“Gran­ma to­da­vía es­tá vi­vo”, Car­los Mar­tí

Trabajadores - - DEPORTES - | Joel García

Los Ala­za­nes de Gran­ma, campeones na­cio­na­les en las dos úl­ti­mas cam­pa­ñas, no han en­con­tra­do su pa­so ga­na­dor cuan­do la ac­tual se­rie ya so­bre­pa­só la mi­tad del ca­len­da­rio. Na­die me­jor que su di­rec­tor, Car­los Mar­tí, pa­ra ex­pli­car qué sucede con sus mu­cha­chos sin caer en jus­ti­fi­ca­cio­nes, tal y co­mo nos acla­ró des­de que lo abor­da­mos en el es­ta­dio Hé­roes de Ma­ya­be­que es­ta semana.

¿A qué se de­be un ini­cio tan in­cier­to y el lu­gar de­ci­mo­cuar­to en la ta­bla de po­si­cio­nes?

Hay cua­tro de nues­tros me­jo­res pe­lo­te­ros le­sio­na­dos en es­tos mo­men­tos y ca­si des­de el co­mien­zo de la Se­rie, en­tre ellos a dos pít­che­res Lean­dro Mar­tí­nez y Ya­nier Gon­zá­lez, en quie­nes de­bían re­caer la ma­yor can­ti­dad de triun­fos en es­ta eta­pa.

El equi­po tam­po­co es­tá ba­tean­do lo que es­pe­rá­ba­mos y de acuer­do con el ni­vel que te­ne­mos. Por ejem­plo, Lá­za­ro Ce­de­ño el año pa­sa­do dio 20 jon­ro­nes y has­ta aho­ra no ha da­do nin­guno.

No quie­re de­cir eso que he­mos ti­ra­do la toa­lla. To­dos los días ha­bla­mos con ellos, ape­la­mos a la psi­co­lo­gía y a la ex­pe­rien­cia del co­lec­ti­vo de di­rec­ción por­que en es­te ti­po de cam­peo­na­to tan cor­to no hay tiem­po pa­ra re­cu­pe­rar­se. Si las co­sas no sa­len co­mo se pla­ni­fi­ca­ron pue­des que­dar fue­ra de la se­gun­da fa­se.

¿Las le­sio­nes tu­vie­ron al­go que ver con ma­la pre­pa­ra­ción?

No, son co­sas pro­pias del de­por­te. Roel San­tos se vi­ró el to­bi­llo ju­gan­do cen­ter field y se hi­zo un es­guin­ce gra­do dos. Yoel­kis Cés­pe­des es­tu­vo 20 días de re­po­so mé­di­co por un pro­ble­ma mus­cu­lar en la pier­na. Y en el ca­so de Lean­dro tu­vo pro­ble­mas en su mano de lan­zar una vez ini­cia­da la Se­rie.

¿Cuán­to pu­do ha­ber in­flui­do su au­sen­cia en la pre­pa­ra­ción?

Mi pre­sen­cia no es tan im­pres­cin­di­ble por­que ahí es­ta­ban los com­pa­ñe­ros que han tra­ba­ja­do con­mi­go en los úl­ti­mos años y tie­nen una pro­ba­da ca­pa­ci­dad. El plan de en­tre­na­mien­to era el mis­mo y aun­que es­tu­ve fue­ra esa ra­zón no de­be to­mar­se en cuen­ta. En es­tos mo­men­tos es­ta­mos en­fras­ca­dos en ver có­mo lo­gra­mos que des­pier­te la ofen­si­va del equi­po, pues es nues­tro pun­to más fuer­te. Sa­be­mos que el pit­cheo no tie­ne esa gran ca­li­dad des­de el pun­to de vis­ta com­pe­ti­ti­vo, pe­ro si se ba­tea co­mo lo he­mos he­cho siem­pre sal­dre­mos de es­te mal mo­men­to.

¿Al­gu­na no­ti­cia de la re­in­cor­po­ra­ción de los le­sio­na­dos?

Ya Cés­pe­des em­pe­zó es­ta sub­se­rie con­tra Ma­ya­be­que, Roel San­tos y Lean­dro Mar­tí­nez deben in­cor­po­rar­se fren­te a Pi­nar del Río. Al me­nos eso me di­je­ron los mé­di­cos. Fí­ja­te si nos ha afec­ta­do es­ta si­tua­ción que pu­si­mos a los ju­ga­do­res de cua­dro a de­fen­der los jar­di­nes. Pe­ro in­sis­to que no es­toy jus­ti­fi­can­do na­da. Las co­sas que nos hi­cie­ron campeones ha­ce unos me­ses no han sa­li­do co­mo es­pe­rá­ba­mos.

¿Los atle­tas ju­ve­ni­les no han si­do tam­po­co buenos su­plen­tes?

