Ma­dre de Emely tes­ti­fi­ca y cau­sa con­mo­ción

Mar­lin llo­ró en el tri­bu­nal; mien­tras su hi­jo se aga­chó, no que­ría es­cu­char

Diario Libre (Republica Dominicana) - - Noticias - Wan­der San­ta­na

SAN FRAN­CIS­CO DE MACORÍS. Seis tes­ti­mo­nios fue­ron es­cu­cha­dos ayer en el jui­cio de fon­do por el ase­si­na­to de la ado­les­cen­te Emely Pe­gue­ro, en­tre ellos el con­mo­ve­dor re­la­to de Adal­gi­sa Po­lan­co, la ma­dre de la víc­ti­ma.

La se­ño­ra Po­lan­co ha­cía es­fuer­zos pa­ra no llo­rar y man­te­ner la paz mien­tras re­la­ta­ba so­bre la ar­mo­nio­sa re­la­ción fa­mi­liar que tu­vo con Mar­lin Mar­tí­nez y su hi­jo Mar­lon, an­tes de que es­tos su­pues­ta­men­te ase­si­na­ran a la me­nor en agos­to del año pa­sa­do.

La ma­dre de Emely Pe­gue­ro re­la­tó que co­no­ce a Mar­lon Mar­tí­nez des­de ni­ño y que con­si­de­ra­ba a Mar­lin co­mo par­te de su fa­mi­lia.

Di­jo que fue Mar­lin que le in­for­mó que Emely Pe­gue­ro es­ta­ba em­ba­ra­za­da, unos días en­tes de que és­ta des­apa­re­cie­ra. Ma­ni­fes­tó que le sor­pren­dió que su hi­ja Emely no le ha­ya di­cho del em­ba­ra­zo, pues te­nían mu­cha con­fian­za, pe­ro que a pe­sar de eso su pos­tu­ra fue “que ha­bía que sa­lir ade­lan­te” y con­ser­var el em­ba­ra­zo.

Tam­bién di­jo que su hi­ja te­nía cin­co me­ses de em­ba­ra­zo de un va­rón y que es­ta­ba muy en­tu­sias­ma­da, “te­nía has­ta el nom­bre que le pon­dría, se lla­ma­ría Ja­cob”.

Mien­tras Po­lan­co re­la­ta­ba su par­te de la his­to­ria, Mar­lon se man­tu­vo ca­biz­ba­jo y con las ma­nos so­bre la ca­be­za. Nun­ca mi­ró a la se­ño­ra Adal­gi­sa Po­lan­co. Mien­tras que Mar­lin llo­ra­ba cuan­do es­cu­cha­ba el tes­ti­mo­nio.

Adal­gi­sa Po­lan­co re­fi­rió que Emely sa­lió la ma­ña­na del 23 de agos­to del 2017 de su ca­sa, ubi­ca­da en la lo­ca­li­dad de Ce­no­ví, de San Fran­cis­co de Macorís. Ex­pli­có que Emely sa­lió con su no­vio, Mar­lon, quien la lle­va­ría a una clí­ni­ca de obs­te­tri­cia pa­ra re­co­ger los re­sul­ta­dos de unos aná­li­sis.

Las in­ves­ti­ga­cio­nes apun­tan que ese día Emely fue ase­si­na­da, pues no se su­po más de ella has­ta que su cuer­po fue en­con­tra­do en es­ta­do de des­com­po­si­ción.

En la au­dien­cia de ayer tam­bién es­cu­cha­ron al in­ves­ti­ga­dor de la Po­li­cía Na­cio­nal Danny Fer­nán­dez, quien reali­zó un ma­peo de lla­ma­das; tes­ti­fi­có Ge­na­ro Po­lan­co, pa­dre de Emely; ade­más de una her­ma­na la ado­les­cen­te; una mé­di­co gi­ne­có­lo­ga y una ami­ga de Mar­lin Mar­tí­nez, en cu­ya ca­sa se le hi­zo una prue­ba de em­ba­ra­zo ca­se­ra a Emely.

DANELIS SE­NA

Mar­lon se aga­cha al es­cu­char a Adal­gi­sa Po­lan­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.