De­bi­li­dad de las ideo­lo­gías

Ca­da can­di­da­to, por su­pues­to, tie­ne sus pro­pios cri­te­rios y pro­pues­tas, sus­cep­ti­bles de ser cla­si­fi­ca­dos ideo­ló­gi­ca­men­te

Diario Libre (Republica Dominicana) - - Noticias - Gvol­mar@diariolibr­e.com

Gus­ta­vo Vol­mar

An­te la pre­gun­ta de por quién va a vo­tar en las elec­cio­nes, es muy pro­ba­ble, ca­si se­gu­ro, que los en­cues­ta­dos men­cio­nen al­guno de los nom­bres de los can­di­da­tos. Di­rán que vo­ta­rán por Abi­na­der, Leo­nel, Gon­za­lo o qui­zás otro de los con­ten­dien­tes. Su res­pues­ta re­fle­ja la reali­dad de la si­tua­ción elec­to­ral del país, don­de las di­fe­ren­cias ideo­ló­gi­cas no son de­ter­mi­nan­tes. Los en­cues­ta­dos men­cio­nan nom­bres por­que es­ta­rán vo­tan­do por per­so­nas, no por co­rrien­tes del pen­sa­mien­to po­lí­ti­co.

Ca­da can­di­da­to, por su­pues­to, tie­ne sus pro­pios cri­te­rios y pro­pues­tas, sus­cep­ti­bles de ser cla­si­fi­ca­dos ideo­ló­gi­ca­men­te. Pe­ro los planteamie­ntos no van por el la­do de trans­for­mar ra­di­cal­men­te la es­truc­tu­ra so­cial del país, es­tan­do en­fo­ca­dos en as­pec­tos pun­tua­les den­tro del es­que­ma vi­gen­te, en asun­tos co­mo la sa­lud, la in­clu­sión, la jus­ti­cia, la deu­da, el des­em­pleo, el gas­to pú­bli­co, la in­se­gu­ri­dad y otros asun­tos que los vo­tan­tes con­si­de­ran prio­ri­ta­rios.

Por esa ra­zón, da­dos los per­jui­cios eco­nó­mi­cos se­cue­la de la pan­de­mia, en las de­ci­sio­nes de los vo­tan­tes pe­sa­rán mu­cho las con­si­de­ra­cio­nes acer­ca de cuál can­di­da­to po­drá con­du­cir me­jor al país ha­cia la nor­ma­li­za­ción de sus ac­ti­vi­da­des. Otros te­mas se­rán sin du­da re­le­van­tes, pe­ro la per­cep­ción acer­ca de su ca­pa­ci­dad es­tra­té­gi­ca y ge­ren­cial se­rá pre­pon­de­ran­te.

Mu­chos ce­le­bran la de­bi­li­dad de las ideo­lo­gías en nues­tro país. Hay que re­co­no­cer que ellas pue­den con­du­cir a di­fe­ren­cias irre­con­ci­lia­bles, ac­ti­tu­des in­tran­si­gen­tes, com­por­ta­mien­tos vio­len­tos y pre­fe­ren­cias irre­fle­xi­vas. Am­bien­tes en los que las ideo­lo­gías do­mi­nan las con­duc­tas elec­to­ra­les, pro­mue­ven re­sul­ta­dos irra­cio­na­les cu­yas con­se­cuen­cias fu­tu­ras pue­den ser ca­la­mi­to­sas. Pe­ro siem­pre exis­te un la­do os­cu­ro, un cos­to que hay que pa­gar. Sin con­te­ni­do ideo­ló­gi­co que las li­mi­te y com­pen­se, las ofer­tas po­pu­lis­tas de can­di­da­tos irres­pon­sa­bles tie­nen más opor­tu­ni­dad de flo­re­cer, pro­pi­cian­do que los comicios de­ri­ven ha­cia una com­pe­ten­cia de pro­me­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.