Si que­re­mos pla­yas... ¡sal­ve­mos al pez lo­ro!

Arran­ca una cam­pa­ña pa­ra des­mo­ti­var su con­su­mo

Diario Libre (Republica Dominicana) - - Noticias | Opinión Revista Deportes Planeta -

SAN­TO DO­MIN­GO. ¿Ca­ri­be? Pla­yas pa­ra­di­sía­cas de fi­na are­na blan­ca en con­tras­te con un her­mo­so azul tur­que­sa. Lo da­mos por des­con­ta­do. Han es­ta­do ahí por siglos y es­ta­rán otro tan­to. ¿O no?

De­pen­de de có­mo las tra­te­mos. No son so­lo el re­cla­mo pu­bli­ci­ta­rio que mue­ve el mo­tor del tu­ris­mo y es el pai­sa­je que ad­mi­ra­mos. La are­na de nues­tras pla­yas es uno de los mu­chos com­po­nen­tes del eco­sis­te­ma ma­rí­ti­mo que nos ro­dea.

Y en es­te com­ple­jo en­tra­ma­do de vi­da que es una cos­ta, uno de los pro­ta­go­nis­tas prin­ci­pa­les es el pez lo­ro, co­no­ci­do tam­bién co­mo pez co­to­rra.

Es­ta es­pe­cie po­see dien­tes fusionados en­tre sí, que for­man una es­pe­cie de pla­ca con­ti­nua pa­re­ci­do al pi­co de un lo­ro o co­to­rra. La usan pa­ra raer ro­cas, co­ra­les y ex­traer mi­cro­al­gas, que son la fuen­te principal de su ali­men­to ga­ran­ti­zan­do la via­bi­li­dad del eco­sis­te­ma arre­ci­fal. Es­ta es par­te de la ex­pli­ca­ción con que el Mi­nis­te­rio de Me­dio Am­bien­te ar­gu­men­ta­ba la prohi­bi­ción de su pes­ca que exis­te ac­tual­men­te.

Es muy sen­ci­llo. Sin pez lo­ro y sin pez doc­tor, sin es­ta la­bor de pas­to­reo y cui­da­do de los arre­ci­fes que ha­cen es­tas es­pe­cies, no ten­dría­mos her­mo­sas pla­yas de are­na fi­na.

Un ejem­plar de pez lo­ro pue­de lle­gar a pro­du­cir 220 li­bras de are­na al año. Son pe­ces her­ví­bo­ros indispensables pa­ra la sa­lud de los co­ra­les, ya que es­tos pue­den re­sul­tar as­fi­xia­dos por las al­gas. Por es­to es tan im­por­tan­te man­te­ner un ba­lan­ce en el cre­ci­mien­to al­gal y es­to se pue­de lo­grar por me­dio de los pe­ces lo­ro, de acuer­do a un do­cu­men­to de la FAO.

Cam­pa­ña

Des­de ha­ce unos años, pri- me­ro por ini­cia­ti­va de con­ser­va­cio­nis­tas y or­ga­ni­za­cio­nes co­mo Reef Check y des­pués con nor­ma­ti­vas emi­ti­das por el Mi­nis­te­rio de Me­dio Am­bien­te y el apo­yo de em­pre­sas, en es­te ca­so CCN a tra­vés de sus mar­cas (an­tes Ca­sa Cues­ta, aho­ra Jum­bo), se tra­ta de sal­var al pez lo­ro.

Su principal enemi­go es la pes­ca in­dis­cri­mi­na­da. Ade­más de las nor­ma­ti­vas le­ga­les y las san­cio­nes apli­ca­das a quie­nes las in­cum­plen, hay una ma­ne­ra de pro­te­ger­lo. Si no lo con­su­mi­mos, no se­rá ne­go­cio pes­car­lo. Esa es la cam­pa­ña que el Mi­nis­te­rio y Jum­bo des­ple­ga­rán por las pla­yas de to­do el país es­ta Semana Santa. Sin rodeos: no co­mas pez lo­ro. Las pla­yas ha­blan.

No es la úni­ca es­pe­cie en ve­da por es­tos mo­ti­vos. El Ministro de Me­dio Am­bien­te y Re­cur­sos Na­tu­ra­les Fran­cis­co Domínguez Bri­to, anun­ció en ju­nio de 2017 la prohi­bi­ción a ni­vel na­cio­nal de to­das las es­pe­cies de ti­bu­rón y raya por tiem­po in­de­fi­ni­do. La del pez lo­ro y pez doc­tor, por dos años y la del eri­zo ne­gro por 5 años.

Es­ta Semana Santa, cuan­do acu­da a su des­tino, ve­rá el men­sa­je. Las pla­yas ha­blan, “si quie­res ca­mi­nar por es­ta are­na, no co­mas pez lo­ro”.

MAR­VIN DEL CID

Los pe­ces her­ví­bo­ros pas­to­rean los co­ra­les y pro­du­cen la are­na que for­ma nues­tras pla­yas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.