Un cri­te­rio sin­di­cal in­tere­san­te

Trabajadores - - NACIONALES -

La Cen­tral de Tra­ba­ja­do­res de Cu­ba (CTC) me­re­ce un es­pa­cio ex­plí­ci­to en el Pro­yec­to de Cons­ti­tu­ción de la República de Cu­ba, pien­sa des­de ha­ce mu­cho tiem­po Da­go­ber­to Ro­jas Pé­rez, el hom­bre que por 29 años es­tu­vo al fren­te de la Es­cue­la Pro­vin­cial de Ca­pa­ci­ta­ción de es­ta or­ga­ni­za­ción sin­di­cal en la pro­vin­cia de Ma­tan­zas.

El Más­ter en Cien­cias de la Edu­ca­ción ojea el nue­vo pro­yec­to de Car­ta Mag­na y se de­tie­ne en el Tí­tu­lo I: Fun­da­men­tos Po­lí­ti­cos. “Con­si­de­ro que jus­to aquí, en el Ca­pí­tu­lo I, so­bre los prin­ci­pios fun­da­men­ta­les de la na­ción, se de­be­ría alu­dir a la CTC. So­lo se men­cio­na en el ar­tícu­lo 5 al Par­ti­do Co­mu­nis­ta, en el 6, a la Unión de Jó­ve­nes Co­mu­nis­tas, y lue­go, en el 14, se re­co­no­cen a otras or­ga­ni­za­cio­nes de ma­sas y so­cia­les. Mi pro­pues­ta es sa­car­la de es­te gru­po y de­di­car­le el lu­gar que se ha ga­na­do por mé­ri­to pro­pio.

“Hay que re­cor­dar, ar­gu­men­ta, que nues­tras lu­chas obre­ras no sur­gie­ron ayer. Tie­nen cien­to y tan­tos años. Cuan­do se lee que en el año 1865 co­men­za­ron a pu­jar las pri­me­ras ac­cio­nes sin­di­ca­lis­tas en Cu­ba y que des­pués Lá­za­ro Pe­ña fun­da­ra en 1939 la Con­fe­de­ra­ción de Tra­ba­ja­do­res de Cu­ba, uno se da cuen­ta del tiem­po de lu­cha, aun­que fue la Re­vo­lu­ción cu­ba­na la que le dio el ver­da­de­ro po­der al mo­vi­mien­to sin­di­cal”.

Ro­jas Pé­rez, al fren­te del Gru­po Pro­vin­cial de Coor­di­na­ción de Ca­pa­ci­ta­ción en la CTC yu­mu­ri­na, ase­gu­ra que “los tra­ba­ja­do­res y el mo­vi­mien­to sin­di­cal cu­bano tie­nen una al­ta res­pon­sa­bi­li­dad. No por gus­to Fi­del lo lla­mó la co­lum­na ver­te­bral del país, y no so­lo por­que el sin­di­ca­lis­mo ayu­da a trans­for­mar la eco­no­mía y su tiem­po de exis­ten­cia, sino por la ac­tua­ción que desa­rro­lla el sin­di­ca­to, sus afi­lia­dos.

“In­cluir­la ex­plí­ci­ta­men­te con­tri­bui­ría a un ma­yor res­pe­to al tra­ba­jo, a la pro­duc­ción, a los tra­ba­ja­do­res. Y se le ha­ría ho­nor a una or­ga­ni­za­ción re­pre­sen­ta­ti­va de los ca­si 4 mi­llo­nes de per­so­nas que mue­ven la eco­no­mía, y que es, ade­más, he­re­de­ra de los más pu­ros idea­les de re­vo­lu­cio­na­rios co­mo Al­fre­do Ló­pez, el pro­pio Ru­bén Mar­tí­nez Villena, Ju­lio An­to­nio Me­lla y otros va­le­ro­sos di­ri­gen­tes”. | Jua­ni­ta Per­do­mo

“La CTC se ha ga­na­do un in­dis­cu­ti­ble pres­ti­gio”, ase­gu­ra Da­go­ber­to Ro­jas. | fo­to: Nor­yis

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.