FU­TU­RO. HI­PO­TE­CA­DO.

Fran­cis­co Me­jía co­bra­ría 40% de sa­la­rio GL El pres­ta­mis­ta pro­yec­ta ga­nar­se un 2677%

Diario Libre (Republica Dominicana) - - Portada - Nat­ha­nael Pé­rez Ne­ró Re­dac­tor Se­nior Npe­rez@dia­rio­li­bre.com

Fran­cis­co Me­jía, un co­ti­za­do pros­pec­to que jue­ga a ni­vel Tri­ple A pa­ra los In­dios de Cle­ve­land, ha de­man­da­do en una cor­te en De­la­wa­re, Estados Unidos, la anu­la­ción de un con­tra­to que fir­mó con una em­pre­sa a la que en­tre­ga­ba el 10% de los ingresos que de­ven­ga­ría co­mo pe­lo­te­ro de Gran­des Li­gas. Me­jía to­mó un cré­di­to de US$360,000 a Big Lea­gue Ad­van­ce en 2016 a cam­bio del diez­mo de to­da su ca­rre­ra li­ga­ma­yo­ris­ta cuan­do las pro­yec­cio­nes in­di­ca­ban que te­nía po­ten­cial pa­ra de­ven­gar US$100 mi­llo­nes. Es­te ti­po de acuer­do es co­mún entre pro­me­te­do­res ju­ga­do­res la­ti­nos que no han ga­na­do gran di­ne­ro.

SAN­TO DO­MIN­GO. El nom­bre de Fran­cis­co Me­jía fue re­gis­tra­do en el dis­co du­ro de la gran ma­sa de se­gui­do­res del béis­bol en 2016 cuan­do ba­teó de hit por 50 jue­gos en fi­la en Cla­se A, la ma­yor can­ti­dad en 62 años, una ha­za­ña que dis­pa­ró sus bo­nos. Pe­ro entre sep­tiem­bre y di­ciem­bre de ese año, ale­gan­do pro­ble­mas de sa­lud de su ma­dre, es­te re­cep­tor hi­po­te­có su even­tual lle­ga­da a las Gran­des Li­gas, una de­ci­sión que aho­ra quiere dar mar­cha atrás, en los tri­bu­na­les. Me­jía, en­ton­ces con 20 años, acep­tó la ofer­ta de prés­ta­mo de Big Lea­gue Ad­van­ce, una em­pre­sa que se de­di­ca a fa­ci­li­tar di­ne­ro a ju­ga­do­res de las li­gas menores con­di­cio­na­das a por­cen­ta­jes de sus fu­tu­ros ingresos en la MLB.

Fue­ron tres des­em­bol­sos, el pri­me­ro de US$100 mil en­tre­ga­do en Cle­ve­land, y otros dos ce­di­dos en el ae­ro­puer­to de Mia­mi y un ho­tel en el país que lle­van la su­ma has­ta US$360 mil por el 10% de los sa­la­rios del ju­ga­dor en el Big Show.

Un ne­go­cio re­don­do y ries­go­so pa­ra la com­pa­ñía pro­pie­dad del ex re­le­vis­ta Mi­chael Sch­wi­mer en torno a un clien­te que las pro­yec­cio­nes lo­ga­rít­mi­cas ci­fra­ba su po­ten­cial en US$100 mi­llo­nes en sa­la­rios a tra­vés de su ca­rre­ra. Una in­ver­sión que de­vol­ve­ría el 2677%, es de­cir, US$10,000,000. Pe­ro en la que se arries­ga a per­der­lo to­do si el atle­ta no cum­ple el mí­ni­mo de ex­pec­ta­ti­vas.

