Los Gi­gan­tes cam­bia­ron a Mays tras 20 cam­pa­ñas

Diario Libre (Republica Dominicana) - - Deportes - Bien­ve­ni­do Ro­jas

SAN­TO DO­MIN­GO. Lue­go de 20 tem­po­ra­das y 586 jon­ro­nes en su ca­rre­ra, el 14 de ma­yo de 1972 Wi­llie Mays vol­vió a New York pa­ra ju­gar con los Mets.

La le­yen­da ha­bía si­do cambiado por los Gi­gan­tes de San Fran­cis­co. Trae­mos el te­ma a la pa­les­tra por el tras­pa­so de Juan Fran­cis­co del Li­cey a los Gi­gan­tes del Ci­bao.

Pre­vio al ini­cio de la tem­po­ra­da de 1970, The Spor­ting News nom­bró a Mays el ju­ga­dor de la dé­ca­da. El 18 de ju­lio de 1970, Mays se con­vir­tió en el dé­ci­mo ju­ga­dor en arri­bar a 3000 hits, un sen­ci­llo en el no­veno con­tra Mi­ke We­ge­ner, de los Ex­pos de Mon­treal.

En 1972, al ini­ciar su cam­pa­ña 21 los Gi­gan­tes lo trans­fie­ren a los 41 años cuan­do ba­tea­ba .184.

El pri­mer par­ti­do de Mays con los Mets fue con­tra los Gi­gan­tes, el 14 de ma­yo de 1972, en el Shea Sta­dium. En la quin­ta en­tra­da a Don Ca­rrit­hers le co­nec­tó un jon­rón pa­ra rom­per un em­pa­te 4-4 y los Mets ga­na­ron, 5-4. Fue el HR 647 en la ca­rre­ra del mu­cha­cho de Ala­ba­ma.

Mays com­ple­tó con los Mets la tem­po­ra­da de 1972 y ju­gó en 1973 su úl­ti­ma cam­pa­ña en las ma­yo­res, en 66 en­cuen­tros en los que to­mó par­te, de­jó un pro­me­dio de .211, des­pi­dién­do­se co­mo ju­ga­dor ac­ti­vo en el me­jor es­ce­na­rio po­si­ble, la Se­rie

Mun­dial que el equi­po de Nue­va York sos­tu­vo con los Atlé­ti­cos de Oa­kland. Mays fle­tó 14 cua­dran­gu­la­res y col­gó los spi­kes dan­do 44 hits en 1973.

Des­pués que Mays se re­ti­ró si­guió sien­do una per­so­na­li­dad ac­ti­va, apa­re­cien­do en pro­gra­mas de te­le­vi­sión, pe­lí­cu­las y en otros me­dios no re­la­cio­na­dos con el de­por­te.

Mays sa­lió de Nue­va York en 1958 cuan­do los Gi­gan­tes se mu­da­ron a San Fran­cis­co, por lo que ju­gó la ma­yor par­te de su pri­me en el vien­to­so y frío Cand­les­tick Park. Cuan­do re­gre­só a la Gran Man­za­na con los Mets ya era de­ma­sia­do vie­jo. No re­ci­bió la aten­ción o los re­flec­to­res que Mic­key Mantle tu­vo. Fue con­tem­po­rá­neo de un gran­de co­mo Hank Aa­ron. Pe­ro Mays era ese ju­ga­dor úni­co. Era el me­jor ju­ga­dor “libra por libra” de to­dos ellos.

En 1979 Mays re­ci­bió el 94.7% de los vo­tos cuan­do fue ele­gi­do al Sa­lón de la Fa­ma.z

Wi­llie Mays

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.