La in­con­for­mi­dad de Aman­da

Trabajadores - - BUZÓN ABIERTO -

Co­mo es tra­di­cio­nal, des­pués de bus­car y no en­con­trar res­pues­tas trans­pa­ren­tes o so­lu­cio­nes a sus in­quie­tu­des en las instituciones en­car­ga­das de aten­der­las, los lec­to­res se re­mi­ten a Bu­zón abier­to.

Ese es el ca­so de la tu­ne­ra Aman­da Bueno Ri­ve­ro, ve­ci­na de ca­lle 24, nú­me­ro 18, en­tre 13 y 18, Puer­to de Ma­na­tí, quien sien­te des­am­pa­ro, se­gún ex­pli­ca en su mi­si­va.

Di­ce que que­dó dis­po­ni­ble des­de el 2011 en el cen­tro de des­pa­li­llo de ta­ba­co al igual que otros tra­ba­ja­do­res, y les in­for­ma­ron que en­tra­rían en una bol­sa de em­pleo, con prio­ri­dad de ubi­ca­ción pa­ra ellos y los con­tra­ta­dos por tiem­po de­ter­mi­na­do.

Y es co­mo si la bol­sa no tu­vie­ra fon­do, ya que to­da­vía si­gue es­pe­ran­do, y lo que más la in­quie­ta es que el com­pro­mi­so nun­ca se ha te­ni­do en cuen­ta, pues en la ca­si to­ta­li­dad las pla­zas son ocu­pa­das por per­so­nas sin víncu­lo la­bo­ral o ju­bi­la­das.

En su car­ta ilus­tra el es­ce­na­rio más re­cien­te de las vio­la­cio­nes que, en su cri­te­rio, se es­tán co­me­tien­do. Tie­ne que ver con la apro­ba­ción de una com­pa­ñe­ra que nun­ca ha tra­ba­ja­do, co­mo cus­to­dio del par­que infantil de su co­mu­ni­dad.

Es­to su­ce­dió —ex­pre­sa— aun­que las au­to­ri­da­des lo­ca­les co­no­cían de su in­te­rés y ne­ce­si­dad de in­cor­po­rar­se, de ca­ra a la ju­bi­la­ción, pro­ce­so que en­fren­ta­rá en una con­di­ción na­da ven­ta­jo­sa, en tan­to de sus 24 años de tra­ba­jo en el ta­ba­co so­lo tie­ne 14 re­co­no­ci­dos. “Los res­tan­tes no obran en mi ex­pe­dien­te la­bo­ral por­que los do­cu­men­tos no fue­ron bien cui­da­dos por los res­pon­sa­bles”, sub­ra­ya.

Aman­da afir­ma que la si­tua­ción con la bol­sa de em­pleo es la de mu­chos de­cla­ra­dos dis­po­ni­bles en la zo­na cos­te­ra don­de ha­bi­ta y en la cual no abun­dan las ofer­tas de tra­ba­jo.

An­te es­te re­cla­mo es per­ti­nen­te va­lo­rar lo re­fe­ri­do en el pun­to 27 del do­cu­men­to Ba­ses pa­ra el For­ta­le­ci­mien­to de la Mi­sión del Mo­vi­mien­to Sin­di­cal Cu­bano, que por es­tos días ana­li­zan los co­lec­ti­vos de to­do el país co­mo par­te del pro­ce­so or­gá­ni­co del XXI Con­gre­so de la CTC.

Y ci­to: “An­te los ne­ce­sa­rios pro­ce­sos de reor­de­na­mien­to la­bo­ral hay que pro­mo­ver y exi­gir des­de el sin­di­ca­to, que los tra­ba­ja­do­res que re­sul­ten dis­po­ni­bles e in­te­rrup­tos de­ri­va­dos de si­tua­cio­nes ob­je­ti­vas no que­den de­sam­pa­ra­dos (…). Ello re­quie­re de una eva­lua­ción pun­tual en el con­tex­to ac­tual”. | Jorge Pé­rez Cruz

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.