­net le en­tre­gó el Pre­mio In­ter­na­cio­nal Fer­nan­do Ortiz al pro­fe­sor An­to­nino Co­la­jan­ni, un gran co­no­ce­dor de la cul­tu­ra cu­ba­na y colaborador ha­bi­tual del gru­po Tim­ba­la­ye....

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.