¿Irra­cio­na­li­dad co­lec­ti­va?

Diario Libre (Republica Dominicana) - - Opinión -

Los re­cu­rren­tes lla­ma­dos a huel­gas y pa­ros en el sec­tor mé­di­co y en el ma­gis­te­rio se sue­len atri­buir al pe­so de un di­ri­gen­te o de una fi­gu­ra, pe­ro no pue­de ser así, pues esas ins­ti­tu­cio­nes son di­ri­gi­das por un co­lec­ti­vo.

No se tra­ta de em­pre­sas fa­mi­lia­res don­de el ca­be­za de fa­mi­lia to­ma to­das las de­ci­sio­nes. Se tra­ta de or­ga­nis­mos for­ma­dos por pro­fe­sio­na­les, mu­chos de ellos con lar­ga vi­da pro­fe­sio­nal y aca­dé­mi­ca, que de­ben co­no­cer mé­to­dos al­ter­na­ti­vos pa­ra el lo­gro de sus ob­je­ti­vos ins­ti­tu­cio­na­les.

Es cier­to que mu­chas ins­ti­tu­cio­nes se rin­den an­te la fi­gu­ra su­pe­rior de un je­fe o cau­di­llo, pe­ro en or­ga­ni­za­cio­nes pro­fe­sio­na­les esa de­bie­ra ser la ex­cep­ción. Sin em­bar­go, cuan­do se ana­li­za la his­to­ria de en­ti­da­des co­mo la Aso­cia­ción Mé­di­ca Do­mi­ni­ca­na, con­ver­ti­da lue­go en Co­le­gio se ob­ser­va que el com­por­ta­mien­to es el mis­mo no im­por­ta quién la pre­si­da.

Es de­cir, es­ta­mos en pre­sen­cia de un com­por­ta­mien­to or­ga­ni­za­cio­nal, no fren­te al arre­ba­to per­so­nal de un di­ri­gen­te. Las ra­zo­nes de esa con­duc­ta hay que bus­car­las en­ton­ces en otros cau­sa­les y en la res­pues­ta tra­di­cio­nal a ellas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.