Em­pe­zar a pa­gar

El ba­ni­le­jo con­ti­nuó en 2017 con su as­cen­so me­teó­ri­co, los In­dios lo lla­ma­ron en sep­tiem­bre pa­ra ju­gar el úl­ti­mo mes en la es­cua­dra “gran­de” (11 par­ti­dos) y, de acuer­do con los do­cu­men­tos en la cor­te (que pri­me­ro re­ve­ló Jerry Cras­nick de ESPN.COM) cuan­do en di­ciem­bre se pre­sen­ta­ron en su ho­gar los co­bra­do­res a bus­car los US$9,063 co­rres­pon­dien­te a los pri­me­ros US$90,630 que ga­nó co­mo bi­glea­guers el ju­ga­dor rehu­só pa­gar has­ta que ce­dió al ser ad­ver­ti­do de que po­dían im­pe­dir que si­ga ju­gan­do béis­bol.

El pe­lo­te­ro con­tra­tó abo­ga­dos y so­me­tie­ron una de­man­da de nu­li­dad de con­tra­to el 21 de fe­bre­ro en De­la­wa­re (don­de tie­ne se­de la em­pre­sa), una en la que ale­gan que BLA uti­li­zó “co­rre­do­res”, ter­ce­ros que los fuer­zan a fi­char, ade­más de que los tres con­tra­tos fue­ron fir­ma­dos sin tra­duc­to­res y que el ju­ga­dor no ha­bla in­glés.

La res­pues­ta le­gal de BLA des­car­ta to­dos los ale­ga­tos y adu­ce que el hoy an­te­sa­lis­ta que­ría un cuar­to abono. De he­cho, ale­gan que pa­sa­ban se­ma­nas ne­go­cian­do y pre­gun­ta­ron que si es­ta­ba cons­cien­te de que ten­dría que pa­gar US$50 mi­llo­nes si ga­na­ba US$500 MM en su ca­rre­ra, a lo que el ju­ga­dor res­pon­dió que sí.

De­man­da y con­tra­de­man­da pue­den ser leí­das ín­te­gras (en in­glés) en es­te ar­tícu­lo en la Web.

Pa­gar más que ga­nar

Ca­si la mi­tad del di­ne­ro su­pe­rior a US$300,000 al año que los equi­pos gi­ran a las cuen­tas de los pe­lo­te­ros son re­cor­ta­dos en im­pues­tos fe­de­ra­les, es­ta­ta­les, mu­ni­ci­pa­les y pa­gos a agen­tes, por lo que Me­jía en reali­dad co­bra­ría al­re­de­dor del 40% si se es­ta­ble­ce en Las Ma­yo­res.

Pe­ro el ca­so de Me­jía, quien re­ci­bió un bono de US$350,000 en 2012 cuan­do Cle­ve­land lo fir­mó con 17 años, es la pun­ta del Ice­berg en lo que es una cul­tu­ra entre jó­ve­nes la­ti­noa­me­ri­ca­nos con po­ten­cial y que DL pu­do co­no­cer con fuen­tes cer­ca­nas a ju­ga­do­res.

DL su­po de al me­nos dos ju­ga­do­res que re­ci­bie­ron bo­nos mi­llo­na­rios a la ho­ra de fir­mar en el lus­tro pa­sa­do y que hoy jue­gan en la MLB tam­bién ha­brían hi­po­te­ca­do el diez­mo de su sa­la­rio. A otro, que tam­bién re­ci­bió sie­te dí­gi­tos en su bono y pro­yec­to de­bu­tar en 2018, un pres­ta­mis­ta le ofer­tó US$2 mi­llo­nes en el mis­mo es­que­ma, pe­ro la fa­mi­lia del pros­pec­to lo re­cha­zó de for­ma ta­jan­te.

“Es­tos mu­cha­chos des­de que apa­re­ce al­guien que les ha­bla de di­ne­ro pres­ta­do se vuel­ven lo­cos. Es in­creí­ble lo que la gen­te ha­ce pa­ra en­ga­ñar a es­tos mu­cha­chos la­ti­nos con po­ca edu­ca­ción”, di­jo una fuen­te fa­mi­lia­ri­za­da con la in­dus­tria.

AP/CAR­LOS OSO­RIO

↑ Fran­cis­co Me­jía es un re­cep­tor que los In­dios han con­ver­ti­do en an­te­sa­lis­ta y jue­ga en AAA en la actualidad. Per­te­ne­ce a las Es­tre­llas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.