Te­ne­mos en la pro­vin­cia pe­lo­te­ros en la ca­te­go­ría ju­ve­nil con mu­cha pers­pec­ti­va, pe­ro es­to es un sis­te­ma que no tie­ne al­tas y ba­jas y por tan­to cuan­do se da la nó­mi­na de 40 no pue­de ha­ber cam­bios. Hay un pit­cher zur­do de ca­li­dad, otro ba­tea­dor que qui­zás hu­bié­ra­mos que­ri­do su­bir, pe­ro no po­de­mos. Ade­más, se nos di­jo que ellos em­pe­za­ban sus en­tre­na­mien­tos den­tro de po­co y no iban a es­tar ap­tos pa­ra la Se­rie.

En con­di­ción de men­tor de nues­tra se­lec­ción na­cio­nal en los dos úl­ti­mos años pu­die­ra dar­nos una va­lo­ra­ción de la Se­rie.

Lo que más me gus­ta es lo bas­tan­te pa­re­ja que es­tá sien­do, so­bre to­do en­tre los ocho pri­me­ros. El pú­bli­co es­tá asis­tien­do a los es­ta­dios. Hay ri­va­li­dad, pe­ro nos fal­ta ca­li­dad. Pa­ra lle­gar al ni­vel que te­nía­mos 20 años atrás es po­co a po­co y ha­ce fal­ta tra­ba­jar en la ba­se y con más re­cur­sos. El In­der es­tu­dia eso, pe­ro pa­ra bus­car de­sa­rro­llo arri­ba hay que tra­ba­jar bas­tan­te en las ca­te­go­rías in­fe­rio­res

¿Un úl­ti­mo pa­ra la afición? co­men­ta­rio

Gran­ma to­da­vía es­tá vi­vo. To­dos los días sa­li­mos con ese es­pí­ri­tu. A ve­ces con el ar­ma­men­to que tie­nes no pue­des com­ba­tir con la ca­li­dad que qui­sie­ras, pe­ro va­mos a se­guir lu­chan­do. He­mos te­ni­do un mo­men­to di­fí­cil y que­re­mos re­cu­pe­rar­nos. El equi­po de San­cti Spí­ri­tus no tu­vo ri­va­les en la fi­nal na­cio­nal de sóft­bol de los IX Jue­gos De­por­ti­vos de los Tra­ba­ja­do­res que se ce­le­bró es­te fin de semana en el es­ta­dio Juan Ea­lo, de La Ha­ba­na. Los di­ri­gi­dos ha­ce más de cin­co años por Jai­me Ro­drí­guez tu­vie­ron en la ofen­si­va un ar­ma le­tal y pro­du­je­ron 62 ca­rre­ras en tres co­te­jos.

“El ba­teo siem­pre ha si­do nues­tra prin­ci­pal ar­ma, más allá de que tra­ba­ja­mos to­dos los pa­rá­me­tros de jue­go de for­ma in­ten­sa en la pre­pa­ra­ción”, di­jo Ro­drí­guez.

Agre­gó que fue un tor­neo bas­tan­te fuer­te y su ob­je­ti­vo era el pri­mer lu­gar. Nos en­tre­ga­mos con el co­ra­zón y ahí es­tá el re­sul­ta­do: ga­nar in­vic­tos. El plan­tel, que per­te­ne­ce al Sin­di­ca­to del Co­mer­cio, la Gas­tro­no­mía y los Servicios, mos­tró siem­pre cohe­sión y se­gún los pro­pios soft­bo­lis­tas el éxi­to La an­sie­dad es­tá la­tien­te en las gra­das del Pe­dro Marrero. Los hinchas agi­tan ban­de­ras cu­ba­nas. Un afi­cio­na­do no so­por­ta la es­pe­ra ni la dis­tan­cia, pa­re­cie­ra co­mo si pre­ten­die­se en­trar al cam­po de jue­go. Un par de jó­ve­nes sue­ñan des­pier­tos: se ima­gi­nan a Cu­ba ga­nan­do la Co­pa Oro o cla­si­fi­can­do pa­ra el pró­xi­mo Mun­dial.

Por fin pi­san la gra­ma del an­ti­guo es­ta­dio La Tro­pi­cal los on­ce ju­ga­do­res ti­tu­la­res de la Ma­yor de las An­ti­llas. Los ído­los lo­ca­les re­ci­ben gri­tos des­me­su­ra­dos. Qui­zás no son tan per­fec­tos ni es­pec­ta­cu­la­res co­mo los bra­si­le­ños o ar­gen­ti­nos, pe­ro son los que po­nen en al­to las cua­tro le­tras de Cu­ba.

Los nues­tros co­men­za­ron su an­da­du­ra en la Li­ga de Na­cio­nes de la Conca­caf con­tra las Is­las Tur­cas y Cai­cos, úl­ti­mo lu­gar en el ran­king de la Fifa. Los an­fi­trio­nes, di­ri­gi­dos por Raúl Me­de­ros, to­ma­ron las rien­das del par­ti­do des­de el pri­mer mi­nu­to y de­rro­ta­ron 11-0 al mo­des­to ri­val. ¿Un pun­to de in­fle­xión de ca­ra a los ve­ni­de­ros com­pro­mi­sos in­ter­na­cio­na­les?

| fo­to: Isa­bel Aguilera Agui­lar

| fo­to: Isa­bel Aguilera Agui­lar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.